Doctor Navarro: "Los virus de las últimas cepas de la gripe están identificados"

José María Navarro, director del Laboratorio de Referencia de Virus de Andalucía, ubicado en el Hospital Virgen de las Nieves, trabaja a diario con virus como el de la gripe, y estudia cada año sus mutaciones, obteniendo, así, el máximo partido a las vacunas que cada año administra la Junta de Andalucía de forma gratuita a los colectivos de riesgo. La propia Junta ha reconocido su labor otorgándole la Bandera de Andalucía. En esta entrevista, avisa de la importancia de la vacunación, y desmonta algunos mitos con respecto a la misma.

 

-El Laboratorio que usted dirige es el de referencia a nivel andaluz. ¿Qué implica esta tarea?
-Así es, lo somos desde 2009, después de que ocurriera la pandemia de la llamada Gripe A. Como sabe, la gripe tiene varios tipos y subtipos, y desde esa fecha, nosotros nos ocupamos de estudiar y aislar las cepas que nos llegan, y ofrecer toda la información a la Junta de Andalucía para que actúe en consecuencia. Aunque llevamos trabajando con la gripe desde 1996.
-¿Qué actuaciones se ponen en marcha cuando ustedes detectan la cepa y la caracterizan?
-Cuando la incidencia comienza a ser significativa, se ponen en funcionamiento los protocolos asistenciales que prevén el ascenso de las visitas en urgencias y se prepara todo el dispositivo habitual hospitalario para hacer frente a la enfermedad.
-Entonces, no hay "una sola gripe"...
-No, cada año, el virus se presenta de forma distinta, aunque raramente, como ocurrió con el caso del H1N1, el famoso virus pandémico de la Gripe A, encontramos una cepa que no conozcamos, y sobre la que debamos establecer protocolos de desarrollo distintos. En los últimos años, las cepas, en mayor o menor medida, están integradas por virus que ya hemos estudiado e identificado.
-Hay quien se pregunta, ¿la vacuna de la gripe de este año protege contra la Gripe A?
-Así es, desde que se aisló el virus se incluye en la vacuna. En general, si detectamos que la cepa de virus no se parece a las que contiene la vacuna, se avisa para que, eventualmente, esta pueda modificarse e incluirla en su formulación. Y en determinados casos, sobre todo para enfermos de riesgo, como broncópatas o cardiópatas, eventualmente se puede recomendar la revacunación.

PATOLOGÍAS DIVERSAS
-Pero no solo llegan muestras de gripe al Laboratorio...
-No, nos llegan muestras de virus de otras enfermedades infecciosas, algunas desconocidas por estos lares, que identificamos y aislamos, poniendo el resultado de nuestro trabajo al servicio del sistema sanitario andaluz.
-¿Cuentan ustedes con medios especiales para esta tarea?
-Por supuesto. Además de un amplio y preparado equipo humano, tenemos unas instalaciones de alta seguridad, que nos permiten manipular los virus, hacerlos crecer, y ver su evolución, sin que haya peligro alguno de que salgan al exterior. Trabajamos con exclusas, estancias con presión negativa, y todo tipo de protección biológica para que todo transcurra en las mejores condiciones. Son, de hecho, las únicas instalaciones de este tipo que existen en la sanidad pública hospitalaria andaluza.
-Ello les ha permitido ampliar su cartera de servicios...
-Así es. Como he comentado, no solo vemos cepas de gripe, sino de enfermedades como la meningitis y la encefalitis vírica, no solo a nivel asistencial, sino también relacionados con brotes. Hace años, por ejemplo, apareció una alarma relativa a un virus que afecta a caballos, y que causaba encefalitis en la zona de las Marismas. Esas muestras también nos llegan a nosotros. Si hay un brote de virus que se están extendiendo muy deprisa, como el Chikungunya, ocasionado por la picadura del mosquito tigre, y que desde la zona del Índico se está extendiendo incluso a la zona de levante, en nuestro país, nos encargamos de estudiarlo. Es una enfermedad que es grave, pero no mortal, y la estamos sometiendo a vigilancia especial.
Del mismo modo, ejercemos como centro de referencia de los planes de erradicación de enfermedades como la poliomielitis, la parotiditis o el sarampión. Cuando se dan posibles casos en Andalucía, esas muestras nos llegan aquí. En concreto, con la polio, en 1988 se empezó un plan de erradicación, y que ha bajado de tener un millón de casos a tener por debajo de 200 casos. Sin embargo, en 2009-2010 empezó un repunte de la misma, y estamos vigilándola mucho más estrechamente.