Cómo aliviar y prevenir el dolor provocado por los gases

La acumulación de gases intestinales (llamada meteorismo), provoca varios síntomas fácilmente identificables: abdomen hinchado, aumento de la cantidad de aire eliminado por la boca (eructos), ruidos intestinales y dolor abdominal. Este último puede llegar a ser bastante molesto, pero se puede aliviar si se siguen algunos consejos.

Por qué aparece el dolor de gases

Los gases se producen en el intestino delgado y pueden tener su origen en varias causas:

  • Ciertos hábitos alimenticios. Se traga aire inconscientemente al hablar mientras se come, al masticar deprisa y al beber con pajita.
  • Ingesta de bebidas carbonatadas.
  • Los gases que se producen durante la fermentación de los alimentos en el colon, especialmente cuando éstos tienen mucha fibra. 
  • El uso de medicamentos que alteran la flora intestinal.
  • Circulación de algunos gases de la sangre al intestino.

Asimismo, los gases pueden ser síntoma de una enfermedad gastrointestinal como la intolerancia a la lactosa, la gastritis, la enfermedad de Crohn o el síndrome del intestino irritable. Por ello, si los síntomas de gases son persistentes se debe acudir al médico para que analice su posible relación con alguna enfermedad.

Cómo aliviar el dolor de gases

Para aliviar el dolor provocado por la acumulación de gases se pueden seguir varios consejos.

  • Hacerse un masaje: un sencillo masaje puede aliviar el dolor de gases y ayudar a la expulsión de los mismos. Para hacerlo hay que colocar los dedos en la parte alta del estómago (bajo las costillas) y friccionar varias veces de arriba a abajo. También se pueden usar los dedos para realizar suaves masajes circulares sobre el abdomen en el sentido de las agujas del reloj, como si se estuviera empujando los gases fuera del cuerpo. 
  • Presionar el abdomen: una forma eficaz de eliminar los gases es comprimir el abdomen. Para ello hay que acostarse boca arriba y doblar las rodillas, presionándolas sobre la barriga con ayuda de los brazos.
  • Levantarse: ante el dolor de gases no es recomendable quedarse sentado ni tumbado. Está demostrado que el movimiento ayuda a eliminar los gases y a reducir la hinchazón. Por ello lo mejor es levantarse y caminar un poco.
  • Tomar té de hinojo con toronjil: posee propiedades antiespasmódicas que ayudan a eliminar los gases y a disminuir el dolor.
  • Realizar un ejercicio de alivio del dolor: existen varios ejercicios que ayudan a reducir el dolor de gases. Uno de ellos consiste en tumbarse sobre el suelo con las rodillas flexionadas y los brazos por encima de la cabeza. A continuación hay que girar la cadera para llevar las rodillas a un lado, respirar suavemente y girar despacio hacia el otro lado. Para hacerlo bien hay que procurar que el tronco y los hombros no se muevan, sino que sólo giren las piernas.
  • Aplicar calor en la barriga con una almohadilla térmica: el calor relaja los músculos del intestino, ayudando a que el gas circule. Además puede reducir la sensación de dolor.
  • Tomar fármacos antiflatulentos, como los derivados de la simeticona o dimeticona. 

Cómo prevenir el dolor de gases

Dado que la aparición de los gases está muy relacionada con los hábitos alimentarios, cambiar un poco la dieta puede prevenir el meteorismo. Algunos consejos para conseguirlo son:

  • Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de carbohidratos, porque son difíciles de digerir.
  • Reducir el consumo de alimentos ricos en fibra como habichuelas, brócoli o coliflor.
  • Disminuir la ingesta de alimentos fritos y grasos, pues la grasa retrasa la eliminación de los gases.
  • Evitar las bebidas con gas.

Además de los cambios en la dieta, se pueden seguir estas pautas para prevenir el dolor causado por la acumulación de gases:

  • Beber poco líquido durante las comidas y evitar el uso de pajitas. Tampoco es recomendable beber directamente de la botella.
  • Masticar despacio los alimentos y no hablar demasiado durante la comida.
  • No abusar del consumo de chicle y caramelos duros, ya que favorecen la ingesta de aire.
  • No utilizar ropa ajustada.
  • No fumar: también aumenta la ingesta de aire.
  • Caminar 10 o 15 minutos después de comer.
  • Evitar el estreñimiento: cuando las heces se compactan, bloquean la salida de los gases. Hacer ejercicio y consumir agua, frutas y verduras reduce el riesgo de sufrir estreñimiento y, consecuentemente, de acumular gases.

Si el meteorismo es síntoma de una enfermedad concreta, el tratamiento de la dolencia responsable reducirá la aparición de los gases.