Salud IDEAL - dormir

  • Dormir (bien) con alergia es posible

    La primavera, o la odias o la amas ¿razones para desear que no hubiese llegado nunca? Fundamentalmente porque es temporada de alergias, y la sintomatología de las alergias es para temerle: irritación de los ojos, asma de diferente intensidad, prurito en la piel, estornudos fuertes, etc.

    Un elevado número de españoles (se calcula que aproximadamente 8 millones), padecen alergia a diferentes tipos de pólenes presentes sobre todo en los meses de la primavera. Por otro lado, según los expertos, los niveles de pólenes son superiores a primera hora de la mañana o también a última hora de la tarde-noche, por lo que es difícil librarse de ellos.

  • Unas vacaciones de verdad: relax y descanso

    “Qué lleguen ya las vacaciones…”, este pensamiento nos aborda una y otra vez cuando se acercan los  meses  estivales. Las vacaciones son un anhelo para todos y no hay nada mejor que tener tiempo para hacer lo que nos gusta y relajarnos del estrés al que estamos sometidos día tras día.

  • ¿Afecta el cambio de hora de otoño a nuestro sueño?

    Y de nuevo nos encontramos en la tesitura del cambio de hora, con el que en la madrugada del domingo 29 a las 3:00h serán las 2:00h. Algunos estaremos de enhorabuena ¡una hora más para dormir! pero… ¿a qué precio? ¿Afecta este tipo de cambio horario biológicamente a nuestro sueño o es solo nuestra percepción (y la de medio país)? 

  • ¿Cómo dormir mejor? La postura importa

    Son muchos los estudios que nos indican cómo dormir mejor: hablan de las condiciones ambientales de nuestro dormitorio, de las características que debe tener la cama y sus elementos, de la higiene del sueño, etc. La postura que adoptamos mientras descansamos también ha sido objeto de análisis¿Cuál es la postura mejor para ayudar a que el sueño cumpla su función reparadora?

  • ¿Cómo volver a madrugar? Trucos para empezar el día con buen pie

    Madrugar es algo que realizamos casi todos los días de una manera mecánica y por supuesto sin ninguna gana. Pero, aunque te parezca mentira, hay trucos que pueden hacer que sientas que madrugar no es una obligación, sino una oportunidad de empezar un gran día.

    El levantarte temprano, no solo te ayuda a aprovechar mejor el día lo que te hace tener mejor estado de ánimo y aumenta tu autoestima, también reporta beneficios para nuestro sistema inmune y hace que nos encontremos en sintonía con nuestro organismo.

  • ¿Cuál es la mejor hora para tener relaciones sexuales?

    ¿Desde que amanece apetece? El deseo sexual varia según la hora del día en la que nos encontremos, según diferentes estudios que se han llevado a cabo en los últimos años, aunque no se ha llegado a ninguna conclusión sobre cuál es el mejor momento del día para tener relaciones sexuales, y es que cada reloj biológico experimenta sus variaciones.

  • ¿Cuánto debe durar la siesta perfecta?

    Las bondades de la siesta son conocidas por muchos de nosotros, quien más o quien menos aprovechamos (los fines de semana sobre todo) para dar una cabezadita después de comer, especialmente si en algún período de nuestra vida hemos estado influidos por una “cultura de siesta”. Pueden imaginar de lo que hablamos: familias enteras abandonando cualquier actividad y haciendo de esta práctica un hábito cotidiano, que supone un sacrilegio alterar. Y la verdad es que, como ya apuntábamos previamente en el artículo “La siesta, una necesidad biológica y una costumbre saludable, este peculiar descanso tan extendido, responde más bien a una necesidad biológica, ya que parece que el organismo está programado para tener un período natural de sueño al mediodía, que incluso los animales aprovechan.

  • ¿Dormir con o sin calcetines?

    Quedarte dormido con o sin calcetines depende, en gran medida, de las preferencias de cada persona a la hora de ir a la cama. Aunque eso sí, podría haber ciertas ventajas para cada una de las opciones:

  • ¿Dormir con o sin sujetador?

    La mayoría de las mujeres tienen una respuesta clara a esta pregunta y, en gran parte de las ocasiones, está determinada por la comodidad, sensación de calor o incluso, la propia costumbre. Pero, ¿nos hemos parado a pensar qué es mejor? ¿Qué beneficios tiene dormir con o sin sujetador?

  • ¿Dulces antes de ir a la cama? No, gracias

    No podemos negar que alguna que otra vez nos ha pasado que, antes de irnos a dormir plácidamente en nuestro colchón, hemos hecho una  incursión y hemos asaltado sigilosamente nuestro frigorífico, yéndonos a la cama con el deleite que provoca ese sabor de boca dulce que nos deja una chocolatina o el primer dulce que ha estado a nuestro alcance.

  • ¿Es bueno el humidificador para dormir?

    Dependiendo del sitio en el que residimos y de la época del año, el aire que respiramos resulta con más o menos humedad. En ciudades interiores y en estaciones como verano o invierno, se percibe una brusca disminución de la humedad en el aire. Las personas más sensibles a estos cambios, con frecuencia experimentan dificultades respiratorias o alergias, que se agudizan sobre todo por la noche, e intentan combatirlas de varias formas, siendo una de ellas, el uso de un humidificador para poder respirar mejor. Pero, ¿conviene hacerlo?

  • ¿Es posible tener un orgasmo en sueños?

    Nos despertamos en mitad de la noche sobresaltados y sudorosos, con una vaga sensación de haber disfrutado de una tórrida experiencia ¿con quién? Aunque el compañero sinceramente no sea lo de menos, en lo que estamos interesados es en saber si realmente hemos disfrutado de un orgasmo en sueños, ¿es posible o era simplemente nuestra imaginación?

  • ¿Existe la mejor postura para dormir?

    Antes de hablar de cuál es la mejor postura para dormir, lo ideal es señalar que debemos centrar nuestros esfuerzos en encontrar un colchón que nos permita siempre descansar en la posición correcta: la columna vertebral debe siempre conservar sus curvas naturales, por lo que nuestro colchón debe adaptarse a ellas, sin dejar a un lado el ejercer de soporte.

    Por otro lado, mientras estamos dormidos, adoptamos diferentes posturas involuntariamente y nos movemos ¡hasta 5 veces cada hora!, por lo que no es posible dormir toda la noche del lado izquierdo o del derecho.

  • ¿Ha cambiado la tecnología nuestra manera de dormir?

    Desde que la tecnología irrumpió en nuestras vidas hemos adoptado nuevos hábitos cotidianos, por ejemplo ¿quién no ha tenido la tentación echar un vistazo a Twitter desde la cama o mandar esos WhatsApps que tenía pendientes? “Irse a la cama” e “irse a dormir” han dejado de ser términos sinónimos.

  • ¿Hablas en sueños? Te explicamos por qué

    La somniloquia (que significa “hablar en sueños”), consiste un episodio mientras dormimos, en el que se pronuncian palabras inconexas, gritos, risas y en general frases desestructuradas, donde realmente no se tiene ninguna intención comunicativa. Se trata de una conducta anormal asociada al sueño, dentro de las llamadas parasomnias.

  • ¿Has dormido la siesta hasta tarde? Cómo hacer para dormir por la noche

    Lasiesta es una costumbre compartida por países tan dispares como son Japón, España o Sudáfrica, y aunque se suele practicar en horarios algo diferentes, el momento es la segunda mitad del día y en la mayoría de las ocasiones coincide que sucede tras ingerir alimento (almuerzo). Así que, más que un hábito,dormir la siesta responde a una necesidad biológica, un receso que los organismos necesitan hacer a una determinada hora del día, cuando ocurre una bajada de energía acompañada de una sensación de somnolencia.

    ¿Estamos diciendo entonces que como estamos programados biológicamente para la siesta, es necesario dormirla? ¿Cuánto tiempo y dónde? ¿Existe la siesta perfecta?

  • ¿Para qué sirve bostezar?

    Bostezar, todos lo hacemos, además varias veces al día. Pero, ¿te has preguntado alguna vez para qué sirve? Bostezar consiste en una acción involuntaria del organismo, que se manifiesta a través de una larga inspiración de aire, seguida inmediatamente de una lenta espiración y acompañada de un  movimiento simultáneo de mandíbula y cabeza.

  • ¿Por qué cuando llueve tenemos más sueño?

    El clima en general (y no solo la lluvia), parece afectar a nuestro sueño. Los factores ambientales juegan un papel fundamental a la hora de dormir, ya hemos tratado en varias ocasiones como una temperatura adecuada propicia el que durmamos bien, pero también la iluminación es determinante.

    El ciclo de sueño vigilia, está controlado por la alternancia de luz / oscuridad, que pone a punto nuestro reloj biológico, como si de maquinaria suiza se tratara. La melatonina, está a bajos niveles durante las horas de luz; cuando la intensidad de la misma disminuye, la retina envía impulsos eléctricos que la glándula pineal: quiere decir que ha llegado la noche y que es la hora de producir melatonina, entonces este proceso (entre otros) harán que pronto caigamos en brazos de Morfeo. Podría suponerse que a menos horas de luz, mayor somnolencia.

  • ¿Por qué estamos tan cansados al volver de vacaciones?

    Seguro que no eres el primero que vuelves de las vacaciones, y lejos de haber recargado la pilas, vienes más cansado de lo que te fuiste. Durante las vacaciones, tenemos la agenda saturada, a pesar de haberla llenado con buenos propósitos para descansar mejor.

  • ¿Por qué la temperatura es tan importante para dormir bien?

    Cuando pasamos, casi sin darnos cuenta, de las noches tórridas del verano a madrugadas con temperaturas más suaves, propias del otoño que ya tenemos casi encima (este 2017 empieza el 22 de septiembre), es inevitable que más de una noche nos despertemos pasando frío.

    En verano nos conformamos casi con una simple sábana bajera para dormir, porque cualquier ropa de cama de más nos estorba. Sin embargo, llegados a esta época, notamos que nuestra cama no está equipada como debiera, y, o bien pasas frío, o bien, si te has aventurado a colocar alguna colcha o cobertor fino, puedes notar el efecto contrario y puedes estar durante toda la noche tapándote y destapándote.