Salud IDEAL - terapia

  • ¿Por qué recaen los adictos?

    Grupos de seguimiento y referencia para adictos

    Tras los años de experiencia que los profesionales de Cetpag tienen en el tratamiento de las adicciones, son numerosos los casos de pacientes y familiares que piden ayuda al haber sufrido una recaída después de un intervalo mas o menos largo de abstinencia, que puede oscilar desde unos cuantos meses hasta años o incluso décadas sin consumo.

    La adicciónes definida por la Organización Mundial de la Salud, como una enfermedad grave, crónica y mortal, en la que el paciente necesita de una ayuda psicológica y terapéutica adecuada en cada una de las fases de su recuperación y durante años para mantener la abstinencia.

  • ¿Qué es el Síndrome de apneas-hipoapenas del sueño (SAHS)?

    El SAHS es una enfermedad muy prevalente, que afecta aproximadamente a un 5% de la población, de la cual sólo una décima parte es diagnosticada y tratada; y que conlleva un deterioro de la calidad de vida, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Nos habla de su experiencia en la Unidad de Trastornos Respiratorios del Sueño del Hospital Virgen de las Nieves, el neumólogo Dr. Germán Sáez Roca.

  • Objetivo: Salir del mundo de las drogas

    Las drogas son unas sustancias potencialmente peligrosas. Aunque sus efectos dependerán de la cantidad ingerida, sea cual sea ésta, nuestro cuerpo sufrirá las consecuencias.

    Si se consumen en pequeñas dosis, se notará una sensación de aceleración y estimulación del cuerpo. Mientras que por el contrario, las grandes cantidades producen un efecto sedante, pudiendo incluso provocar la muerte si el consumo se vuelve excesivo.

    Pero no todas las drogas provocan los mismos efectos. Algunas, por ejemplo, afectan directamente al cerebro, deformando las sensaciones y estímulos de lo que ocurre a su alrededor. De esta forma, las personas que consumen drogas pueden modificar su personalidad y actuar de forma insólita, ilógica e impropia.

    El fin de las drogas es obstruir las percepciones, tanto las deseadas como las indeseadas. Por ello, mientras que el consumidor piensa que puede realizar sus actividades con normalidad, lo cierto es que las drogas frenan estos trabajos.