Salud IDEAL - ortodoncia

  • ¿Cómo saber si mi hijo necesita ortodoncia?

    Una de muchas preocupaciones de los padres entorno a sus hijos, y su salud, es la de saber cuándo deben ponerle ortodoncia. Aunque cada niño es un mundo, existen diversas señales que nos avisan de que ha llegado el momento crucial de hacerle una visita al dentista.

  • Cuidados durante la ortodoncia

    Llevar ortodoncia es un proceso por el que hay que pasar en ocasiones para lucir una sonrisa perfecta, en la que todos los dientes están donde deben estar para lograr una armonía ideal. No obstante, esto no quiere decir que durante este tiempo nos olvidemos de otros cuidados complementarios muy importantes. Durante el proceso que duren estos tratamientos es importante llevar a cabo ciertos cuidados durante la ortodoncia, y otros específicos una vez terminada esta fase.

  • La leche materna contribuye a evitar la necesidad de una ortodoncia en el futuro

    A través de una información en su blog,  la Sociedad Española de Ortodoncia y ortopedia dentofacial, (SEdO), asegura que la lactancia materna favorece el correcto desarrollo oral del bebé y evita la ortodoncia. Y es que la leche de la madre es una fuente de salud para los neonatos, entre ellos, que la boca comience a desarrollarse de la forma idónea. Y es que, a su nacimiento, el tamaño del maxilar superior es mayor que el inferior, encontrándose este último en una posición más retrasada en relación al superior.

    Dicha succión permite que la mandíbula avance a una posición “mesial” ya que se estimula la musculatura bucal, tal como recogen en su portal. El proceso supone el primer avance mandibular del bebé, favoreciendo un correcto crecimiento del maxilar inferior. Es por ello que resulta también importante “colocar al bebé frente al pezón materno”.

    Además, apuntan a que los bebés que han tomado pecho tienen menos opciones de enfrentarse a discrepancias en el tamaño de los maxilares que aquellos que fueron alimentados únicamente con un biberón.

    ¿A qué favorece?

    • Evita anomalías dentomaxilofaciales.
    • Evita maloclusiones dentales, especialmente mordida abierta.
    • Contribuye a evitar que se necesite una ortodoncia en un futuro.
    • Correcta función succión, deglución, respiración, desarrollando la musculatura oral.
    • Evita que se adquieran hábitos bucales perjudiciales como chuparse el dedo o tender a introducir objetos en la boca.

    Además, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría recomienda la lactancia exclusiva durante el primer medio año, y complementada con otros alimentos hasta los dos años como mínimo. También, recuerda que es importante seguir, desde un primer momento que aparecen las piezas dentales, rutinas de higiene bucodental, para prevenir las caries del lactante.

     

     

  • Luzca la mejor de sus sonrisas con Alineadent, la ortodoncia invisible digitalizada más avanzada

    Cuidar de la salud dental es igual de importante a todas las edades. Sin embargo, son muchas las personas las que no dan el paso para corregir sus problemas dentales por la recurrente excusa de “ya soy mayor”, como explica el médico estomatólogo Juan Villoslada, de la Clínica Apneadent. “Se suele asociar el uso de correctores dentales a la etapa infantil y adolescente, pero es un error porque el movimiento de las piezas dentales puede ocurrir en cualquier momento de la vida, no solo en la fase de crecimiento”, añade el especialista.