suplementos alimenticios - Salud IDEAL

  • Alimentos con vitamina B12

    La vitamina B12 es una de las más importantes para el organismo y por eso es necesario incluir en la dieta alimentos que contengan B12. Su falta puede producir anemia megaloblástica, entre otros problemas de salud.

    Qué es la vitamina B12

    La vitamina B12 o cobalamina es una vitamina hidrosoluble (que se disuelve en el agua) perteneciente al complejo B. Las vitaminas pertenecientes a este complejo tienen un papel fundamental en la regulación de la energía que mueve al organismo, ya que ayudan al cuerpo en el proceso de obtener energía de la comida consumida. Por eso su déficit se asocia al cansancio, la fatiga y la falta de fuerzas. Estas 8 vitaminas son la B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

    Al igual que otras vitaminas del complejo B, la vitamina B12 es importante para el normal metabolismo de las proteínas y el mantenimiento del sistema nervioso central y los glóbulos rojos. La vitamina B12 previene además la anemia megaloblástica, que provoca cansancio y debilidad. Después de consumirse la vitamina B12 se puede acumular en el hígado durante varios años. Una vez usada, el cuerpo expulsa las cantidades sobrantes a través de la orina. 

    8 alimentos con B12

    La cantidad diaria de vitamina B12 recomendada para un adulto es 2,4 microgramos, algo fácil de conseguir a través del consumo de ciertos alimentos. La mayor parte de las fuentes de vitamina B12 son de origen animal, entre las que destacan las vísceras de los animales.

    • Hígado de ternera: es el que más vitamina B12 contiene, aunque otras vísceras como el hígado de cerdo y los riñones de cordero también son ricos en ella. La carne de vacuno y de cordero también son fuentes de vitamina B12, mientras que el pollo lo contiene en poca cantidad.
    • Almejas: en general los mariscos son ricos en vitamina B12. Las almejas además son ricas en hierro, por lo que evitan la anemia tanto por falta de hierro como de vitamina B12.
    • Pescados: algunos de los más ricos en vitamina B12 son la caballa, el atún, las sardinas, los arenques y el salmón.
    • Lácteos: por cada vaso de leche entera se consume aproximadamente 1 microgramo de B12, la mitad de lo que se requiere en un día. Dentro de los quesos los que más cantidad de B12 aportan son el suizo y el parmesano.
    • Yema de huevo.

    No existen muchos alimentos de origen vegetal ricos en vitamina B12, por lo que en dietas con poca carne o totalmente libres de ella (como la vegetariana o vegana) esta vitamina hay que suplementarla. Esto se puede conseguir mediante pastillas de suplementación o el consumo de alimentos fortificados. Algunos de estos alimentos fortificados con B12 son:

    • Cereales: ciertos cereales para el desayuno están fortificados con vitamina B12 agregada. Esto es bastante habitual en EEUU pero no tanto en España. Aun así, las variedades existentes deben indicarlo en su etiqueta.
    • Levadura nutricional: esta levadura, similar a la de cerveza, está libre de lácteos, gluten y soja pero es rica en vitamina B12.
    • Bebidas vegetales: sustitutas de la leche normal, estas bebidas de almendra, soja, coco o avena a menudo están fortificadas con vitamina B12.

    Falta de vitamina B

    La falta de vitamina B12 en ocasiones no se produce por su escaso consumo –como en el caso de los vegaterianos y veganos- sino por problemas para absorber la misma. Esto puede ocurrir en personas con enfermedades intestinales malabsortibas , pacientes sometidos a determinadas cirugías gastrointestinales y personas mayores.

    Ya sea por falta de consumo o una mala absorción, hay que vigilar la cantidad de vitamina B12 que tenemos en el cuerpo. La falta de ésta puede causar problemas como anemia megaloblástica, cansancio, debilidad, depresión, demencia, mala memoria y otros problemas neurológicos como entumecimiento y hormigueo de manos y pies.

  • Por qué tomar colágeno con magnesio

    El colágeno y el magnesio son dos elementos que deben estar presentes en el organismo para asegurar un buen mantenimiento de las articulaciones y los huesos especialmente. A causa de la edad o por la falta de ingesta de algunos alimentos, en ocasiones los niveles de colágeno o magnesio no son los adecuados, cuestión que se puede solucionar con un complemento alimenticio.

    Qué son el colágeno y el magnesio

    El colágeno es una proteína y componente esencial de los tejidos de la articulación (cartílagos, ligamentos y tendones), huesos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, órganos vitales y tejido adiposo. Su principal función es aportar resistencia y flexibilidad a todos estos tejidos y mantener unido el conjunto del cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el colágeno va desapareciendo a medida que pasan los años y por eso hay que obtener esta proteína de forma natural a través de los alimentos o utilizando suplementos alimenticios. Además, su buen funcionamiento viene determinado por su combinación con otras sustancias, como el magnesio, la elastina, la vitamina C o los cristales de calcio.

    El magnesio es un mineral responsable de multitud de funciones bioquímicas, incluida la síntesis de las proteínas del colágeno. Es necesario para una normal contracción y relajación muscular, ayuda a disminuir el cansancio, contribuye al mantenimiento de dientes y huesos, al funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso, al equilibrio electrolítico y al metabolismo energético.

    ¿Cuándo tomar un suplemento de colágeno con magnesio?

    A medida que pasan los años el cuerpo envejece y la producción de colágeno se disminuye gradualmente. Esta carencia se puede suplir siguiendo una dieta rica en fuentes de colágeno. Los grupos de alimentos que más colágeno y magnesio aportan son las carnes y pescados, especialmente los pescados azules y el marisco. Las verduras de hoja verde como las espinacas o acelgas, los lácteos y las legumbres aportarán mucho magnesio. Por otra parte, los alimentos ricos en vitamina C como los cítricos estimulan la síntesis del colágeno.

    No obstante, en ocasiones esta carencia no se suple al completo con los alimentos, razón por la cual conviene tomarlos en forma de complemento alimenticio. Se puede tomar colágeno con magnesio a cualquier edad, pero está especialmente recomendado para algunos grupos que requieren un especial cuidado de sus articulaciones, músculos y huesos: personas a partir de 40 años, deportistas y personas que realizan ejercicio físico regularmente y aquellas personas que sufren fatiga diaria.

    En algunas ocasiones el colágeno con magnesio se combina con ácido hialurónico o con vitamina C, que les aportan otros beneficios al suplemento.

    Beneficios del colágeno con magnesio

    • Ayuda a la regeneración de los tejidos del cuerpo como tendones, articulaciones y huesos y previene su envejecimiento prematuro.
    • Mejora la masa muscular y aporta energía. Como además ayuda con el desgaste de las articulaciones y tendones, está recomendado para deportistas profesionales.
    • Relaja los músculos, lo que evita los calambres, contracturas y tensiones después de una actividad física. Evita también así los vértigos y mareos.
    • Sirve como complemento para las personas vegetarianas y veganas, que sólo comen proteínas de origen vegetal. El colágeno sólo proviene del animal, y por eso las personas vegetarianas tienen una carencia de esta proteína.
    • Ayuda a las personas con hipertensión, ya que regula el ritmo cardíaco y la presión arterial.
    • Mantiene los niveles bajos de colesterol y azúcar en sangre.
    • Facilita la absorción y fijación de otros minerales.
    • Reduce los dolores menstruales.
    • Facilita el buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que también previene las migrañas.
    • Ayuda a regenerar la piel, previniendo las arrugas.

    Contraindicaciones de tomar colágeno con magnesio

    El colágeno con magnesio en general no provoca muchos efectos secundarios, pero sí está contraindicado para personas que:

    • Son alérgicas a las proteínas provenientes de los animales.
    • Tienen una dieta muy pobre en proteínas.
    • Tienen alergia a alguno de los componentes activos o de elaboración del suplemento.
    • En caso de padecer alguna enfermedad crónica, se debe acudir antes al médico.

    En muchas ocasiones aparecen efectos secundarios como problemas gastrointestinales y otras dolencias por una ingesta inadecuada del colágeno con magnesio. Por tanto, se recomienda seguir las instrucciones de los médicos en cuanto a dosis (que variará según la persona) para disfrutar de todos sus beneficios. Aunque consumirlo durante el embarazo y la lactancia no presenta riesgos, lo mejor es siempre consultar al médico.

  • Qué es el colágeno hidrolizado y cuáles son sus efectos

    El colágeno es una proteína imprescindible para el cuerpo, ya que asegura un buen mantenimiento de las articulaciones, los huesos y la piel. No obstante, con la edad disminuye la producción de colágeno en el cuerpo, provocando la aparición de arrugas y de problemas en los huesos y articulaciones. Para solucionar la falta de colágeno se puede recurrir a los suplementos alimenticios.

    Qué es el colágeno hidrolizado

    El colágeno es una proteína y componente esencial de los tejidos de la articulación (cartílagos, ligamentos y tendones), huesos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, órganos vitales y tejido adiposo. Su principal función es aportar resistencia y flexibilidad a todos estos tejidos y mantener unido el conjunto del cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el cuerpo disminuye la producción de colágeno a medida que pasan los años lo que provoca:

    • Pérdida de la elasticidad y firmeza de la piel.
    • Dolores musculares y articulares.
    • Incremento en la porosidad del hueso debido a una descalcificación como consecuencia de la pérdida de las sales cálcicas que están adheridas al colágeno.

    Ante la falta de producción de colágeno hay que obtener esta proteína de forma natural a través de los alimentos o utilizando suplementos alimenticios como el colágeno hidrolizado.

    El colágeno hidrolizado es un suplemento alimenticio que se obtiene al someter a un proceso de hidrólisis enzimática al colágeno obtenido de materias primas naturales (tejido óseo y cartílagos bovinos principalmente). El colágeno puro es una proteína cuyo gran tamaño dificulta la asimilación por parte del organismo pero, al someterse a la hidrólisis, las moléculas disminuyen su tamaño, facilitando su llegada a los tejidos. Algunas veces el suplemento de colágeno viene acompañado por otras sustancias como el magnesio o la vitamina C (que potencia los efectos del colágeno).

    Quién puede tomar colágeno hidrolizado

    Habitualmente el suplemento de colágeno se toma a partir de los 30 años, momento en el que el cuerpo disminuye su producción. No obstante, el suplemento de colágeno también es adecuado para aquellas personas que están muy expuestas al sol, fuman o tienen una dieta poco saludable, ya que estos factores empeoran la salud de la piel y pueden afectar a la producción de colágeno en el organismo. 

    El colágeno hidrolizado también es muy apropiado para personas que practican deporte de forma habitual, ya que el entrenamiento puede desgastar, deteriorar y dañar los ligamentos. Este suplemento en deportistas mejora la recuperación de las lesiones, reduce los dolores articulares y la inflamación en las articulaciones y mejora la resistencia de las mismas.

    Por el contrario deben evitar tomarlo aquellas personas que:

    • Son alérgicas a las proteínas provenientes de animales.
    • Tienen una dieta muy pobre en proteínas.
    • Tienen alergia a alguno de los componentes activos o de elaboración de este suplemento.

    Beneficios de tomar colágeno hidrolizado

    Los principales beneficios de tomar colágeno hidrolizado son:

    • Promueve la producción de colágeno de forma natural en el cuerpo.
    • Mejora la resistencia y fortaleza de las articulaciones, tendones y ligamentos, ya que retrasa los efectos del desgaste y la pérdida del colágeno propio.
    • Puede ayudar a disminuir el dolor en las articulaciones.
    • Mejora el control de la presión arterial.
    • Fortalece las uñas y el pelo.
    • Previene la pérdida de masa y descalcificación ósea.
    • Previene el envejecimiento.
    • Mejora la firmeza y elasticidad de la piel.
    • Sirve como complemento para personas veganas y vegetarianas que sólo comen proteínas de origen vegetal. Ya que el colágeno solo proviene de los animales, las personas vegetarianas tienen una carencia de esta proteína.

    Se recomienda acudir a un médico antes de empezar a tomar colágeno hidrolizado como complemento alimenticio. El especialista podrá determinar si es seguro tomarlo e indicará cómo se debe hacer. Para evitar efectos secundarios (como problemas gastrointestinales) se recomienda asimismo seguir las instrucciones de los médicos en cuanto a la dosis.

    Conviene recordar, además, que los suplementos alimenticios nunca deben ser sustitutos de una adecuada dieta ni de los tratamientos farmacológicos o médicos necesarios para tratar las enfermedades.

  • Suplementos para adelgazar: ¿qué sabemos?

    Hoy día, adelgazar se ha convertido en el objetivo de todas aquellas personas que desean mantener la línea. Sin embargo, existen una infinidad de casos en que el hecho de perder peso llega directamente como prescripción médica para atajar ciertas enfermedades. Como ejemplo nos puede servir hacer referencia a la artritis, donde el hecho de adelgazar es fundamental para reducir el riesgo de dolor en las articulaciones y otros problemas de salud. También el corazón sufre cuando un organismo muestra cierto sobrepeso que puede derivar en accidentes cardiovasculares. Uno de los elementos a los que más se suele recurrir es a esos suplementos alimenticios que prometen ayudarnos a adelgazar. ¿Realmente son eficaces o lo sabemos todo sobre ellos? Hoy intentamos profundizar algo más. 

    La Asociación Médica Americana relató que un 68 por ciento de los norteamericanos actualmente padecen sobrepeso u obesidad. Un problema de salud que se ha expandido a nivel mundial. Por ello, desde los diferentes sectores de los gobiernos se hace especial esfuerzo en introducir pautas para fomentar el poder adelgazar sin necesidad de obsesionarse. Una pérdida moderada de entre 5 o 10 libras puede derivar en beneficios de salud inmediatos a corto, medio y largo plazo

    ¿Por qué debemos adelgazar?

    Hoy en día, adelgazar nos permite reducir la tensión articular. Estudios incluso apuntan que el hecho de perder 10 libras llega a aliviar en 40 libras la tensión generada en articulaciones como las rodillas. También alivia el dolor y la inflamación en el cuerpo, ya que la grasa es un tejido activo que crea y libera sustancias químicas inflamatorias. 

    También el hecho de adelgazar nos ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas, sirviendo como prevención a problemas como la diabetes e incluso el cáncer. Además, facilita la respiración y por consiguiente tiene efectos sumamente positivos en la efectividad de nuestras horas de sueño.  

    Por supuesto, el hecho de adelgazar nos permite disminuir el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares ya que disminuye la presión arterial. Por lo general, el hecho de perder peso nos permite alargar nuestra esperanza de vida y nos refuerza de cara a enfrentarnos a ciertos problemas de salud que nos pueda plantear la vida. Lo ideal es que lo consulte con un médico especialista para establecer un plan definido que le permita adelgazar. 

    Consejos para adelgazar y mantener un peso saludable

    Por lo general, adelgazar suele ser una tarea complicada para aquellas personas que carecen de hábitos de vida saludable. El ejercicio y la estructura de la ingesta alimenticia con un calibrado exhaustivo de calorías suele plantear un reto no tan sencillo de asumir para todo el mundo. 

    Como decimos, cada especialista es quien debe indicar qué procedimiento llevar a cabo para perder peso y alcanzar una situación saludable. Los consejos generales apuntan lo siguiente: 

    No adelgazar rápido con dietas que no se puedan seguir por tiempo prolongado. Lo ideal es conocer cuál es tu dieta y la forma correcta de perder peso. 

    • Reduzca el tamaño de las porciones pero disponga de una dieta rica en ingredientes. 
    • Consuma abundantes frutas y vegetales frescos. 
    • Realice actividad física regular incrementando el número de calorías consumidas con respecto a las que consumes. 
    • Piensa en adelgazar como un motivo de salud. 

    Suplementos para adelgazar

    Hoy en día, la tendencia camina hacia mantener un peso lo más saludable posible. Sin embargo, en contra de esta situación circulan distintas informaciones propagandísticas donde se ensalzan ciertos productos que no son del todo seguros o, al menos, no cumplen con la premisa de acabar con la grasa del organismo. Esos famosos “remedios mágicos” que prometen inhibir la grasa. Algunos quedan desmitificadoscomo otras prácticas que auguran un resultado para adelgazar.  

    La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) no aprueba la presencia de esos productos antes de que aparezcan en el mercado. Cuando lo hacen, solo pueden actuar si detectan un riesgo para la salud. Hoy, por ejemplo, algunas sustancias como la Ephedra (E sínica), un ingrediente común en estos productos que prometen hacerte adelgazar, se encuentra en el disparadero. 

    Esta hierba, también conocida como ‘ma huang’, se relaciona con la hormona adrenalina y acelera los sistemas del cuerpo. Aumenta la presión sanguínea y el ritmo cardíaco causando estrés en el corazón y los vasos sanguíneos, llegando a derivar en ataques cardíacos o muerte súbita en algunas personas. 

    Otros suplementos para adelgazar incluyen ingredientes comunes que debes conocer y que te detallamos a continuación: 

    Hoodia gordonii: 

    Se cree que es una planta supresora del apetito. Hoy día no existe evidencia contundente de que sus extractos sean seguros y efectivos para los humanos. Es escasa y por tanto  debe tener en cuenta si realmente la contiene el suplemento alimenticio que usted adquiere para adelgazar. 

    Gymnema sylvestris: 

    Supuestamente destruye los azúcares pero su evidencia no está tan clara a la hora de adelgazar. Personas perdieron peso con su ingesta tras ocho semanas pero combinada con cromio y ácido hidroxicítrico. Además consumían 2000 calorías en sus dietas y participaban en programas de caminatas. 

    Vinagre de cidra: 

    Se piensa que el ácido acético activo en el vinagre fresco tiene un efecto en el metabolismo. Algunos estudios evaluaron su intervención durante la digestión de carnohidratos, cuya reducción de los incrementos de azúcar en sangre luego de una comida se asoció con un adelgazamiento. 

    Guaraná: 

    Contiene un 30 por ciento más de cafeína que el café. Tiende a elevar la presión arterial. 

    Cromio: 

    Afirman que reduce la glucosa en sangre y ayuda a adelgazar, pero no se ha comprobado su acción positiva. De hecho, los suplementos con este ingrediente pueden dañar a los cromosomas que albergan el ADN del cuerpo. 

    Quitosano: 

    Un compuesto procesado en la proteína de los caparazones de los crustáceos e insectos. Afirman que evita la absorción de grasa por parte del intestino, pero estudios corroboran la inexistencia de una diferencia significativa entre las personas que lo tomaron y quienes tomaron placebo para adelgazar. 

    Naranjo amargo:

    Incluye sinefrina, algo similar a la E sínica, tanto en composición química como en efectos colaterales. Debe tomarse con suma cautela si se decanta por esto para adelgazar como suplemento. 

    *NOTA: Este artículo tiene una finalidad informativo- divulgativa. Siempre ha de ser un médico especialista el que determine los procesos de diagnosis, tratamiento y terapias complementarias que estime. Si cree que puede estar enfermo acuda a su centro de salud o a un especialista colegiado, bajo ningún concepto se automedique o tome decisiones relativas a su salud en virtud de lo leído aquí o en cualquier otro sitio web.

    FUENTES: 

    Artritis Foundation (EEUU) 

    Portal Sanitas"Cómo adelgazar y mantener un peso saludable"  

  • Vitamina K: dónde se encuentra y qué beneficios tiene  

     

     

    La vitamina K es un nutriente imprescindible para que el cuerpo esté sano. Entre otras cosas ayuda a la coagulación de la sangre y la salud de los huesos. Por eso es importante mantener unos niveles correctos de vitamina K, que se pueden ingerir de forma natural principalmente a través de múltiples frutas y verduras.

    Dónde se encuentra la vitamina K

    La vitamina K se encuentra presente en multitud de frutas y verduras como:

    • Verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, lechuga, etc.)
    • Vegetales crucíferos (brócoli, col, coliflor, coles de Bruselas, etc.)
    • Espárragos.
    • Guisantes.
    • Frutas como las ciruelas, zarzamoras, uvas, moras y arándanos.

    Asimismo, contienen también vitamina K:

    • Algunos aceitesvegetales.
    • Los granos de soja.
    • Especiascomo el curry, el pimentón y las hierbas aromáticas.
    • La carne, el pescado, los huevos y los cereales integrales, aunque en menores cantidades.

    La vitamina K también se puede ingerir a través de suplementos alimenticios multivitamínicos. No obstante, esto no se debe hacer sin consultar antes a un médico, ya que puede producir hipervitaminosis.

    Qué beneficios tiene la vitamina K

    Como se ha mencionado, la vitamina K es un nutriente indispensable para tener unos huesos sanos. Los estudios han demostrado que las personas que consumen alimentos ricos en vitamina K tienen huesos más fuertes y menos posibilidades de rompérselos.

    Por otra parte, la vitamina K también ayuda a la coagulación de la sangre, lo que evita que se pierda mucha sangre al sufrir una herida. En relación con el corazón, también puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardivasculares, ya que ayuda a tener la tensión arterial bajo control.

    Además esta vitamina tiene también propiedades antioxidantes, lo que evita el envejecimiento prematuro y el desarrollo de cáncer y otras enfermedades. Además, algunos estudios señalan que es importante para mantener equilibrados los niveles de insulina. Este nutriente incluso puede prevenir la aparición de alzhéimer, ya que mejora las capacidades cognitivas y la memoria, y reducir el riesgo de padecer cataratas.

    Déficit de vitamina K

    La cantidad de vitamina K necesaria para cada persona depende de la edad y el sexo de la misma. En edad adulta, los hombres necesitan 120 microgramos al día, mientras que las mujeres tienen suficiente con 90 microgramos.

    En cualquier caso, tener déficit de vitamina K no es algo habitual. Si se sigue una dieta rica en frutas y verduras, se obtendrá suficiente vitamina de este tipo para el organismo. Además, las bacterias del colon producen también cierta cantidad de ella.

    Algunos síntomas de la deficiencia de vitamina K son:

    • Aparición de hematomas con facilidad.
    • Menstruaciones abundantes.
    • Hemorragias comunes (sangre en heces, orina o nariz): como consecuencia de una lenta coagulación.

    Los grupos con mayor riesgo de sufrir este déficit son:

    • Recién nacidos: la leche no contiene suficientes niveles de vitamina K, ni los neonatos tienen bacterias intestinales que la produzcan, por lo que se les administra intramuscularmente para evitar riesgo de sangrado.
    • Personas que toman fármacos inhibidores de la coagulación sanguínea o antibióticos durante mucho tiempo.
    • Personas que se han sometido a una cirugía bariátrica.
    • Personas con problemas hepáticos graves y problemas de absorción de grasas (ya que es una vitamina liposoluble, que necesita de grasa para ser absorbida).
    • Personas con fibrosis quística, enfermedad celiaca, colitis ulcerosa o síndrome del intestino corto, trastornos que disminuyen la cantidad de vitamina K que absorbe el cuerpo.

    En caso de tener sospecha de que se padece de déficit de vitamina K, es recomendable acudir al médico para realizar un análisis que medirá la velocidad de coagulación. Si es así, el especialista pondrá en marcha un tratamiento para tratar el problema de acuerdo a su causa.