Edad y Reproducción, aspectos importantes

embarazada

La edad de la mujer es uno de los factores más importantes en relación con la posibilidad de concebir un hijo, ya que el porcentaje de mujeres que quedan gestantes va disminuyendo por encima de los 35 a 38 años, tanto en la reproducción natural como en la asistida. Los problemas de la embarazada y los del feto aumentan también con la edad de la mujer, por lo que todo ello reduce de forma importante la posibilidad de tener un niño en casa.

Los ovarios de las niñas tienen al nacer todos los óvulos que va a utilizar a lo largo de su vida reproductiva. La edad disminuye progresivamente el número de óvulos que le quedan a la mujer y éstos, además, con el paso del tiempo, se van deteriorando, quedando al final en los ovarios los de peor calidad. Ésta es la razón fundamental por la que la posibilidad de gestación comienza a disminuir a partir de los 35 años, aunque va a ser por encima de los 40 años cuando este problema adquiera una mayor dimensión. Las técnicas de reproducción asistida no solucionan estos problemas, a no ser que se sustituyan estos óvulos de mala calidad por otros procedentes de donantes de menor edad.

Respuesta

Si la mujer tiene más de 40 años, se consiguen menos óvulos y de peor calidad, lo que conlleva menos embriones y tasas de implantación bajas. En definitiva, menores porcentajes de embarazo. Además, los problemas de estos embarazos aumentan de forma importante: la tasa de abortos en mujeres con 40 o más años es de entre el 30 y el 40 por ciento, aproximadamente el doble que en mujeres por debajo de los 35 años. La cifra de malformaciones fetales y cromosopatías también sube. Este problema se puede diagnosticar mediante pruebas invasivas (biopsia corial, amniocentesis). La incidencia de complicaciones médicas durante el embarazo, como hipertensión, diabetes, prematuridad y placenta previa, también aumentan. Por todo ello, las posibilidaes de llevar a casa un recién nacido (no sólo de quedar embarazada), en una pareja con problemas de esterilidad y con una mujer de más de 40 años es baja, aproximadamente de un 15 por ciento. Muchos de los embarazos conseguidos a partir de esta edad con técnicas de reproducción asistida han sido mediante donación de óvulos de mujeres de menos de 35 años y por tanto, sin los problemas ya referidos.