Depresión grave: síntomas, tipos y causas

Si bien es habitual sentirse triste o decaído de vez en cuando, un estado de ánimo constante de angustia que afecta a las actividades cotidianas puede ser síntoma de depresión.

Qué es la depresión

La depresión, también denominada ‘depresión clínica’ o ‘trastorno depresivo mayor’, es un trastorno emocional que causa síntomas de angustia o tristeza constantes y pérdida de interés por realizar diferentes actividades. Este trastorno afecta a cómo la persona se siente, piensa y se comporta y puede causar diferentes problemas físicos y emocionales. Como consecuencia, es posible que la persona tenga problemas para coordina las actividades diarias como dormir, comer o trabajar e incluso que, a veces, sienta que no merece la pena vivir.

De forma sencilla, la depresión se puede clasificar en 3 tipos:

  • Depresión grave o mayor: cuando se sufren los síntomas de depresión durante la mayor parte del día, todos los días durante al menos dos semanas. Asimismo estos síntomas interfieren en el trabajo y la capacidad para dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. Suele tener un origen más biológico, con mayor componente genético y menor influencia de factores externos.
  • Depresión reactiva: causada por una mala adaptación a circunstancias ambientales estresantes.
  • Trastorno depresivo persistente (distimia): cuando los síntomas de depresión duran al menos dos años y no hay periodos asintomáticos. Las personas que lo sufren pueden tener episodios de depresión mayor con otros de síntomas menos graves. La intensidad de los síntomas es menor que en la grave y no se presenta anhedonia. Parece guardar más relación con la forma de ser y el estrés prolongado.

Asimismo existen otras formas de depresión que surgen en circunstancias concretas como:

  • Trastorno afectivo estacional: es una depresión asociada al vaivén de las estaciones. Generalmente comienza a finales de otoño o principios de invierno y desaparece en primavera y verano.
  • Depresión perinatal: la sufren las mujeres durante el embarazo o después del parto (depresión posparto).
  • Trastorno disfórico menstrual: síntomas depresivos que ocurren una semana antes de empezar la menstruación y que desaparecen después de ésta.
  • Depresión psicótica: ocurre cuando una persona tiene depresión grave además de alguna forma de psicosis.

La depresión grave o mayor

La depresión grave o mayor se caracteriza por la aparición de uno o varios episodios depresivos de al menos dos semanas de duración. Durante estos episodios, la persona no sólo está ‘triste’ sino que tiende a mostrar una falta extrema de iniciativa para hacer cualquier cosa, así como incapacidad para estar alegre y sentir placer (anhedonia). También experimenta otros problemas tanto físicos como psicológicos que dañan su calidad de vida.

La depresión grave suele ter su inicio en la adolescencia o la adultez joven. El individuo que la padece puede alternar fases de estado de ánimo normal con fases depresivas.

Causas

La depresión mayor puede estar causada por diferentes factores. Se produce generalmente por la interacción de factores biológicos con factores psicosociales y de personalidad.

Entre los factores de riesgo de la depresión grave están: los antecedentes familiares de depresión, el estrés intenso, haber sufrido un trauma o maltrato, la pérdida de un ser querido, ciertos rasgos de personalidad (como el autoestima baja o el pesimismo), los problemas económicos, el abuso de alcohol o drogas, enfermedades crónicas o la pérdida de una relación afectiva.

Síntomas de la depresión grave

  • Sentimientos persistentes de tristeza.
  • Pérdida de interés en las actividades que antes eran gratificantes.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Baja autoestima.
  • Sensación de ineptitud.
  • Deseos de morir.
  • Fatiga o pérdida de energía.
  • Problemas de concentración y de toma de decisiones.
  • Sentimientos de culpabilidad.
  • Molestias físicas frecuentes (dolor de cabeza, estómago, fatiga).
  • Irritabilidad, hostilidad, agresión.
  • Para determinar que alguien padece depresión grave o mayor se deben manifestar varios de estos síntomas en un mismo periodo de dos semanas.

Tipos

Existen dos tipos de depresión mayor:

  • Con episodio único: solamente hay un acontecimiento depresivo en la vida del paciente.
  • Depresión mayor recidivante: los síntomas aparecen en dos o más episodios en la vida del paciente. La separación debe ser de al menos 2 meses sin presentar síntomas.

Tratamientos

Aquellas personas que padecen depresión grave diagnosticada por un médico pueden someterse a un tratamiento con medicamentos, psicoterapia o una combinación de ambas cosas. En caso de que el paciente no mejore con la medicación o exista un riesgo alto de cometer suicidio, se pueden utilizar también terapias electrocompulsivas.

Lo más importante es que, una vez establecido, el paciente siga con el tratamiento impuesto hasta el final. Para ello es esencial el apoyo y la comprensión de los familiares y allegados.