El síndrome del piramidal, o falsa ciática, mejora con osteopatía

La “Falsa Ciática o Síndrome del Piramidal” es un motivo frecuente de consulta en el fisioterapeuta. La mayor parte de los pacientes que acuden por este motivo la primera vez, creen tener una lumbociática o dolor procedente del nervio ciático con origen en la columna lumbar.

El Síndrome del Piramidal a diferencia de la lumbociática, tiene un origen muscular. Se produce una hipertonía o espasmo del músculo piramidal que comprime al nervio ciático.

La sintomatología es similar a la lumbociática, pues el dolor se irradia a la pierna con la diferencia de no sobrepasar la altura del hueco poplíteo. Es decir, no baja más allá de la rodilla. Además la presión directa sobre el músculo piramidal (por debajo de la musculatura glútea) provoca un característico dolor irradiado hacia la parte posterior de la pierna originado por sus puntos gatillo.

De igual forma, la sintomatología se acompaña del dolor referido por otros músculos adyacentes como los glúteos menor y medio. Éstos últimos pueden falsear el diagnóstico pues el dolor referido de sus puntos gatillo sí baja hasta el tobillo.

Otro síntoma característico del Síndrome del Piramidal es que su dolor aumenta tras largo tiempo sentados incluso nos obliga a cambiar constantemente la postura para aliviar la presión. Llega a dificultar la marcha sobre todo al subir cuestas y escaleras.

¿Qué provoca el Síndrome del Piramidal?

Este síndrome no solo aparece en deportistas por un mal gesto deportivo o falta de calentamiento previo y de estiramiento posterior, sino que puede deberse a otras causas:

-Uso de calzado inapropiado como zapatos de tacón o totalmente planos, chanclas.

-Escoliosis no corregidas y alteraciones posturales (mala ergonomía diaria en clase, en el trabajo, frente al ordenador…).

-Hiperlordosis lumbar o curva lumbar muy marcada, sobre todo tras el embarazo. Produce una hipertonía del músculo psoas que la mantiene.

-Sobrepeso importante.

-Falta de ejercicio y una vida sedentaria.

-Disfunciones viscerales a nivel urinario y ginecológico.

-Intervenciones quirúrgicas como las prótesis de cadera donde se altera la estática del paciente o la cirugía abdominal, donde se produce una importante cicatriz y disfunción de la musculatura abdominal.

 

Desde la fisioterapia y la osteopatía se puede mejorar y aliviar el Síndrome del Piramidal. Tras una exhaustiva valoración y establecido un diagnóstico certero, se establece un plan de tratamiento principalmente manual y extendiéndose a aquellas estructuras implicadas a nivel visceral.

Además se deben pautar unos ejercicios de estiramientos para el piramidal y los músculos adyacentes para prevenir su aparición.

De igual modo se aconseja y educa al paciente tanto en el calzado como en el mantenimiento de una adecuada ergonomía para prevenir su aparición.

Ante un Síndrome del Piramidal o Falsa Ciática, en Fisioterapia-Osteopatía Marisa Moreno ubicada en Granada, les podrán ayudar.


Fisioterapia-Osteopatía Marisa Moreno

Fisioterapia-Osteopatía Marisa Moreno

Calle Doctor Barraquer 1, 2ºB - Granada. 

osteopatiamarisa.blogspot.com
Tel.: 958 204 271

Publicidad