Se busca semen para aliviar las listas de espera

banco-semen

Si se admite la comparación se podría decir que en la provincia hay sequía... no de agua, sino de semen. El único banco público de almacenamiento de esperma no puede abastecer toda la demanda existente de parejas que buscan un hijo con la semilla de otros. «No es un déficit exclusivo de Granada, sino de otras ciudades y países».

 Así lo manifestó ayer el responsable del laboratorio de Andrología del Hospital Virgen de las Nieves, José Antonio Castillo, durante el campus de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología que se celebra en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada. Lo más granado entre los expertos de reproducción humana de Europa y América analizan estos días las nuevas técnicas de crioconservación de esperma, así como las dificultades legales que encuentran en muchos países para conservar los espermatozoides donados.

El banco público de semen de Granada atiende cada año a una media de cien donantes, pero sólo el 8 ó 10% de ellos logran saltar la barrera médica para ceder su esperma a cambio de treinta euros. «Deben superar una entrevista y estar libre de cualquier enfermedad, para lo cual son sometidos a todo tipo de pruebas que certifiquen que el donante está sano». Finalmente, apenas una decena de individuos logran ceder su semen.

Pero el banco granadino no sólo recibe esperma de los donantes. Cada año suelen acudir una media de cuarenta pacientes de cáncer, antes de iniciar los tratamientos con quimioterapia o radioterapia, para conservar su esperma sano a 196 grados bajo cero en nitrógeno líquido, por si quedaran estériles tras el tratamiento. Y tres años atrás, este banco ofrecía la posibilidad de guardar el semen antes de que el individuo se sometiera a una vasectomía por si... al final el varón reculaba y decidía tener más hijos. «Hoy en día quien se arrepienta de la vasectomía puede someterse a una punción en el testículo para extraer el esperma», dice Castillo.

El banco de semen público de Granada necesitaría «el doble» de donaciones registradas en estos momentos para disponer de unas reservas aceptables. La necesidad de más esperma no viene generada por un aumento de las parejas sometidas a reproducción asistida, sino como forma de aliviar las abultadas listas de espera.

La Consejería de Salud se ha propuesto rebajar la demora actual a los seis meses, y sólo en Granada ronda la media de 12 meses. «Para lograrlo necesitamos aumentar el número de donaciones, porque la demanda más o menos se mantiene estable».

El banco granadino de semen cumple ahora 30 años de existencia y gracias al esperma crioconservado en este periodo han podido nacer 1.000 criaturas. «La gente desconoce muchos de los usos de este servicio».

La Unidad de ReproducciónHumana también es referencia para toda Andalucía en el lavado de semen. Un servicio dirigido a enfermos de Sida o Hepatitis que quieren tener hijos pero con la seguridad de que no nacerán infectados por el virus de su enfermedad. «Cada año realizamos unos sesenta lavados de semen y un 30% de sus parejas logran el embarazo», apunta Castillo.

Una de las novedades lanzadas ayer en la reunión científica es que los bancos de esperma de los hospitales españoles implantarán una nueva técnica de congelación de semen denominada «vitrificación» que disminuirá el tiempo de congelación en más de media hora y simplificará procesos clínicos como el lavado de semen en parejas con sida o hepatitis.

La técnica está en vías de experimentación y optimización en los laboratorios aunque ya se ha puesto en marcha en algunos centros sanitarios de Alemania con resultados bastantes óptimos, tal y como comunicaron los expertos en la reunión de ayer.