Isabel Marín: "Promocionar la salud supone mejorar la calidad de vida"·

Isabel Marín es la responsable de Salud Pública de la Junta de Andalucía en Granada. En esta entrevista, nos habla de la labor de su departamento en la provincia.

-Además del control de la gripe, ¿qué otros proyectos se llevan adelante desde Salud Pública en Granada?
-Estamos actualmente embarcados en dos proyectos de gran envergadura, dos planes de salud. Por un lado, estamos trabajando con los municipios de la provincia en la Red Local de Acción en Salud, que tiene como objetivo que los ayuntamientos hagan sus propios planes de acción de salud, con nuestra metodología, pero con agentes que trabajan en el municipio, y liderado por los propios consistorios. Es una acción que se lleva implantando desde hace seis años, que va creciendo, y que cada día ocupa un poco más de tiempo en nuestra agenda de trabajo.
Por otro lado, trabajamos en la provincialización del IV Plan Andaluz de Salud, que trata de implantar en la provincia las políticas que ha establecido la Junta de Andalucía como plan de gobierno, para trabajar hasta el año 2020 en la mejora de la salud de los ciudadanos que vivimos en Andalucía. Colaboramos activamente con todos los colectivos para conseguir este objetivo.
-¿Cómo se están vinculando ambos planes?
-Trabajando en cada municipio, identificando los problemas reales de salud y también los potenciales. Viendo cuáles son propios de cada municipio, cuáles son aquellos en los que hay que hacer hincapié. La primera fase de trabajo es hacer un análisis de salud de la provincia. Y luego, tomar las iniciativas, de acuerdo con los equipos de trabajo, globales si tienen carácter provincial y locales si solo se aplican a una zona o municipio concreto. A la postre, pues, ambos están vinculados, y ello hace que su aplicación redunde en beneficio de los ciudadanos en cada territorio.
-Una metodología compleja...
-Cierto, pero con el aval de un largo recorrido. Y es que, por la salud no solo trabajamos desde la Consejería de Salud, sino que muchos otros departamentos colaboran para conseguir el objetivo final. Urbanismo, para crear ciudades y barrios sostenibles; Educación, para conseguir el bienestar a través del conocimiento; Empleo, con políticas activas que mejoren la salud de los ciudadanos... Y así todos los sectores que podamos imaginar. Tenerlos todos en cuenta enriquece nuestra labor enormemente, y nos está dando muchas satisfacciones, porque los ciudadanos perciben la salud como uno de sus primeros valores.
-¿Qué se espera de estos planes?
-Estos instrumentos contemplan un apartado de evaluación. Tenemos que saber qué queremos hacer y qué queremos conseguir. Por eso, cada plan conlleva una evaluación periódica en función de los objetivos generales y particulares, adaptados a cada zona concreta. No solo es saber qué hacemos, sino qué logramos.
-¿Y qué problemas graves se están encontrando?
-Varios. Por destacar uno importante, el sobrepeso de la población. Este está ligado a una escasa actividad física, por eso, trabajamos para poner a su alcance los medios para que practiquen esa actividad, cada uno según sus limitaciones, y por otro lado, realizamos una labor de mejora de la dieta, investigamos el índice de masa corporal, y vemos si el porcentaje de reducción está siendo satisfactorio.
-¿Por qué es tan importante realizar políticas de prevención en salud?
-Porque la mayor parte de la carga de patologías de la población no depende de factores relacionados directamente con el número de enfermeras o médicos per cápita, sino con el estilo de vida. Cómo comemos, si bebemos o fumamos, si hacemos actividad física... El 90% de los recursos se están destinando ahora a actuar sobre la enfermedad una vez que se produce, pero debemos ser conscientes de la importancia que la promoción de la salud tiene, precisamente para evitar que todos esos hábitos se conviertan en desencadenantes de las enfermedades.