Propiedades y beneficios para la salud de la miel

La miel es una sustancia natural viscosa, amarillenta y de sabor dulce producida por las abejas, especialmente las de la especie Apis mellifera. Estas abejas recolectan el néctar de las flores o las secreciones de las partes vivas de algunas plantas y lo transforman al mezclarlo con sustancias propias (enzimas). La mezcla se almacena en los panales de la colmena de los que, tras un periodo de maduración, se obtiene la miel.  

Propiedades nutricionales de la miel

La miel de abeja está compuesta por una gran cantidad de nutrientes, que pueden variar en función de la variedad de las flores y del tipo de colmena. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Hidratos de carbono: en torno al 80% de la miel está compuesta por hidratos de carbono. Entre ellos destacan dos monosacáridos, la fructosa (38%) y la glucosa (32%). No obstante, también contiene disacáridos como la maltosa y la sacarosa.
  • Agua: supone aproximadamente el 18% de la composición de la miel.
  • Vitaminas: no contiene una gran cantidad de vitaminas, pero entre ellas destacan la B1, B2, B3, B5, B6 y C.
  • Minerales: el porcentaje de minerales, al igual que el de las vitaminas, es bajo. Entre ellos el mayoritario suele ser el potasio, seguido del calcio, el magnesio y el sodio. En cantidades menores también contiene zinc, hierro, manganeso y cobre, entre otros.
  • Ácidos orgánicos: la miel contiene pequeñas cantidades de ácidos orgánicos como el cítrico, láctico, málico…
  • Enzimas aportadas por los insectos y las plantas.
  • Aminoácidos esenciales.
  • Flavonoides
  • Compuestos fenólicos.

Beneficios de la miel para la salud

Los beneficios de la miel para la salud son muy diversos:

  • Es fuente de energía: unos 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías, por lo que es un alimento recomendable para personas que necesitan una dosis adicional de energía, como deportistas, niños, personas mayores o trabajadores que hacen un gran esfuerzo físico o intelectual. Además, la fructosa y glucosa que contiene la miel se absorben con rapidez en la mucosa intestinal, proporcionando energía en pocos minutos. Por esta razón su consumo es apropiado para personas anémicas o convalecientes que necesitan recobrar la vitalidad. 
  • Tiene potencial antibacteriano: por ello se puede usar para el tratamiento del acné y para exfoliar la piel.
  • Alivia la tos y el dolor de garganta gracias a sus propiedades antiinflamatorias y demulcentes (suaviza las mucosas irritadas).
  • Es fuente natural de antioxidantes por su contenido en carotenoides, flavonoides y compuestos fenólicos. Los antioxidantes impiden la formación de óxidos, lo que frena la degradación de las células. Consecuentemente, un consumo frecuente de miel previene enfermedades del sistema inmune y cardíacas entre otras.
  • Mejora el tránsito intestinal, por lo que es recomendable contra el estreñimiento. No sólo actúa como fibra natural, sino que beneficia a la flora intestinal y ayuda a reducir inflamaciones en el intestino.
  • Sirve como sustituto del azúcar refinado: se puede usar en cantidades moderadas para endulzar alimentos (leche, yogur…) de forma más saludable que con el azúcar común.
  • Mejora la digestión: ayuda a metabolizar los alimentos, previniendo indigestiones, reflujo y la sensación de pesadez que aparece después de comidas fuertes.
  • Ayuda a sanar heridas y quemaduras: por sus propiedades antisépticas se puede aplicar sobre los tejidos heridos para reducir el riesgo de infección. Asimismo, ayuda a disminuir la inflamación, facilitando la curación.
  • Se puede usar como hidratante: la alta humedad presente en la miel permite utilizarla como hidratante de la piel y el cabello.
  • Puede ayudar a combatir el insomnio: la miel facilita la acción del triptófano, encargado de segregar la serotonina en nuestro organismo (hormona que contribuye a regular el sueño). Añadir una cucharada de miel a una infusión antes de dormir facilita la relajación del cuerpo y el cerebro.
  • Puede disminuir los síntomas de la alergia: algunas evidencias señalan que consumir miel local puede ayudar a reducir los síntomas de la alergia igual que una vacuna. Las abejas depositan parte del polen en la miel, por lo que tomarla unas semanas antes del pico de polinización puede ayudar al cuerpo a asimilar mejor la llegada del mismo. 

Si le gusta la miel y quiere disfrutar de todos sus beneficios no se puede perder los productos de Apisnatura, una empresa granadina que elabora miel y própolis ecológicos a partir de materias primas exclusivas de Brasil y España. Sus productos se pueden adquirir a través de la tienda online mielypropolis.com.

0 0 voto
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
1 COMENTARIO
Los más viejos
Los más nuevos Los más votados
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] miel es elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores o las secreciones de las partes […]

También te puede interesar

1
0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x