menores - Salud IDEAL

  • ¿Cómo prevenir las caries en los menores? Así lo recomiendan los pediatras en EEUU

    La salud bucal es sumamente importante para cualquier edad, ya sea en la franja de adultos, jóvenes, adolescentes y niños. Si bien, los tutores legales de los menores de edad se ven en la obligación de transmitir ciertas enseñanzas para evitar caries y futuros problemas dentales de los más pequeños. ¿Es importante? Quizá clave.  Por ello, la American Academy of Pediatrics de Estados Unidos, a través del portal ‘HealthyChildren’, lanzó una serie de recomendaciones para prevenir la caries en los niños. 

    Lo primero que aconsejan es que sea usted quien cuide bien su propia salud bucal, y después, que cuide bien de los dientes del bebé. Desde su nacimiento hasta el año de vida debe limpiar su boca pasándole un paño limpio por las encías. Toda vez que observe los primeros dientes, cepille suavemente con agua con muy pequeña porción de pasta dental con fluoruro (del tamaño de un grano de arroz). 

    Desde el año a los 36 meses, cepille los dientes de su hijo dos veces al día. Utilice la pasta en pequeña porción en menores de dos años. El momento ideal es el desayuno y antes de acostarse. Cuando tenga la edad suficiente, enséñele que debe escupir el residuo de la pasta. 

    En la etapa de los 3 a los 6 años, cepille los dientes del menor dos veces al día. Utiliza una pequeña cantidad de pasta dental con fluoruro del tamaño “de una aveja”. 

    Otros consejos: 

    1.  No acueste nunca a su hijo con un biberón o con alimentos. 
    2.  Dele un biberón solo durante las comidas. 
    3.  Controle si el agua de su vivienda contiene flúor. Si no contiene el suficiente, probablemente le receten un suplemento apropiado para evitar caries. 
    4.  Enséñele a beber de un vaso regular cuanto antes, preferiblemente entre los 12 y los 15 meses para tener menos posibilidades de que se le junte líquido en los dientes. 
    5.  Agua en el biberón. 
    6.  Evite que su hijo coma alimentos dulces o pegajosos como caramelos o chucherías. Debe enseñarle a utilizar la lengua para sacar restos de alimentos de las piezas dentales. 
    7. Zumo solo durante las comidas y limitado de 4 a 6 onzas al día. 
    8. Acuda al dentista antes del año de vida de su hijo para cualquier inquietud.  
  • La contaminación, un grave problema también para el desarrollo cognitivo de los más pequeños

    La Comisión Europea estuvo a un paso de sancionar a España por incumplimiento de la normativa europea sobre calidad del aire desde 2010, otorgándosele a nuestro país un ultimátum. Y es que la realidad no es otra que los índices de contaminación son altos. ¿En qué deriva esta situación? Pues en un sinfín de contraindicaciones saludables. Varias investigaciones de hecho demuestran que el aire contaminado es tóxico para el cerebro de los menores de edad, mermando el desarrollo cognitivo. 

    Tal como recoge la agencia ‘Sinc’, el 90 por ciento de los españoles respiramos más contaminación de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptable. Ello deriva en que la esperanza de vida pudiera hasta acortarse dos años por ello en nuestro país y en el resto de Europa. 

    La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA)apunta directamente al fallecimiento prematuro de 30.000 personas en España, sin estimarse los efectos sobre el cerebro de niños y fetos. Toda esta situación es por la cual, los organismos europeos exigen medidas a las altas instancias nacionales. 

    Cabe destacar encontrar la relación directa puede resultar una tarea compleja. En 2010, un grupo de investigadores de Barcelona se lanzó a establecer el vínculo entre la contaminación del tráfico y el aprendizaje infantil. El proyecto BREATHE, liderado por Jordi Sunyer, reconocía que “en particular, las partículas ultrafinas, obstaculizan el desarrollo cerebral”. 

    Incluso, publicaciones recogidas en 2015 en PLOS Medicine, recogía que el desarrollo cognitivo de los menores que asisten al colegio en zonas de alta contaminación es lento. En un año, expuestos a zonas de poca polución, mejoraron un 11.5 por ciento.