Terapias biológicas para tratar la artrosis y el dolor osteoarticular

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que produce una destrucción progresiva del cartílago articular. Como consecuencia, el paciente sufre dolor, rigidez y a veces deformidad. Afecta especialmente a las articulaciones de la extremidad inferior, como las caderas, las rodillas y en menor medida a los tobillos y a otras articulaciones como las manos, las muñecas y la columna vertebral, fundamentalmente a nivel cervical y lumbar.

 

Factores determinantes en la aparición de artrosis

La artrosis se asocia con la edad, aunque también puede aparecer por un antecedente traumático. Por otra parte, el sobrepeso supone otro factor desencadenante muy importante de este problema. De hecho, las personas con sobrepeso tienen hasta diez veces más riesgo de padecer artrosis. Por tanto, para evitar que la enfermedad degenerativa avance rápido, conviene cuidar el peso y con ayuda del traumatólogo, realizar un correcto programa de ejercicios de bajo impacto, así como proteger la articulación del uso excesivo de la misma, con el reposo adecuado y la ayuda de soportes de muletas o andador.

 

Tratamientos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con artrosis y dolor osteoarticular

Para tratar esta enfermedad el traumatólogo Doctor García Renedo recomienda las infiltraciones intraarticulares de ácido hialurónico y de Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRP) que lleva a cabo en su Clínica Médica en Granada. Ya que según explica, estas terapias mejoran la sintomatología y pueden revertir el proceso degenerativo. Cuando los tratamientos conservadores no controlen el dolor y comprometan la función de la articulación, será necesario valorar el tratamiento mediante cirugía. Las opciones de tratamiento quirúrgico incluyen artroscopia, osteotomías y prótesis.

 

Los beneficios del ácido hialurónico para tratar la artrosis

La infiltración de ácido hialurónico, también denominada viscosuplementación, trata de disminuir el dolor articular y mejorar el estado funcional de cualquier articulación artrósica o degenerativa.

Esto se consigue mediante la infiltración guiada por ecografía de ácido hialurónico en la cavidad articular, con lo que se consigue un efecto sustitutivo del líquido sinovial inflamatorio en las articulaciones afectadas con patología del cartílago o artrosis degenerativa o traumática. Además, la inyección de ácido hialurónico tiene efectos sobre la función de los leucocitos inhibiendo la fagocitosis, la adherencia y la estimulación de la mitosis.

La administración intraarticular de éste ácido reduce los niveles de los mediadores de la inflamación en el líquido sinovial en pacientes con artrosis. Destacar también el efecto anabólico y condroprotector, dado que la inyección intraarticular de ácido hialurónico de alto peso molecular estimula a los sinoviocitos a la producción de líquido sinovial de mejor calidad.

La infiltración de ácido hialurónico en la consulta del traumatólogo García Renedo se realiza con el uso de la ecografía, garantizando mayor eficacia en los resultados. El efecto beneficioso de las inyecciones de ácido hialurónico puede durar entre un año, y un año y medio según el caso.

 

Tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento o Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una terapia biológica mínimamente invasiva, que permite al paciente una rápida regeneración y cicatrización de las lesiones sin ingreso hospitalario ni intervención quirúrgica, así como la reducción del dolor y aceleración de su curación. El tratamiento consiste en la infiltración de una alta concentración de las propias plaquetas del paciente, extraídas de su propia sangre, aplicándolas directamente en el lugar afectado, con el fin de promover su curación, o al menos mejorar la sintomatología, disminuir el dolor y mejorar la movilidad. Las plaquetas son las células transportadoras de los Factores de Crecimiento, por lo que éste es un tratamiento que permite regenerar los tejidos dañados en un tiempo menor, reduciendo el dolor y acelerando la curación del paciente, con la gran ventaja de que las plaquetas provienen del propio paciente, evitando el riesgo de incompatibilidades y contagio de enfermedades infecciosas.

Puede concertar una cita a través de www.traumatologiagarciarenedo.com para que el Doctor García Renedo le informe sobre este procedimiento para tratar la artrosis y anticiparse incluso a la necesidad de llegar a un procedimiento quirúrgico.


Clínica Médica García Renedo

TRAUMATOLOGIA - FISIOTERAPIA AVANZADA

Centro PTSalud, Av. del Conocimiento, 41. 18016, Granada.

Cita Previa: 958 197 198 y 958 197 197

Clínica Médica García Renedo

Publicidad