Salud IDEAL - origen,

  • Día Mundial contra la Lepra: respuesta a preguntas frecuentes

    Día Mundial contra la Lepra

    Este domingo ha sido el último domingo de enero, momento que desde 1954 sirve para la celebración del Día Mundial contra la Lepra. Una fecha que se destina especialmente para denunciar un problema que se creía erradicado, pero que hoy en día sigue presente en países de África, América Latina y África.  Es por ello que hoy vamos a orientarnos a responder las preguntas más frecuentes que existen acerca de esta enfermedad. 

    En el caso de América, según datos de fuentes oficiales, la lepra se ha disminuido en un 30 por ciento de los casos durante los últimos diez años. Pero no está erradicada y por ello resulta especialmente importante la toma de conciencia por este problema que deriva en discapacidades también en niños y niñas. Por este motivo celebramos el último domingo de enero el Día Mundial contra la Lepra. 

    Qué es la lepra

    Según recogen los Laboratorios Pfizer, la lepra es una enfermedad infecciosa crónica que llega a afectar a la piel y también al sistema nervioso. La ocasiona el bacilo Mycobacterium lepraey también se conoce como el mal de Hansen ya que fue el doctor noruego Armauer Hansen quien descubrió al bacilo a finales del siglo XIX. 

    La lepra afecta, como decimos, a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias y los ojos. La pronta detección temprana de los casos logra disminuir de forma extraordinaria el riesgo de deformidades y discapacidad en los pacientes. La mejor noticia es que tiene cura y el medicamento con el que se puede tratar es totalmente gratuito en los países, según la Organización Panamericana de la Salud (PAHO). 

    Organizaciones de salud internacionales establecieron una estrategia concreta para combatir esta enfermedad. Se ha apostado por aumentar el acceso al diagnóstico a través de la integración de los servicios de lepra a la atención primaria en salud, la búsqueda activa de casos para asegurar la detección precoz y el tratamiento sin costo con poliquimioterapia (PQT) para garantizar su curación. 

    Desde el año 2005, la Organización Mundial de la Salud declaró la supresión de la lepra como problema de salud pública al detectarse menos de un caso por cada 10.000 persona a nivel nacional. Esto no significaría que ya haya desaparecido, sino que su influencia es menor. Un estigma vinculado a la pobreza y que puede tener un impacto devastador en la vida de las personas mucho después de estar curadas. 

    La lepra, en cifras

    Según la PAHO, en las Américas los casos de lepra han disminuido un 35.8 por ciento durante los últimos diez años, pasándose de los casi 53.000 a los prácticamente 34.000. En los últimos tiempos, según informaciones del pasado curso, se han detectado casos nuevos de lepra en 24 países, aunque la gran mayoría se han registrado en Brasil, concretamente un 94 por ciento.  

    De todos estos países en los que se han detectado la existencia de lepra, todos ellos la han suprimido de la lista de problemas de salud pública. Solo Brasil la mantiene como tal, y por ello desde las autoridades trabajan para reducir las consecuencias de la enfermedad. La edad más común en la que los niños presentan signos de lepra es entre los 10 y los 14 años. Cabe destacar que 1761 niños fueron diagnosticados con este problema en las Américas, de los cuales casi 40 -38 concretamente- tenían discapacidades visibles. 

    Respuesta a las preguntas frecuentes sobre la lepra

    La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de la PAHO, emitió un manual de prevención de las discapacidades relacionadas con la lepra en niños. Afirman que la lepra se transmite a través del tracto respiratorio superior de una persona no tratada a otra a través del contacto “directo y frecuente”, pero no puede enfermar con un simple contacto. 

    Causa de la lepra:

    En el caso comentado sobre los menores de edad, se apunta como causa al contacto en el hogar como fuente más probable de transmisión, algo que no se limita exclusivamente a la familia si no a cualquier persona del entorno. 

    Síntomas de la lepra:

    En muchos de los casos, los primeros signos son esas manchas pálidas en la piel o entumecimiento en los dedos de manos y pies. Una situación que se debe a esa afección al tejido y los nervios. Puede incluso provocar daño en los nervios, pérdida de sensibilidad y parálisis de los músculos que conforman el rostro, los pies o las manos. 

    De hecho, las bacterias destruyen la capacidad para sentir lesiones y dolor del cuerpo. Al no sentir la molestia las lesiones suelen ser graves y llegan a infectarse. Los cambios en la piel dejan al paciente con cierta susceptibilidad a las úlceras que, si no se tratan, pueden derivar en heridas y desfiguraciones visibles en las extremidades o en la cara. 

    Tratamiento de la lepra:

    La solución para curar la lepra es acudir a una terapia multidrogas (dapsona, rifampicina y clofazimina), una combinación de fármacos que se encarga de la supresión del microorganismo patógeno, cura al paciente y detiene la transmisión. Si no se trata puede derivar en discapacidad o ceguera. 

    FUENTES: 

     

    Documento conjunto Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (PAHO)

    Organización Panamericana de la Salud (PAHO)

    Laboratorios Pfizer

  • Virus del papiloma humano (VPH): síntomas y cura

    Un prometedor hallazgo demostrado por un estudio llevado a cabo desde hace 20 años sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH) nos permite ser optimistas. Y es que se cura. Así lo ha confirmado el Instituto Politécnico Nacional de México (IPN) en un comunicado desde el cual otorgan el éxito a la científica de la ESCUELA Nacional DE Ciencias Biológicas (ENCB), Eva Ramón Gallegos. 

    Qué es el virus del papiloma humano (VPH)

    Según fuentes autorizadas, el virus del papiloma humano (VPH) es una infección que se transmite comúnmente a través de una relación sexual. Como norma habitual se considera como inofensivo y llega a desaparecer de forma espontánea. Sin embargo, en determinados casos puede llegar a provocar verrugas genitales o hasta cáncer.

    Hoy encontramos más de dos centenares de tipos de virus del papiloma humano. De ellos, prácticamente 40 pueden afectar al área genital, la boca o la garganta. Cabe destacar que existen otros tipos de VPH que causan verrugas comunes en las manos o plantas de los pies que no se transmiten sexualmente. 

    La mayor parte de las infecciones genitales por el virus del papiloma humano como decimos son inofensivas, pero otras no. Los tipos 6 y 11 causan verrugas genitales que no ocasionan cáncer pero que sí son poco agradables. Por su parte, los tipos 16 y 18 suelen ser los causantes de cáncer. Son los considerados de alto riesgo.  De hecho, en México es considerado como la segunda causa de muerte entre las mujeres de aquel país. 

    Síntomas del VPH

    Por desgracia, la gran mayoría de las personas que padecen algún tipo del virus del papiloma humano no muestran signos de infección hasta que se manifiestan como graves problemas de salud. De ahí la importancia a seguir un control rutinario. El cáncer cervical, por ejemplo, se puede prevenir detectando los cambios anormales en las células que pueden derivar en un cáncer. 

    La prueba que detecta un virus del papiloma humano con o sin síntomas es la prueba de Papanicolaou, también conocida como citología. Esta detecta células anormales en el cuello uterino, aunque no detecta el VPH o el cáncer directamente. Sí los cambios en células. Pero lo cierto es que este virus del papiloma humano no suele mostrarse con síntomas hasta que la situación empeora.  

    En el pene los síntomas del VPH pueden ser cambios de color o espesor de la piel y hasta úlceras; en el ano, sangrado, dolor, picazón o secreción; en la vulva cambios en el color o espesor de la piel, dolor crónico o presencia de bultos y en la garganta, tos persistente, dolor, problemas para tragar o respirar, pérdida de peso o una masa o bulto en el cuello. En cualquier caso, se recomienda consulte con un especialista. 

    La cura del virus del papiloma humano

    Pero como decimos al principio de esta información, el estudio de la doctora Gallegos ha conseguido fijar en el cien por cien la cura del virus del papiloma humano. Lo ha podido establecer con estudios moleculares que corroboraron la supresión del virus en pacientes tratadas con terapia fotodinámica. Se trata de una técnica no invasiva que puede ser eficaz para prevenir esta neoplasia que no es aquella vacuna sexy. 

    La experta ha analizado el efecto de la terapia fotodinámica para la cura del virus del papiloma humano (VPH) en distintas neoplasias como el melanoma, el cáncer de mama y el cáncer cervicouterino entre 420 pacientes de Veracruz y Oaxaca, además de a 29 mujeres de Ciudad de México infectadas por el VPH. 

    Con dicha terapia, los resultados del estudio determinaron que la personas que solo tenían el virus del papiloma humano sin lesiones, este fue suprimido en el 85 por ciento de los casos, mismo porcentaje que registró en aquellos que tenían lesiones. Sin embargo, en aquellos que tenían lesiones sin el virus del papiloma humano (VPH), el éxito fue del 42 por ciento. 

    En declaraciones a ‘National Geographic’, Gallegos reconoció que con este tratamiento para la cura del virus del papiloma humano (VPH) solo se elimina las células dañadas, y no incide sobre las estructuras sanas. “Por eso tiene gran potencial para disminuir el índice de mortalidad por un cáncer cervicouterino”, señaló. 

    La clave 

    La clave, según la experta, de este tratamiento que cura el virus del papiloma humano (VPH) se encuentra en la aplicación en el cuello del útero de un fármaco como el ácido delta aminolevulínico, el cual, a las cuatro horas se transforma en protoporrina IX, sustancia química fluorescente que se acumula en las células dañadas. Esto permite eliminarlas con un rayo láser al ser fácilmente identificables. 

    A las mujeres de Ciudad de México se les aplicó el doble de la concentración de dicho ácido durante el tratamiento que cura el virus del papiloma humano (VPH). Se llevó a cabo en dos ocasiones con intervalo de 48 horas. Los resultados del análisis demostraron que se suprimió en el caso de las pacientes que lo portaban sin lesiones en un cien por cien; un 64.3 por cien en las mujeres con VPH y lesiones y en un 57.2 por ciento en quienes presentaban lesiones sin VPH. 

    FUENTES: 

    Instituto Politécnico Nacional de México (IPN) 

    National Geographic, en español

    Planned Parenthood (EEUU)

    US Food and Drug Administration (FDA)