Propiedades y beneficios para la salud de las cerezas

La cereza es una fruta de color rojo y forma de globo que tiene una pulpa jugosa cuyo color puede ser variable, desde el amarillo hasta el granate intenso. Es el fruto del cerezo, árbol perteneciente a la familia de las Rosáceas, a la que también pertenecen otras frutas como el níspero, la fresa o el melocotón. Aunque procede de Asia Menor, actualmente se cultiva en numerosos países del mundo, incluido España, donde son especialmente conocidas las que tienen denominación de origen del Valle del Jerte.

La temporada de las cerezas en España comprende aproximadamente los meses de abril, mayo, junio y julio, aunque algunos años puede prolongarse si se dan las condiciones climatológicas adecuadas. Por tanto, la cereza es una fruta propia de la primavera y el verano, estaciones en las que se puede disfrutar de todas sus propiedades y beneficios. 

Propiedades nutricionales de las cerezas

Las cerezas contienen varios nutrientes interesantes para la salud:

  • Gran cantidad de fibra, que es buena para regular el tránsito intestinal.
  • Vitaminas, sobre todo provitamina A (betacaroteno), C y ácido fólico (B9).
  • Hidratos de carbono en forma de fructosa.
  • Minerales: principalmente potasio y, en menor proporción, calcio y magnesio. El potasio es importante porque ayuda a regular la contracción muscular y el ritmo cardiaco, además de intervenir en la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Flavonoides, especialmente antocianos. Los antocianos son unos pigmentos que le dan color rojizo a los vegetales y que tienen propiedades antioxidantes. Otro componente de la cereza con propiedades antioxidantes es el ácido elágico.
  • Pequeñas cantidades de ácido salicílico, málico, succínico y cítrico.

Beneficios para la salud de las cerezas

Las cerezas tienen varios beneficios para la salud:

  • Ayudan a regular el tránsito intestinal gracias a su gran aporte de fibra, por lo que son muy adecuadas para personas con estreñimiento.
  • Reducen el riesgo de sufrir un infarto u otros problemas cardiovasculares: los antioxidantes de las cerezas (entre ellos los antocianos) protegen el sistema cardiovascular y previenen el infarto. Además su potasio ayuda a regular la presión arterial y a reducir el riesgo de hipertensión. Por otro lado, las cerezas también contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Son pueden tomar tras episodios de vómitos o diarreas, ya que ayudan a restablecer unos niveles apropiados de potasio, mineral que se pierde al sufrir gastroenteritis.
  • Evitan la retención de líquidos: las cerezas tienen propiedades diuréticas por su contenido en agua y potasio.
  • Es una fruta adecuada para los diabéticos por su contenido en fructosa y levulosa. No obstante, es preciso recordar que contienen muchos azúcares, por lo que las personas con diabetes deben moderar su consumo.
  • Ayudan a conciliar el sueño: la cereza contiene melatonina (la hormona que incita al sueño), por lo que tomar esta fruta ayuda a dormirse.
  • Pueden contribuir a la prevención del Alzheimer por su alto contenido en antioxidantes.
  • Reducen las inflamaciones: sus componentes depurativos, los antocianos y el ácido salicílico le confieren propiedades antiinflamatorias que resultan interesantes en caso de padecer, por ejemplo, artritis o reumatismo. Por la misma razón son adecuadas para los deportistas que sufren dolor en tendones y músculos por una sobrecarga.
  • Regulan los niveles de ácido úrico en sangre, previniendo la aparición de ataques de gota.
  • Favorecen la recuperación tras un alto esfuerzo: el ejercicio físico provoca la pérdida de agua, potasio y glucógeno muscular. Todo ello se puede reponer gracias a las cerezas, pues contienen potasio y azúcares.
  • Retrasan el envejecimiento de la piel, ya que contienen antioxidantes que luchan contra los radicales libres.
  • Son apropiadas para dietas de pérdida de peso pues, además de tener propiedades diuréticas y laxantes, son sanciantes.

Quién debe limitar el consumo de cerezas

A pesar de los beneficios que tienen las cerezas, deben tomarlas con moderación las personas:

  • Con diarrea: por su alto contenido en fibra no resultan adecuadas para personas que estén sufriendo este trastorno gastrointestinal.
  • Con insuficiencia renal: el potasio de esta fruta puede ser negativo para personas con insuficiencia renal, ya que tienen que limitar la ingesta de este mineral.
  • Con diabetes mellitus mal controlada, porque las cerezas contienen azúcares, especialmente las más tardías y maduras.
  • Con cálculos de oxalato cálcico: el ácido oxálico de las cerezas tiende a combinarse con el calcio y precipitar en forma de cálculos.
0 0 voto
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x