Ante las varices en la gestación, acude al ginecólogo

embarazoLa enfermedad tromboembólica es una de las principales causas de muerte en las embarazadas. Conclusión a la se ha llegado en la IV Reunión de Cirujanos Vasculares de USP Hospitales. Visitar al ginecólogo o al cirujano vascular, son los principales procedimientos para paliar sus nocivos efectos.

La trombosis venosa profunda así como la embolia pulmonar, su complicación más severa, producen una elevada tasa de mortalidad. Es más, ésta última se ha asentado como una de las primeras causas de muerte durante la gestación.

Para concienciar al target afectado, expertos debaten estos días sobre su incidencia en distintas mesas redondas como para compartir las nuevas técnicas a seguir. ‘Trombosis venosa. Tratamientos actuales', la cual, será guiada por el jefe del Servicio de Cirugía Vascular y Angionología de USP Institut Unviersitari Dexeus, será uno de los platos fuertes.

Oriol Lapiedra, jefe del Servicio de Cirugía Vascular y Angiología del mismo, defendía en declaraciones a los medios que "realizaremos un sencillo estudio para conocer el diagnóstico del tipo de varices y el riesgo de presentar una tromboflebitis durante la gestación o el puerperio y en su caso pautar el tratamiento profiláctico adecuado para que esto no ocurra".

Las varices tienen un color morado o azulado presentándose en la cara interna de las piernas o las pantorrillas principalmente, aunque su incidencia se puede dar en otras partes del cuerpo como la vulva o la zona rectal. De hecho, las hemorroides son varices en esta zona.

En sí, son venas dilatadas que se inflaman elevándose a la superficie de la piel. El desarrollo de las mismas se lleva a cabo cuando las válvulas venosas mediante las que fluye la sangre hacia el corazón dejan de funcionar de manera adecuada. La falta de ejercicio físico, problemas de obesidad así como la elección por prendas muy ajustadas, suele incidir en su proliferación.

Incidencia

Según distintos estudios consultados, la incidencia de la enfermedad tromboembólica afecta a entre uno y tres personas por cada 1000 habitantes. Al margen de las embarazadas, las mujeres tienen más probabilidades de contraer este tipo de problemas vasculares. Además, a partir de los cincuenta, los expertos establecen que aumenta considerable y progresivamente el riesgo de padecer complicaciones asociadas a esta enfermedad.

Es más, cerca de un 20% de las que padecen trombosis del sistema venoso profundo en distintas partes de los miembros inferiores, sufrirán insuficiencia venosa de por vida, siendo la embolia pulmonar enfermedad más grave.

Por tanto, parece cuanto menos conveniente seguir las consideraciones de los especialistas en la materia. Por qué sufrir complicaciones que podían haberse evitado en una simple consulta.