propiedades, - Salud IDEAL

  • Beneficios de la avena ante enfermedades

    Avena: qué es

    La avena ha sido consumida como alimento desde la antigüedad. Se trata de un cereal perteneciente a la familia ‘Poaceae’, mayormente cultivado en Europa y Norteamérica, adaptándose a climas húmedos y frescos. En los últimos años, su consumo se ha visto incrementado, algo que se ha dejado notar en los países especialmente productores como Rusia, Canadá, Finlandia, Polonia o Estados Unidos. 

    En España, el consumo de avena ha ido en aumento desde los 0.43 kilogramos por persona al año determinados en 2013 por la División de Estadística de la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Una cantidad que evoluciona si se valora que apenas llegaba al 0.19 en 1990. 

    Y es que los cereales han sido base de dieta de la humanidad desde hace miles de años. La avena, en los últimos tiempos, ha ido consolidándose con el paso del tiempo hasta el punto de ser uno de esos recursos a los que acudir incluso para mejorar en lo que a salud concierne. Hoy analizaremos cuáles son las propiedades nutricionales de la avena, cuáles son sus beneficios para nuestro organismo en caso de padecer ciertas patologías. 

    Propiedades nutricionales de la avena

    La realidad es que la avena se extrae de una planta y para hacerse los medicamentos se emplean partes como la semilla (avena), las hojas, el tallo (paja de avena) y el salvado (la cubierta exterior de la avena integral). También destacan productos como la harina de avena.  De hecho, el salvado de avena y la avena integral se emplean para la presión arterial alta, el colesterol alto, la diabetes y problemas de digestión, entre otras problemáticas.   En especial se emplea para reducir los niveles de colesterol y el riesgo de cardiopatía. 

    La avena se clasifica en cereal de grano entero (esos granos que conservan las tres partes que los componen, germen, endospermo y salvado). Un cereal con un valor energético de 361 kilocalorías por 100 gramos y se la considera fuente de proteínas de bajo coste y destaca su alto contenido en fibra

    En lo que se refiere también a las propiedades nutricionales de la avena, presenta un contenido en hidratos inferior al resto de cereales y un aporte de lípidos superior al resto, aportando ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, considerados como grasa saludable. 

    Además, la avena destaca por tener un alto contenido en hierro, magnesio, zinc, fósforo, tiamina (vitamina B1) y vitamina B6, folatos, potasio y vitamina E. En especial destaca por su alto contenido en fibra, especialmente en betaglucanos. La fibra mejora el tránsito intestinal, además de atenuar los niveles de colesterol y glucosa en sangre. 

    Además, retrasa el vaciamiento gástrico produciendo mayor saciedad y sensación de plenitud. Por su parte, los betaglucanos se consideran el componente activo más relevante de la avena debido a sus beneficios que podrían ayudar a prevenir y mejorar los síntomas de diabetes, cáncer y enfermedad cardiovascular

    Cabe resaltar que las avenantramidas cuentan con una actividad antioxidante de 10 a 30 veces mayor que la de otros compuestos fenólicos. Disponen de propiedades antiinflamatorias y antiaterogénicas, además de ayudar a controlar la presión arterial al producir óxido nítrico (vasodilatador). 

    Beneficios de la avena ante enfermedades

    Como decimos, la avena muestra unos beneficios potenciales en su acción sobre diferentes patologías. Tiene su influencia en la diabetes, en enfermedades cardiovasculares, en el cáncer, en celiaquía, en obesidad y en patologías intestinales.  La recomendación general apunta que, en el marco de una alimentación saludable, debido a sus beneficios nutricionales y sobre la salud, por su composición nutritiva y por los otros componentes no nutritivos/bioactivos que contiene, sería aconsejable fomentar el consumo de avena en la población española en los diferentes momentos del día. 

    En lo que respecta a la diabetes, la avena se presenta como beneficio al disminuir la glucosa en ayunas. Además, mejora la sensibilidad a la insulina y reduce la concentración de hemoglobina glicosilada, de interés en situación de prediabetes.  En lo que respecta a enfermedades cardiovasculares, por medio de la avena logramos una reducción del colesterol sanguíneo, disminución de niveles de LDL y triglicéridos, aumenta los niveles de HDL y sus propias propiedades antiinflamatorias. 

    Sobre el cáncer cabe destacar que retrasa el crecimiento de líneas celulares de cáncer e induce a la muerte celular de estas. En lo que respecta a la celiaquía cabe resaltar que en un especialista debe evaluar el caso particular del paciente. Sí se presenta la avena como beneficio para otro problema como la obesidad o las enfermedades intestinales, ya que disminuye la distensión, el dolor abdominal, las flatulencias y mejora el estreñimiento

    *NOTA: Este artículo tiene una finalidad informativo- divulgativa. Siempre ha de ser un médico especialista el que determine los procesos de diagnosis, tratamiento y terapias complementarias que estime. Si cree que puede estar enfermo acuda a su centro de salud o a un especialista colegiado, bajo ningún concepto se automedique o tome decisiones relativas a su salud en virtud de lo leído aquí o en cualquier otro sitio web.

    FUENTES: 

    “Datos actuales sobre las propiedades nutricionales de la avena”, Fundación Española de la Nutrición (FEN) 

    Portal de Información de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU

     

  • Beneficios de las uvas para la salud

    Tomar 12 uvas a medianoche del 31 de diciembre es una tradición muy arraigada en España que pretende atraer la suerte para el nuevo año. No obstante, desde el punto de vista de la salud, tomar uvas también tiene importantes beneficios para el organismo. Compuestas principalmente por agua, las uvas destacan por sus propiedades antioxidantes, diuréticas y energéticas. Teniendo en cuenta estos y otros beneficios para la salud de las uvas, lo mejor es no limitarse a consumirlas en Nochevieja sino apostar por este alimento durante todo el año.

    Propiedades nutricionales de la uva

    La uva está compuesta fundamentalmente de agua (80%) e hidratos de carbono (17%) fácilmente asimilables como glucosa, sacarosa, fructosa, levulosa y dextrosa, razón por la cual es buena fuente de energía. Su alto contenido en hidratos, no obstante, hace que no sea aconsejable para las personas diabéticas.

    Además las uvas contienen:

    • Un poco de fibra en forma de celulosa (alrededor de 1%).
    • Todas las vitaminas del grupo B, aunque son especialmente ricas en vitamina B6.
    • Betacaroteno, precursor de la vitamina A.
    • Menor contenido en vitamina C que otras frutas como los cítricos, aunque se asimila muy bien gracias a la presencia de sustancias flavonoides.
    • Minerales como potasio, cobre, magnesio, calcio, azufre, hierro, fósforo, manganeso y selenio.

    Las distintas variedades de uva tienen un contenido nutricional muy similar, aunque las uvas negras son menos dulces (tienen menor glucosa y fructosa) pero más ricas en ácido fólico y potasio.

    Beneficios de la uva para la salud

    Las uvas tienen los siguientes beneficios para la salud:

    • Son una gran fuente de antioxidantes: estas sustancias ayudan a combatir el envejecimiento prematuro provocado por los radicales libres. Las uvas contienen varias sustancias antioxidantes: resveratrol (presente sobre todo en la piel de la uva negra y roja), flavonoides como la quercitina y taninos. El resveratrol también puede evitar que se desarrollen células cancerígenas.
    • Actúan como laxante suave: las frutas que, como las uvas, tienen un alto contenido en agua son fundamentales para mantenerse hidratado e ir al baño regularmente. Su contenido en fibra contribuye a potenciar un tránsito intestinal saludable.
    • Tienen efecto diurético: esto puede ser beneficioso en caso de padecer hiperuricemia, gota, litiasis renal u otras enfermedades asociadas a la retención de líquidos. Además son depurativas gracias a que su contenido en pectina ayuda a destruir las sustancias dañinas del cuerpo.
    • Reducen la presión arterial gracias a su alto contenido en potasio.
    • Reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en polifenoles.
    • Aportan energía por su contenido de azúcares y carbohidratos (unas 65 Kcal por cada 100 gramos). Por ello son ideales para estudiantes, deportistas y personas con mucho desgaste.
    • Son un remedio natural en casos de fatiga, anemia y estrés físico y mental por la acción de los azúcares y vitaminas que contiene.
    • Recomendables para embarazadas: el ácido fólico que contiene la uva ayuda a favorecer la división celular y la correcta gestación durante las primeras semanas del embarazo.

    Consumo de las uvas

    Hoy en día las uvas se pueden comer durante todo el año, aunque su temporada natural es el otoño. Al comprarlas, si las uvas son de variedad negra o roja hay que comprobar que no tengan tonalidad verdosa, mientras que si son de variedad blanca, hay que descartar las que tengan tono ambarino.

    Habitualmente las uvas se toman crudas, por lo que antes de consumirlas, se deben lavar muy bien para eliminar restos de productos químicos procedentes de su cultivo. Las uvas no sólo se pueden tomar como postre sino también añadirse a recetas como mousses, crepes, ensaladas o pizzas. 

    A la hora de comerlas se recomienda hacerlo con su piel y masticar sus semillas, ya que éstas son fuente de antioxidantes (taninos y catequinas).

  • Beneficios del aceite de oliva para la salud

    El aceite de oliva es uno de los productos clave de la dieta mediterránea, complemento indispensable para cocinar e ingrediente habitual de muchas recetas. Este aceite se obtiene de la aceituna, el fruto del olivo que se cultiva en el área mediterránea desde hace miles de años. Los beneficios demostrados de este aceite para el organismo son tan numerosos que incluso se le conoce como ‘oro líquido’.

    Componentes del aceite de oliva

    El aceite de oliva está compuesto principalmente por:

    • Ácidos grasos monoinsaturados, especialmente ácido oleico.
    • Ácidos grasos saturados, como el ácido palmítico y el esteárico. Aunque estos ácidos grasos pueden fomentar la aparición de colesterol ‘malo’, sus cantidades son pequeñas en el aceite de oliva.
    • Ácidos grasos poliinsaturados (ácido linoleico) como el omega 3 y 6.
    • Vitamina E.
    • Beta-caroteno (provitamina A), un potente antioxidante.
    • Polifenoles: también potentes antioxidantes, presentes sobre todo en las variedades virgen.

    Beneficios para el organismo del aceite de oliva

    El aceite de oliva tiene los siguientes beneficios para la salud y el organismo:

    • Previene las enfermedades cardiovasculares: los ácidos grasos del aceite de oliva virgen, especialmente el ácido oleico, ayudan a reducir el colesterol LDL (‘malo’) y a aumentar el HDL (el ‘bueno’). Además incrementan la vasodilatación arterial, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la presión arterial.
    • Mejora las funciones cognitivas: las personas que consumen grasas monoinsaturadas (como las que incluye el aceite de oliva) gozan de mejores funciones cognitivas y mayor desarrollo cerebral. Las grasas además favorecen la formación de membranas celulares y tejido cerebral. Por su parte, los polifenoles potencian el nacimiento de nuevas neuronas según algunos estudios. Las grasas saludables del aceite, por tanto, ayudan a retrasar el deterioro mental de enfermedades como el alzhéimer.
    • Mejora el sistema inmunitario: los antioxidantes presentes en el aceite ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y, por tanto, a prevenir enfermedades.
    • Mantiene los huesos fuertes: el aceite de oliva contribuye a una correcta mineralización de los huesos y limita la pérdida de calcio durante el envejecimiento, lo que previene enfermedades como la osteoporosis.
    • Retrasa el envejecimiento gracias a la alta concentración de los polifenoles y su efecto antioxidante. El aceite retrasa la aparición de las arrugas y mantiene la elasticidad de la piel.
    • Ayuda a perder peso: consumir grasas saludables como las del aceite de oliva puede ser beneficioso a la hora de quemar calorías, pues acelera el metabolismo.
    • Regula el tránsito intestinal: elimina la inflamación o irritación intestinal y reduce el estreñimiento leve.
    • Reduce la acidez del estómago: consumir grasas de tipo monoinsaturado (como las del aceite de oliva) lleva a una reducción de la acidez intragástrica. Además favorece la función digestiva, protegiendo al organismo frente a las enfermedades gastrointestinales.  
    • Previene el cáncer: los antioxidantes presentes en el aceite ayudan a reducir el daño causado por los radicales libres. Además el aceite de oliva genera patrones hormonales que no estimulan los procesos cancerígenos, altera menos el sistema inmune y genera niveles significativamente inferiores de eicosanoides relacionados con el crecimiento tumoral.
    • Previene la diabetes de tipo II: según un estudio publicado en la revista Diabetes Journal, los participantes que consumieron aceite de oliva redujeron el riesgo de desarrollar diabetes tipo II en más del 40%. Esto se debe a sus efectos positivos sobre la glucemia y la sensibilidad a la insulina.
    • Alivia el dolor de las articulaciones: el aceite de oliva virgen extra puede reducir el dolor en las articulaciones. Asimismo, disminuye la inflamación y el estrés oxidativo en personas con artritis reumatoide.
  • Beneficios y propiedades del té verde

    El té verde es un alimento que tiene muchos beneficios para la salud, principalmente por su alto contenido en elementos antioxidantes como las catequinas. Entre otras cosas, retrasa el envejecimiento de las células, previene algunos tipos de cáncer y disminuye el colesterol en la sangre. No obstante, un consumo excesivo del mismo puede ser perjudicial para la salud.

    ¿De dónde se obtiene el té verde?

    El té se obtiene de las hojas del arbusto perenne Camellia sinensis. En función del tratamiento que se le dé a estas hojas y si existe o no fermentación y oxidación, se conseguirá un tipo u otro de té. El verde concretamente no tiene proceso de oxidación, sino que se produce mediante dos procesos: secado (con aire caliente o al sol) y posterior molturación. Aunque habitualmente se toma en formato infusión (frío o caliente) también se puede ingerir en forma de pastilla.

    Propiedades del té verde

    • Tiene una elevada proporción de antioxidantes, al poseer muchas catequinas. Una de estas catequinas, la EGCG (epigolacatequina-galato), es 20 veces más antioxidante que la vitamina E y 100 veces más que la C. Estos antioxidantes son beneficiosos para diferentes órganos y sistemas del cuerpo. Entre otras cosas, evitan el envejecimiento y la oxidación celular.
    • Contiene cafeína que ayuda a despertarse y tener agilidad mental.
    • Incluye oligoelementos como manganeso, flúor, cinc y cobre.
    • En cuanto a las vitaminas, contiene en pequeñas cantidades las tipo A, C, E, B y P.

    Beneficios para la salud del té verde

    • Puede ser un aliado para las personas que quieren adelgazar. El té verde estimula el metabolismo, lo que mejora la capacidad de quemar calorías y evita la retención de líquidos. No obstante, esto sólo es efectivo si se lleva a cabo una adecuada dieta y una rutina de ejercicio físico.
    • Retrasa el envejecimiento celular gracias a su alto contenido en antioxidantes, que combaten los radicales libres (principal causa del envejecimiento de las células).
    • Ayuda a disminuir los niveles altos de grasa, como el colesterol y los trigicéridos en la sangre (hiperlipidemia). De esta manera, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como el infarto.
    • Reduce el riesgo o retrasa la aparición de la enfermedad del Parkinson.
    • Previene los mareos en personas con la tensión baja.
    • Ayuda a prevenir varios tipos de cáncer, principalmente el de vejiga, esófago, ovarios y páncreas. No obstante, no se tiene conocimiento de que ayude a prevenir el cáncer de colon, mama y próstata. Muchos estudios han sugerido que el té verde reduce la posibilidad de contraer cáncer por su gran cantidad de antioxidantes, que evitan que se reproduzcan las células cancerígenas y previenen la formación de los radicales libres que dañan las células sanas del cuerpo.
    • Ayuda a prevenir infecciones, resfriados y gripes: la catequina puede ayudar a matar a las bacterias e inhibir a los virus, lo que podría reducir el riesgo de infecciones.
    • Mejora la salud dental por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, que evitan la formación de caries y periodontitis.
    • Puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre.
    • La cafeína del té ayuda a aumentar la concentración y la agilidad mental.

    No obstante, no todos los beneficios están igual de demostrados científicamente, por lo que en ningún caso se debe considerar el té verde como un alimento milagroso.

    Contraindicaciones

    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria analizó en 2018 el riesgo de las infusiones de té verde y concluyó que de forma general son seguras. No obstante, consumir té verde en altas dosis puede tener efectos tóxicos en los consumidores. Debido a su alto contenido en EGCG, un consumo elevado puede provocar efectos adversos a nivel de hígado. Además de esto, consumir grandes cantidades de té verde puede:

    • Repercutir sobre el ritmo intestinal y reducir la frecuencia de defecación.
    • Producir dolor de cabeza y acidez estomacal.
    • Crear nerviosismo o insomnio por su contenido en cafeína.

    Además de esto, el té no está recomendado para personas embarazadas o lactantes ni para niños, debido a la cafeína que contiene. Asimismo se recomienda tomarlo fuera de las comidas, ya que el té dificulta la absorción del hierro y el ácido fólico.

  • Chirimoya: propiedades y beneficios para la salud

    La chirimoya es una fruta tropical que cuenta con una gran cantidad de propiedades y componentes que aportan numerosos beneficios para la salud. Muy fácil de consumir, esta fruta pueden tomarla tanto niños como adultos, embarazadas y personas mayores.

    Qué es la chirimoya

    La chirimoya es una fruta tropical de color verde, con pulpa blanquecina y numerosas semillas negras, ovoides y brillantes . Pertenece a la familia de las Anonáceas y es el fruto del árbol del chirimoyo. Se cultiva durante la temporada de otoño e invierno, igual que las naranjas.

    Esta fruta es originaria de Sudamérica, concretamente de la zona andina limítrofe de Ecuador y Perú. No obstante, hoy en día se produce también en otros países europeos y americanos. De hecho, actualmente España es el primer productor mundial de chirimoya. 

    Existen diferentes variedades:

    • Impresa: es una variedad de gran tamaño y piel tersa cubierta de hoyos. Tiene forma conoide o subglovosa.
    • Umbonata: tiene forma de piña, un tamaño medio y piel fina. Sus protuberancias son pequeñas y puntiagudas y sus frutos son sabrosos y con muchas semillas.
    • Tuberculata: sus frutos son de tamaño mediano. Tiene forma globosa y piel verde oscura.
    • Mammillata: es una variedad jugosa, sabrosa y aromática. Su piel es lisa.
    • Leovis: su piel no tiene protuberancias ni marcas.

    Propiedades de la chirimoya

    La chirimoya es una fruta con grandes propiedades nutricionales. Su componente mayoritario es agua, pero también destaca por su aporte en hidratos de carbono -fundamentalmente azúcares como la fructosa y glucosa-, por lo que su aporte calórico es bastante elevado.

    La chirimoya es pobre en grasas y proteínas pero cuenta con una gran cantidad de ácido fosfórico y fibra. Además de esto aporta minerales como el calcio, el hierro y el potasio y, en menor proporción, zinc, yodo y magnesio. También tiene un gran contenido de vitaminas del grupo B (B1, B2 y B6), es fuente de vitamina C y contiene pequeñas cantidades de vitamina A

    La vitamina C cumple una función antioxidante e interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos. Además favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Por su parte, el potasio que aporta es necesario para la generación y transmisión de impulsos nerviosos y para la actividad muscular normal. 

    Beneficios para la salud de la chirimoya

    • Regula la tensión arterial: su abundante potasio y su escaso contenido en sodio la convierten en una aliada de la salud arterial. Es muy recomendable para personas con hipertensión o afecciones de vasos sanguíneos y corazón.
    • Fortalece los huesos: el magnesio y el calcio que contiene son importantes para la salud de los huesos, por lo que ayuda a personas que sufren osteoporosis y trastornos de descalcificación.
    • Ayuda a reforzar la memoria gracias a su fósforo.
    • Combate la anemia: su contenido en hierro se ve potenciado por la vitamina C, que ayuda a absorberlo.
    • La fibra le confiere propiedades laxantes, lo que mejora o previene el estreñimiento. Además protege la flora intestinal y ayuda a eliminar el colesterol malo. Asimismo, la fibra ejerce influencia intestinal y dilata el tiempo de asimilación de los azúcares, lo que ayuda a regular el azúcar en sangre.
    • Es una fruta de fácil digestión que la hace muy aconsejable para personas débiles, convalecientes, ancianos y, especialmente, niños y embarazadas.
    • Ayuda a perder peso, ya que tiene efecto saciante.
    • Es muy buen alimento para el embarazo ya que contiene nutrientes que contribuyen al desarrollo del bebé.
    • En pediatría tiene propiedades dietéticas por su alto contenido en minerales, azúcares, proteínas y vitaminas. Es muy aconsejable en niños en época de crecimiento o en caso de enfermedades crónicas.
    • Al ser fuente de vitamina A y C tiene efecto antioxidante, aliado para mantener la juventud.
    • Se le atribuye una acción equilibradora del sistema nervioso, por lo que puede constituir un tranquilizante natural para personas con ansiedad.
  • Propiedades del boldo

    El boldo es una planta originaria de Sudamérica que tiene numerosas propiedades curativas. Tomada principalmente en infusión, sirve para calmar el malestar del estómago y también ayuda al buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

    Qué es el boldo

    El boldo es un árbol originario de Chile y Argentina que hoy día también está extendido por el norte de África y la región mediterránea. Pertenece a la familia de las Monimiáceas, sus hojas son ovaladas y tiene flores blancas pequeñas que crecen en racimos. Las partes del boldo que se utilizan en fitoterapia son las hojas, aunque en algunos países también se emplea su corteza.

    El boldo posee esencialmente 4 tipos de componentes:

    • Aceites esenciales: como el eucaliptol, los ascáridos y el cineol.
    • Alcaloides: el más destacado es la boldina.
    • Taninos: presentes en la corteza, tienen propiedades antioxidantes.
    • Flavonoides: beneficiosos para el organismo porque disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

    Beneficios y propiedades del boldo

    El boldo tiene propiedades medicinales y curativas que se aprovechan sobre todo a partir de la preparación de tisanas digestivas. Su uso está principalmente indicado para malestares relacionados con el estómago, la vesícula biliar y el hígado. El boldo:

    • Evita el extreñimiento
    • Mejora la digestión: especialmente gracias al efecto hepatotónico y protector estomacal del cineol. También puede ser un buen remedio para el dolor estomacal y la gastritis.
    • Estimula la secreción de bilis y evita la formación de cálculos en la vesícula biliar: la boldina estimula el funcionamiento de la vesícula biliar y evita que se formen las piedras.
    • Estimula el funcionamiento del hígado y los riñones también gracias a la boldina.
    • Tiene propiedades expectorantes: la presencia del eucaliptol permite usarlo en formato jarabe para tratar la tos y la congestión de pecho.
    • Baja el colesterol: ayuda a disminuir sus niveles porque depura colesterol de la bilis, facilitando la eliminación de estas grasas del organismo.
    • Ayuda a expulsar gases acumulados: el ascardiol tiene un efecto antiflatulento, sedante y ligeramente anelgésico.
    • Facilita la eliminación de toxinas
    • Evita la retención de líquidos y combate las infecciones urinarias:el boldo es diurético y la expulsión de los líquidos permite también bajar de peso.
    • Ayuda a hacer frente al insomnio: tiene efectos sedantes y calmantes del sistema nervioso. Puede estar indicado en personas con insomnio, nerviosismo o ansiedad.

    Cómo tomar boldo

    La forma más habitual de tomar boldo es en infusión. Para preparar té de boldo se utilizan un par de cucharadas de hojas secas. Primero hay que hervir un litro de agua en una olla al fuego, y cuando esté en ebullición, añadir las hojas secas y dejarlo en el agua durante 3 minutos. Después de este tiempo, se apaga el fuego y se cubre el recipiente con un paño de cocina o tapa, dejándolo en reposo dos minutos. Por último, se cuela la infusión para sacar los restos de hojas y se sirve.

    También es frecuente encontrar el boldo en otras formas como cápsulas, aceite esencial, extracto para tomar disuelto en algún líquido o jarabe. Sea cual sea su forma, es conveniente hablar primero con un especialista médico para que aconseje cómo consumirlo y en qué cantidad, ya que tomarlo en dosis elevadas puede producir efectos dañinos.

    Contraindicaciones de tomar boldo

    El boldo no es una planta que presente múltiples contraindicaciones, aunque sí puede tener efectos secundarios derivados de un consumo excesivo de la misma, sobre todo en infusión. Algunos de estos son:

    • Alucinación auditiva
    • Alteración de la percepción cromática
    • Dolor de cabeza
    • Náuseas, mareos y vómitos.
    • Ya que sirve para luchar contra el estreñimiento, sus efectos laxantes pueden acrecentarse si no se toma con moderación. Por tanto, deben evitarlo las personas que tengan tendencia a padecer diarrea.
    • Aunque ayuda a calmar las molestias provocadas por los cálculos biliares, también puede provocar su expulsión, lo que podría obstruir las vías biliares.

    Su ingesta no está recomendada para mujeres embarazadas (en altas dosis puede provocar un aborto) ni en periodo de lactancia. Tampoco deben consumirlo niños menores de 12 años, personas con problemas hepáticos o enfermedades renales. Como tiene propiedades anticoagulantes, tampoco se debe consumir si se está siguiendo un tratamiento con medicamentos anticoagulantes.

  • Propiedades y beneficios de la granada

    La granada es una fruta con multitud de propiedades y beneficios para la salud, especialmente por su alto contenido en antioxidantes. Nacida del árbol del granado, su piel es dura (de color escarlata o dorado con carmesí) pero su interior esconde unas semillas cubiertas de pulpa roja y carnosa.

    Origen de la granada

    La granada es originaria de los países del este de Europa y Oriente (Palestina, Irán, Afganistán). No obstante, hoy en día está expendida por diversos países de Europa, Asia y América. España, de hecho, es uno de los principales productores de granada en el mundo. En nuestro país se cultivan diferentes variedades de esta fruta, entre las que destacan Grano Elche, que madura entre octubre y noviembre, y Mollar de Játiva o de Valencia, de recolección más temprana. No obstante, a pesar de ser una fruta otoñal, se puede encontrar durante todo el año.

    Propiedades nutricionales de la granada

    • Contiene pequeñas cantidades de vitamina C y B. El consumo de una granada de peso medio (275 gramos) aporta el 10% de la vitamina C recomendada.
    • Contiene ácido cítrico, que a su vez potencia la acción de la vitamina C.
    • Incluye varios minerales, entre los que destaca el potasio. Consumir una granada aporta el 8% de la ingesta recomendada de potasio para un hombre o una mujer de 20 a 39 años que realiza actividad física moderada.
    • Sus propiedades antioxidantes vienen de su alto contenido en flavonoides y polifenoles. Los más abundantes son los taninos, que se encuentran fundamentalmente en la corteza, las láminas y los tabiques membranosos. 
    • Tiene un bajo valor calórico por su escaso contenido en hidratos de carbono. Por cada 100 gramos de producto aporta 34 kilocalorías.

    Beneficios de la granada para la salud

    • Por sus propiedades antioxidantes sirve para combatir el envejecimiento celular. Los antioxidantes mantienen a raya a los radicales libres que dañan las células sanas. Es por esto que el consumo de granada contribuye a reducir el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer y enfermedades degenerativas.
    • El potasio que contiene ayuda a limpiar los riñones, favoreciendo la limpieza del organismo.
    • Los antioxidantes ayudan a reducir la inflamación, incluso en casos de artritis. Estudios científicos han demostrado que el extracto de granada reduce la inflamación y ayuda a aliviar el dolor y a combatir la degeneración del cartílago.
    • Los taninos que contiene tienen función astringente y antiinflamatoria en la mucosa del tracto digestivo, por lo que es bueno comer granada en caso de diarrea.
    • Ayuda a reducir los niveles del ‘colesterol malo’ (LDL) gracias a la combinación de polifenoles que contiene. Además diversos estudios parecen demostrar que la granada reduce la presión arterial y el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.
    • Dado su bajo índice glucémico es una fruta indicada para los diabéticos.
    • Por su bajo aporte calórico puede usarse en dietas de adelgazamiento.
    • Su consumo es favorable en caso de hiperucemia o gota y litiasis renal por sales de ácido úrico. Esto se debe a que el ácido cítrico favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales a través de la orina.

    No obstante, no todos los beneficios de la granada están igual de demostrados científicamente, por lo que en ningún caso se debe considerar esta fruta como un sustituto de un adecuado tratamiento médico.

    Cómo tomar la granada

    La mejor época para consumir granada es entre septiembre y noviembre, que es cuando se recolecta en España. Según Teresa Valero, experta en nutrición, para consumirla hay que elegir aquellas piezas que tengan un color vivo con matices marrones, piel delgada, fuerte y sin cortes. Una vez abierta, las semillas se pueden guardar en la nevera durante tres días o congeladas como máximo seis meses.

    La granada no sólo se puede tomar como postre, sino que su sabor entre ácido y dulce lo convierten en un ingrediente versátil y apto para todo tipo de preparaciones. Habitualmente se utiliza como complemento en las ensaladas y también como ingrediente principal en zumos.

  • Propiedades y beneficios de la mandarina para la salud

    La mandarina es el fruto del árbol mandarino, que pertenece a la familia de las Rutáceas y al género botánico Citrus. Su época de madurez y consumo es el otoño e invierno, de noviembre a marzo principalmente. Por su pequeño tamaño, dulzor, suavidad y propiedades para la salud es una de las frutas más apreciadas y consumidas durante los meses de frío.

    Propiedades de la mandarina

    El componente mayoritario de la mandarina es el agua. Junta ella esta fruta también contiene:

    • Fibra (sobre todo pectina): está presente sobre todo en la parte blanca, entre la pulpa y la corteza, y favorece el tránsito intestinal.
    • Vitamina C: la mandarina no es tan rica en vitamina C como la naranja, pero la contiene en gran cantidad. Esta vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes y glóbulos rojos. Además favorece la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones.
    • Betacaroteno o provitamina A: más abundante en la mandarina que en el resto de cítricos. Es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y el sistema inmunológico. Tanto la vitamina A como la C cumplen funciones antioxidantes.
    • Ácido fólico: 100 gramos de mandarina aportan aproximadamente el 40% del ácido fólico que se necesita en un día. Esta fruta también contiene pequeñas dosis de vitamina B1, B2 y B6.
    • Potasio: es el mineral que más abunda en esta fruta. Es necesario para la transmisión y generación de impulsos nerviosos y para la actividad muscular. La mandarina también aporta otros minerales como calcio y magnesio y, en menor medida, hierro, zinc y fósforo.
    • Ácido cítrico, responsable de su acidez. Esta sustancia tiene un efecto desinfectante y potencia la vitamina C.
    • Sustancias antioxidantes como los flavonoides.
    • Menos cantidades de azúcares y calorías que otras frutas de su mismo género.

    Beneficios de la mandarina para la salud

    Por su contenido en vitaminas, fibra y antioxidantes, la mandarina tiene muchos beneficios para la salud. Algunos de ellos son:

    • Hidrata el cuerpo y mejora el sistema renal: la mandarina es una fruta diurética por su alto contenido en agua, potasio y ácido cítrico, que favorecen la eliminación del ácido úrico y sus sales.
    • Refuerza el sistema cardiovascular: los flavonoides que contiene protegen las paredes de los vasos sanguíneos, y la pectina ayuda a reducir el colesterol perjudicial (LDL). De esta manera se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, su potasio ayuda a normalizar la presión arterial alta.
    • Previene algunos tipos de cáncer por la acción antioxidante conjunta de la vitamina C, los carotenoides y los flavonoides.
    • Combate el estreñimiento: la fibra que contiene esta fruta ayuda a evitar el estreñimiento. Además reduce la absorción de grasas y sustancias tóxicas.
    • Refuerza el sistema inmunológico: la vitamina C mantiene fuerte el sistema inmune, lo que ayuda a combatir enfermedades como la gripe.
    • Combate la diabetes: según una investigación de la Universidad de Western Ontario, la nobiletina que contiene la mandarina ayuda a combatir la diabetes de tipo 2, regulando el nivel de insulina en la sangre.
    • Combate la anemia: la vitamina C aumenta la absorción de hierro aportado por otros alimentos vegetales y favorece la producción de glóbulos rojos. Por eso las mandarinas son adecuadas para personas que tienen anemia.
    • Ayuda a la visión: las vitaminas A y C de la mandarina pueden ayudar a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad, una de las causas de la pérdida de visión.
    • Previene la aparición de enfermedades degenerativas.

    Además de todos estos beneficios, ayuda de manera especial a:

    • Embarazadas: la mandarina contiene gran cantidad de ácido fólico, vitamina imprescindible para los procesos de división y multiplicación celular que tienen lugar en los primeros meses de gestación.
    • Deportistas: la mandarina contiene gran cantidad de potasio, un mineral necesario para el funcionamiento de los músculos. Además, la vitamina C que contiene es imprescindible para sintetizar elcolágeno, proteína que ayuda a mantener unidos los tendones, huesos, ligamentos y músculos.
  • Propiedades y beneficios del caqui

    El caqui es una fruta que se recoge del árbol del mismo nombre. Originario de Asia (especialmente de China y Japón) es un fruto que, después de ser cosechado, se deja madurar un tiempo más antes de consumirse. La pulpa del fruto inmaduro es dura, de sabor áspero y muy astringente, aunque comestible. Al madurar esta pulpa adquiere una textura fina y un sabor dulce.

    Existen diversas variedades de esta fruta, que se pueden dividir de forma genérica en dos tipos: astringentes (las que necesitan una adecuada maduración para su consumo) y las no astringentes. Sea cual sea su variedad, al ser una fruta muy rica en agua y nutrientes está recomendada para prácticamente todo el mundo, ya que tiene propiedades muy beneficiosas para el organismo.

    Propiedades nutricionales del caqui

    El caqui es una fruta que aporta al organismo una serie de nutrientes muy importantes:

    • Hidratos de carbono, principalmente fructosa y glucosa, que la convierten en una fruta energética. El valor energético del caqui ronda las 70 Kcal por cada 100 gramos.
    • Fibra solubles como la pectina y los mucílagos.
    • Vitaminas: el caqui contiene principalmente betacoroteno o provitamina A y vitamina C. En menor medida incluye otras del grupo B y vitamina E. La vitamina A es imprescindible para el cuidado de los huesos, piel y caballo, así como para un correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Por su parte la C interviene en la formación de huesos y colágeno y favorece la absorción del hierro y la resistencia a infecciones.
    • Flavonoides como taninos y catequinas, que le confieren propiedades antioxidantes.
    • Minerales, entre los que destacan el potasio y el magnesio y, secundariamente, el calcio y el hierro. Por contra, el caqui tiene un bajo aporte en sodio.

    Beneficios del caqui para la salud

    • Ayuda en situaciones de estreñimiento y mejora el tránsito intestinal gracias a la pectina y los mucílagos. En caso de estreñimiento hay que tomarlo en su punto de sazón mientras que, en caso de diarrea, hay que consumirlo antes de que esté maduro.
    • Las fibras solubles que contiene ayudan a disminuir los niveles de colesterol.
    • Por su contenido en potasio y bajo aporte en sodio está muy recomendado para personas que sufren de hipertensión arterial y afecciones cardiovasculares.
    • Cuida la vista: el caqui contiene ceaxantina, vitamina A y vitamina C, todas ellas sustancias muy positivas para la salud de la retina.
    • Por efecto de los antioxidantes (taninos y catequinas) evita la degeneración de los tejidos, protegiendo a las células de los radicales libres y otras sustancias. De esta manera se evita el envejecimiento precoz y se puede prevenir el desarrollo del cáncer.
    • Gracias a su aporte de potasio y calcio es efectivo como diurético natural, ayudando a reducir la retención de líquidos.

    Para quién está indicado el consumo de caqui

    El caqui está indicado para cualquier persona que goce de buena salud, pero especialmente para:

    • Personas con colesterol elevado, hipertensión o riesgo cardiovascular.
    • Embarazadas.
    • Personas con riesgo de sufrir carencia de vitamina de vitamina A.
    • Personas que sufran retención de líquidos.
    • Personas que tengan estreñimiento o diarrea.
    • Pacientes con anemia, ya que el caqui estimula la producción de glóbulos rojos.

    Por el contrario, deben evitar su consumo o consultar con un médico las personas:

    • Que padecen insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en potasio, ya que el caqui lo incluye en gran cantidad.
    • Con diabetes, por su contenido en azúcares.
    • Sometidas a una operación de úlcera estomacal, ya que puede causar obstrucciones intestinales si se toma en exceso.
  • Propiedades y beneficios del kiwi para la salud

    El kiwi es una fruta de forma ovalada con piel marrón cubierta de una fina pelusa, en cuyo interior hay una pulpa verde y diminutas semillas negras. Esta fruta crece en racimos en plantas trepadoras propias de los climas templados, tiene un sabor dulce y ligeramente ácido y un aroma suave. Por su gran riqueza en vitamina E, C y ácido fólico, el kiwi es considerado una de las frutas más saludables.

    Variedades de kiwi

    Si bien existen más de 400 variedades de kiwi, destacan principalmente dos:

    • Kiwi Hayward: la variedad más solicitada en los mercados. Tiene un tamaño que puede llegar a los 100 gramos y un gran sabor.
    • Kiwi Gold: es una variedad similar al kiwi normal, pero cuya piel, de color dorado oscuro, no está recubierta por pelusa. Su pulpa en lugar de ser verde es amarilla y su sabor es más dulce.

    Propiedades nutricionales del kiwi

    El kiwi ofrece una gran variedad de nutrientes, entre los que destacan:

    • Vitamina C: es el nutriente que más destaca en esta fruta. De hecho, el kiwi contiene casi el doble de esta vitamina que la naranja y aporta más de la que una persona necesita diariamente.
    • Vitamina E: es el nutriente principal de esta fruta junto con la vitamina C. Refuerza su poder antioxidante.
    • Vitamina K: involucrada en la coagulación de la sangre y en el mantenimiento de huesos sanos y fuertes.
    • Ácido fólico (vitamina B9): un kiwi puede cubrir aproximadamente el 20% de las necesidades diarias de vitamina B9. El ácido fólico es importante para prevenir la espina bífida durante el embarazo y para la formación de glóbulos rojos.
    • Fibra: el kiwi contiene una cantidad moderada de fibra, tanto soluble como insoluble. La primera reblandece las heces y regula los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre, y la segunda acelera el paso de los alimentos a través del intestino.
    • Magnesio: el kiwi contiene pequeñas cantidades de magnesio, nutriente esencial para los huesos.
    • Grasas omega 3: están presentes en sus semillas.

    Beneficios del kiwi para la salud

    Tomar un kiwi tiene numerosos beneficios para la salud, muchos de ellos relacionados con la gran cantidad de vitamina C que aporta:

    • Es antioxidante: el kiwi contiene sustancias antioxidantes como carotenos, luteína y clorofilas, compuestos fenólicos que luchan contra los radicales libres que envejecen a las células.
    • Combate el estreñimiento: el alto contenido en fibra del kiwi lo convierte en una de las frutas más recomendadas contra el estreñimiento.
    • Ayuda a la digestión: el kiwi es muy digestivo. Permite disgregar las proteínas de los alimentos y evitar la indigestión, la gastritis y los gases.
    • Fortalece el sistema inmunológico: su gran contenido en vitamina C y ácido fólico fortalece el sistema inmunológico, lo que ayuda a prevenir resfriados e infecciones. Ambos nutrientes estimulan la formación de glóbulos rojos, glóbulos blancos y anticuerpos.
    • Mejora la circulación de la sangre: según un estudio publicado por la Universidad de Oslo, tomar kiwi diariamente fluidifica la sangre, lo que mejora el estado de las arterias y el sistema cardiovascular. Así se evita la formación de trombos y coágulos.
    • Reduce el colesterol: comer kiwi diariamente ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre.
    • Disminuye la anemia: la vitamina C aumenta la absorción del hierro de los alimentos, por lo que es recomendable tomar esta fruta cuando se padece anemia.
    • Mejora el aspecto de la piel: la vitamina C está involucrada en los procesos de cicatrización y favorece la producción de colágeno. Además, los antioxidantes del kiwi retrasan el envejecimiento de la piel.
    • Ayuda a adelgazar: tiene un gran aporte de agua y un nivel calórico intermedio, por lo que favorece la saciedad y permite bajar de peso. Además contiene potasio, un nutriente que favorece la eliminación de líquidos y equilibra el efecto de la sal.
    • Alivia el estrés: por su contenido en vitamina C y magnesio favorece la relajación ante situaciones de estrés. Algunos médicos incluso recomiendan tomarlo antes de un evento importante.

    Aunque el kiwi es beneficioso para prácticamente todo el mundo, se recomienda especialmente a mujeres embarazadas o en la menopausia, ancianos, personas con diabetes o problemas de vista y pacientes con inmunodeficiencias.

  • Propiedades y beneficios para la salud de la miel

    La miel es una sustancia natural viscosa, amarillenta y de sabor dulce producida por las abejas, especialmente las de la especie Apis mellifera. Estas abejas recolectan el néctar de las flores o las secreciones de las partes vivas de algunas plantas y lo transforman al mezclarlo con sustancias propias (enzimas). La mezcla se almacena en los panales de la colmena de los que, tras un periodo de maduración, se obtiene la miel.  

    Propiedades nutricionales de la miel

    La miel de abeja está compuesta por una gran cantidad de nutrientes, que pueden variar en función de la variedad de las flores y del tipo de colmena. Entre ellos destacan los siguientes:

    • Hidratos de carbono: en torno al 80% de la miel está compuesta por hidratos de carbono. Entre ellos destacan dos monosacáridos, la fructosa (38%) y la glucosa (32%). No obstante, también contiene disacáridos como la maltosa y la sacarosa.
    • Agua: supone aproximadamente el 18% de la composición de la miel.
    • Vitaminas: no contiene una gran cantidad de vitaminas, pero entre ellas destacan la B1, B2, B3, B5, B6 y C.
    • Minerales: el porcentaje de minerales, al igual que el de las vitaminas, es bajo. Entre ellos el mayoritario suele ser el potasio, seguido del calcio, el magnesio y el sodio. En cantidades menores también contiene zinc, hierro, manganeso y cobre, entre otros.
    • Ácidos orgánicos: la miel contiene pequeñas cantidades de ácidos orgánicos como el cítrico, láctico, málico…
    • Enzimas aportadas por los insectos y las plantas.
    • Aminoácidos esenciales.
    • Flavonoides
    • Compuestos fenólicos.

    Beneficios de la miel para la salud

    Los beneficios de la miel para la salud son muy diversos:

    • Es fuente de energía: unos 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías, por lo que es un alimento recomendable para personas que necesitan una dosis adicional de energía, como deportistas, niños, personas mayores o trabajadores que hacen un gran esfuerzo físico o intelectual. Además, la fructosa y glucosa que contiene la miel se absorben con rapidez en la mucosa intestinal, proporcionando energía en pocos minutos. Por esta razón su consumo es apropiado para personas anémicas o convalecientes que necesitan recobrar la vitalidad. 
    • Tiene potencial antibacteriano: por ello se puede usar para el tratamiento del acné y para exfoliar la piel.
    • Alivia la tos y el dolor de garganta gracias a sus propiedades antiinflamatorias y demulcentes (suaviza las mucosas irritadas).
    • Es fuente natural de antioxidantes por su contenido en carotenoides, flavonoides y compuestos fenólicos. Los antioxidantes impiden la formación de óxidos, lo que frena la degradación de las células. Consecuentemente, un consumo frecuente de miel previene enfermedades del sistema inmune y cardíacas entre otras.
    • Mejora el tránsito intestinal, por lo que es recomendable contra el estreñimiento. No sólo actúa como fibra natural, sino que beneficia a la flora intestinal y ayuda a reducir inflamaciones en el intestino.
    • Sirve como sustituto del azúcar refinado: se puede usar en cantidades moderadas para endulzar alimentos (leche, yogur…) de forma más saludable que con el azúcar común.
    • Mejora la digestión: ayuda a metabolizar los alimentos, previniendo indigestiones, reflujo y la sensación de pesadez que aparece después de comidas fuertes.
    • Ayuda a sanar heridas y quemaduras: por sus propiedades antisépticas se puede aplicar sobre los tejidos heridos para reducir el riesgo de infección. Asimismo, ayuda a disminuir la inflamación, facilitando la curación.
    • Se puede usar como hidratante: la alta humedad presente en la miel permite utilizarla como hidratante de la piel y el cabello.
    • Puede ayudar a combatir el insomnio: la miel facilita la acción del triptófano, encargado de segregar la serotonina en nuestro organismo (hormona que contribuye a regular el sueño). Añadir una cucharada de miel a una infusión antes de dormir facilita la relajación del cuerpo y el cerebro.
    • Puede disminuir los síntomas de la alergia: algunas evidencias señalan que consumir miel local puede ayudar a reducir los síntomas de la alergia igual que una vacuna. Las abejas depositan parte del polen en la miel, por lo que tomarla unas semanas antes del pico de polinización puede ayudar al cuerpo a asimilar mejor la llegada del mismo. 

    Si le gusta la miel y quiere disfrutar de todos sus beneficios no se puede perder los productos deApisnatura, una empresa granadina que elabora miel y própolis ecológicos a partir de materias primas exclusivas de Brasil y España. Sus productos se pueden adquirir a través de la tienda onlinemielypropolis.com.

  • Propiedades y beneficios para la salud de los nísperos

    El níspero es una fruta anaranjada de pulpa carnosa amarillenta que, aunque dulce, tiene un pequeño toque ácido. Nace del árbol del mismo nombre, que pertenece a la familia de las rosáceas (igual que las ciruelas y las cerezas). La temporada de consumo de los nísperos en España es corta, abarca aproximadamente de abril a junio, siendo por tanto los meses de primavera los mejores para tomar esta fruta. Debido a los nutrientes que contiene, el níspero es una fruta con muchos beneficios para la salud.

    Propiedades nutricionales del níspero

    El níspero tiene muchos nutrientes interesantes para la salud:

    • Fibra: esta fruta es muy rica en fibra, tanto insoluble como soluble. La pectina que contiene (fibra soluble) previene el estreñimiento y ayuda a disminuir la absorción de sustancias como los azúcares, el colesterol y las grasas.
    • Taninos: el níspero destaca también por su riqueza en taninos. Estos nutrientes tienen función antiinflamatoria y astringente, por lo que es una fruta perfecta para personas con trastornos gastrointestinales.
    • Hidratos de carbono: por cada 100 gramos de carne del níspero, unos 11 son hidratos. La mayoría de estos hidratos de carbono son azúcares.
    • Vitaminas: principalmente contiene betacarotenos que el cuerpo transforma en vitamina A, un nutriente que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario y que resulta imprescindible para mantener la piel, las mucosas y la visión. También contiene pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B y C.
    • Minerales: esta fruta es rica en potasio y, consecuentemente, diurética y buena para el riñón. El níspero contiene, en menor medida, otros minerales como calcio, magnesio, fósforo y hierro.
    • Ácidos cítrico, málico y tartárico. Tienen propiedades alcalinizantes y desinfectantes de la orina.
    • Proteínas y grasas aunque en muy poca cantidad.

    Beneficios para la salud de tomar nísperos

    Gracias a todos sus nutrientes, los nísperos tiene varios beneficios para la salud:

    • Son diuréticos: esta fruta estimula la actividad de los riñones y ayuda a prevenir la retención de líquidos. Ya que favorecen la formación y eliminación de la orina, son de ayuda para prevenir o mejorar la formación de arenillas y sedimentos de ácido úrico en los riñones, por lo que están especialmente recomendados para personas con gota, cálculos de ácido úrico o hipertensión. Por el contrario, su consumo puede no ser conveniente para las personas con insuficiencia renal crónica, que deben tomar esta fruta con precaucion y en pequeñas cantidades.
    • Protegen el hígado y favorecen su buen funcionamiento. Es recomendable consumirlos en caso de padecer patologías como hígado graso.
    • Cuidan el sistema digestivo: los nísperos protegen el tracto gastrointestinal, por lo que son beneficiosos para personas que sufren gastritis, ardor o acidez de estómago, digestiones pesadas… Son también buenos para personas con el estómago delicado.
    • Resuelven problemas gastrointestinales: la pectina de esta fruta retiene el agua y hace más lento el tránsito intestinal, mientras que sus taninos son astringentes y desinflaman la mucosa de los intestinos. Por todo ello tomar nísperos maduros es recomendable en caso de diarrea.
    • Son adecuados para personas con diabetes: varios estudios han demostrado que las sustancias terpenoides que contiene esta fruta ayudan a reducir los niveles de glucosa en sangre.
    • Ayudan a bajar de peso: es una fruta con muy pocas calorías, entre 40 y 50 por cada 100 gramos de carne. Además, la fibra soluble que contiene se hincha y produce sensación de saciedad, por lo que es útil para personas que siguen dietas de adelgazamiento.
    • Cuidan de la vista: sus betacarotenos se transforman en vitamina A, un nutriente que ayuda a mantener la vista y a evitar las enfermedades oculares degenerativas.
    • Ayudan a retrasar el envejecimiento: los betacarotenos del níspero son antioxidantes, por lo que contribuyen a retrasar el envecimiento de células y tejidos y a luchar contra el daño provocado por los radicales libres.
    • Cuidan la piel y el cabello desde dentro por su aporte en vitaminas A y C.
  • Propiedades y beneficios para la salud del plátano

    El plátano es una de las frutas más populares entre niños y adultos. De hecho, es la segunda fruta más consumida en España según el ‘Informe del consumo alimentario en España en 2018’ elaborado por el Ministerio de Agricultura. Durante ese año los españoles compraron de media 11,75 kilogramos de plátanos, lo que supone un gasto medio de 18,65 euros por persona. El plátano es una fruta que está disponible todo el año y que resulta muy sabrosa y saciante. Además, tiene numerosas propiedades nutricionales y beneficios para la salud.

    Propiedades nutricionales del plátano

    El plátano contiene principalmente los siguientes nutrientes:

    • Potasio: un plátano proporciona al menos el 15% de las necesidades diarias de potasio de un adulto.
    • Magnesio.
    • Fósforo.
    • Vitaminas: vitamina C, B6, ácido fólico (B9) y betacarotenos (precursores de vitamina A).
    • Fibra: su cantidad varía en función del grado de maduración.
    • Carbohidratos: azúcares simples y almidón.

    Por el contrario, el plátano apenas tiene grasas ni sodio.

    Beneficios para la salud del plátano

    El plátano tiene los siguientes beneficios para la salud:

    • Ofrece energía: el plátano verde es fuente de almidón, que llena el cuerpo de energía a largo plazo, mientras que el plátano maduro es fuente de azúcares naturales que ofrecen energía sana a corto plazo. Además contiene vitaminas del grupo B, que son esenciales para la producción de energía en las células.
    • Ayuda a los deportistas: el plátano incluye potasio, magnesio y fósforo, nutrientes necesarios para favorecer los impulsos nerviosos y la recuperación muscular. Consumir un plátano después de realizar ejercicio aumenta la capacidad de resistencia. Por ello es un buen aliado para personas físicamente activas como los deportistas.
    • Reduce el colesterol si se consume regularmente: según científicos de la Universidad de Cambridge la fibra del plátano puede ayudar a reducir el colesterol LDL (malo) en sangre.
    • Combate el estreñimiento: los fructo-oligosacáridos (la fibra del plátano) ayudan al tránsito intestinal. Cuanto menos maduro está, mayor contenido en fibra tiene, por lo que se recomienda un plátano inmaduro en casos de diarrea. No obstante, se debe tener cuidado con los plátanos verdes, porque su gran cantidad de almidón los hace indigestos.
    • Ayuda al sistema inmune: los fructo-oligosacáridos, una vez fermentados por la flora intestinal, generan sustancias que benefician al sistema inmune. Además, sus vitaminas B6 y C contribuyen al funcionamiento normal del mismo. Los nutricionistas recomiendan tomar plátano a aquellas personas que han pasado por una enfermedad y tienen debilitado el sistema inmune.
    • Es saciante: por ello está recomendado en dietas de adelgazamiento.
    • Reduce la presión arterial: gracias a la gran cantidad de potasio que contiene, el plátano disminuye la hipertensión arterial. A esto contribuye también la escasa presencia de sodio.
    • Puede mejorar la composición de la flora intestinal: según una investigación publicada en The Brithis Journal of Nutrition, la ingesta de plátano puede incrementar los niveles de bifidobacterias, lo que ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal.
    • Evita la retención de líquidos: su escaso contenido en sodio y la elevada presencia de potasio evitan la retención de líquidos, por lo que es recomendable en caso de sufrir cálculos renales o nefritis.
    • Es apto para diabéticos: es un alimento de bajo índice glucémico, especialmente cuando no está maduro, momento en el que posee menos azúcares y más almidón resistente y fibra.

    El plátano, por tanto, es una fruta recomendada para toda la población, aunque especialmente para las personas que están en crecimiento o que requieren una nutrición más fuerte. La única restricción es para aquellos que sufren insuficiencia renal, ya que estas personas necesitan una dieta baja en potasio.

  • Propiedades y beneficios para la salud del pomelo

    El pomelo es una fruta cítrica que pertenece a la familia de las rutáceas. En España, su temporada de consumo abarca aproximadamente desde noviembre hasta abril, siendo por tanto los meses de otoño e invierno los mejores para tomar esta fruta. Debido a las vitaminas y minerales que contiene, el pomelo es una fruta con muchos beneficios para la salud.

    Propiedades nutricionales del pomelo

    A pesar de ser un cítrico, el pomelo no se consume tanto como la naranja, la mandarina o el limón, aunque también tiene muchos nutrientes interesantes para la salud. Los principales son:

    • Agua: representa aproximadamente el 90% de la fruta. Por esta gran cantidad de agua, el pomelo posee un escaso valor calórico, que procede de una mínima cantidad de carbohidratos.
    • Vitamina C: al igual que la naranja, el pomelo es rico en vitamina C. Esta vitamina es muy importante porque favorece el desarrollo del colágeno y los glóbulos rojos y mejora la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones.
    • Ácido fólico (vitamina B9): el ácido fólico participa en el desarrollo de glóbulos blancos y rojos, la formación de material genético y los anticuerpos. El pomelo también contiene pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3).
    • Ácidos: abundan en el pomelo los ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico, que le dotan de su sabor característico y le confieren algunos de sus beneficios. El ácido cítrico, por ejemplo, potencia la acción de la vitamina C.
    • Flavonoides: como la naringina, la narigenina y la quercitina. De ellos el más abundante es la naringina. Estos compuestos tienen importantes efectos antioxidantes.
    • Minerales: destacan el potasio y el magnesio. El potasio es un mineral esencial para la transmisión de impulsos nerviosos y la actividad muscular, mientras que el magnesio se relaciona con un buen funcionamiento de intestino, nervios y músculos.
    • Carotenoides: como, por ejemplo, el beta-caroteno (provitamina A). Sólo están presentes de forma significativa en la variedad de pomelo con pulpa de color oscuro. También tienen funciones antioxidantes.
    • Fibra: el pomelo contiene muy poca fibra, y esta se encuentra en la parte blanca entre la pulpa y la corteza, por lo que se pierde si se utiliza para hacer zumos.

    Beneficios para la salud del pomelo

    Gracias a todos sus nutrientes, el pomelo tiene numerosos beneficios para la salud:

    • Hidrata el cuerpo por su gran contenido en agua.
    • Previene la anemia: el pomelo ayuda a absorber mejor el hierro de los alimentos por la acción del ácido cítrico y la vitamina C.
    • Previene la aparición del cáncer y el envejecimiento: por la acción de sus antioxidantes, el pomelo puede ayudar a combatir la formación de los radicales libres, que favorecen la aparición del cáncer y son responsables del envejecimiento celular. 
    • Es diurético: el alto contenido en agua, potasio y ácido cítrico convierten al pomelo en una fruta diurética, beneficiosa para casos de hiperuricemia, gota, litiasis renal, hipertensión arterial y otras enfermedades asociadas a la retención de líquidos.
    • Mantiene la salud arterial y del corazón: gracias a nutrientes como el potasio y la vitamina C, el pomelo mejora los niveles de lípidos de la sangre, convirtiéndose en aliado para personas con ateroesclerosis. Los antioxidantes bloquean la acción de los radicales libres que modifican el colesterol ‘malo’ (LDL), evitando el desarrollo de la aterosclerosis y reduciendo el riesgo cardiovascular y cerebrovascular.
    • Es un aliado contra las infecciones: tomar pomelo refuerza el sistema inmunológico, consiguiendo que el cuerpo sea más resistente a infecciones y catarros.
    • Ayuda durante el embarazo: el ácido fólico es responsable de los procesos de división y multiplicación celular que tienen lugar de durante los primeros meses de gestación, por lo que el consumo de zumo de pomelo es interesante para cualquier mujer embarazada.
    • Mejora el aspecto de la piel: ya que la vitamina C participa en la formación del colágeno, el pomelo ayuda a combatir el daño de la piel, mejorar su textura y reducir las arrugas.
  • Propiedades y beneficios para la salud del própolis

    El própolis o propóleo es una sustancia de textura viscosa que las abejas elaboran a partir de la resina de determinados árboles. Las abejas mezclan esta resina con las secreciones de algunas de sus glándulas (saliva, cera y polen) y usan la sustancia resultante (própolis) para cubrir las paredes de la colmena, rellenar grietas, endurecer las celdillas del panal y protegerlo frente a virus y bacterias.

    La composición del propóleo es muy variable, pues depende de varios factores, como la zona en la que se produzca y los árboles que usen las abejas. No obstante, suele incluir principalmente estos compuestos: flavonoides, ácidos fenólicos, ceras, aceites esenciales, ácidos grasos (undecanoico, neurónico, linoleico…), polen (que proporciona aminoácidos libres y proteínas), minerales como el hierro y el cinc y provitamina A.

    Propiedades y beneficios del própolis

    La composición del propóleo le otorga propiedades antibióticas, antivíricas, cicatrizantes, antifúngicas, antiinflamatorias y antioxidantes. Por todo ello, tienen numerosos beneficios para la salud:

    • Mejora el sistema respiratorio: por su acción antiinflamatoria y anestésica es un protector de garganta y un remedio para las inflamaciones de las vías respiratorias altas (rinitis alérgica, sinusitis, anginas, faringitis…).
    • Favorece la circulación, disminuye la fragilidad capilar y funciona como vasodilatador e hipotensor, consiguiendo normalizar la tensión arterial.
    • Trata problemas digestivos: reduce los dolores provocados por gastritis y otros problemas digestivos como las úlceras gastroduodenales y es aconsejable en caso de padecer diarrea.
    • Elimina afecciones de la piel como hongos, llagas, heridas, acné, dermatitis de contacto o sabañones. También actúa contra los radicales libres y previene el envejecimiento cutáneo.
    • Combate problemas ginecológicos y urinarios: por su actividad antibacteriana, antifúngica y regeneradora de tejidos es efectivo frente a infecciones de las vías urinarias o la vejiga, prostatitis y candidiasis.
    • Favorece la curación de la boca: el própolis alivia y ayuda a tratar heridas e infecciones bucales (aftas, gingivitis, glositis...). Además acelera la recuperación de las cirugías bucales y actúa frente al herpes labial. En cuanto a los dientes, la pasta dental a base de própolis estimula la reparación de la dentina y previene las caries al impedir el crecimiento bacteriano.
    • Ayuda a dormir bien: gracias a los bioflavonoides el propóleo es un aliado para mantener tu cuerpo y tu mente sanos ayudando a la relajación y evitando el estrés.

    Variedades de própolis

    No todos los propóleos son iguales, sino que sus propiedades pueden variar según la variedad de la que se trate. El tipo de própolis viene determinado por la zona geográfica donde se encuentre la colmena que produce el própolis, los vegetales presentes en la zona y la especie de abejas de la que se trate. Dos interesantes variedades son el propóleo verde y el propóleo rojo de Brasil.

    Beneficios del propóleo verde de Brasil (Green Própolis)

    El Green Própolis es elaborado por abejas africanizadas de Brasil a partir de la resina de la planta Baccharis Dracunculifofia, una especie endémica brasileña. Se diferencia de otros tipos de propóleo por su alta concentración de Artepilina C, que tiene efecto anticancerígeno. Sus beneficios para la salud son los siguientes:

    • Promueve la salud de la laringe por sus propiedades anti-inflamatorias. Al reducir la hinchazón, alivia el dolor de garganta.
    • Mejora la salud circulatoria y cardíaca y promueve una presión sanguínea adecuada.
    • Mantiene los niveles de azúcar en sangre.
    • Protege las células nerviosas.
    • Ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con las glándulas mamarias.
    • Fortalece el sistema inmune: los flavonoides del propóleo inhiben la propagación de los virus al mejorar la membrana celular.
    • Tiene efectos antioxidantes.

    Beneficios del propóleo rojo de Brasil (Red Própolis)

    El Red Própolis es elaborado por abejas africanizadas de Brasil a partir de la resina de la planta Dalbergia ecastophyllum, una especia típica del nordeste de Brasil. Este propóleo ofrece la mayor diversidad de isoflavonoides y chalcones de todos los própolis. Sus beneficios para la salud son:

    • Mejora el sistema inmunitario.
    • Combate las infecciones: el propóleo rojo aporta compuestos antibióticos naturales, dificultando el crecimiento de las bacterias y la rotura de la pared de las células.
    • Ayuda a prevenir el cáncer gracias a su aporte de proteínas naturales.
    • Hidrata la piel y aumenta su protección frente a los agentes externos de forma natural.
    • Combate el estrés oxidativo: por la concentración de isoflavonas naturales, contribuye a mejorar el cabello, la piel y las uñas. Además reduce los síntomas de la menopausia.

    Si quiere probar los beneficios del propóleo rojo y verde de Brasil no se puede perder los productos deApisnatura, una empresa granadina que elabora miel y própolis ecológicos a partir de materias primas exclusivas de Brasil y España. Sus productos se pueden adquirir a través de la tienda online mielypropolis.com.