Cuándo se debe acudir a una consulta de urología

La urología es la rama de la medicina que trata los problemas relacionados con el aparato urinario de ambos sexos y con el aparato genital y reproductor masculino. La mayor parte de los hombres no suelen acudir a esta consulta salvo que surja algún problema concreto, pero es importante asistir a revisiones periódicas a partir de los 50 años.

Qué enfermedades trata la especialidad de urología

Si bien la mayoría de las personas relacionan la urología con el tratamiento de pacientes masculinos, en realidad en su consulta se atiende tanto a hombres como mujeres. La urología es la especialidad médica que se ocupa de las enfermedades del aparato urinario de ambos sexos, así como del aparato genital y reproductor masculino.

Por tanto, la urología trata enfermedades que pueden aparecer en ambos sexos, como las infecciones o la incontinencia urinaria, la aparición de sangre en la orina o los cánceres de riñón y vejiga. Además de ello, se encarga de problemas relacionados con el aparato genital y reproductor masculino, como la disfunción eréctil, la infertilidad masculina o el cáncer de próstata o testículos.

Cuándo se debe acudir a una consulta de urología

Algunos de los motivos por los que hay que acudir a una consulta de urología son los siguientes:

  • Dolor al orinar. Esto puede ser síntoma de cistitis, uretritis, ciertas afecciones de próstata, cálculos renales o enfermedades de transmisión sexual.
  • Sangre en la orina. Puede indicar que existe una lesión o cálculos renales. 
  • Protuberancia en la vejiga caída. Afecta habitualmente a mujeres que han sido madres.
  • Problemas al orinar: dificultad para comenzar a miccionar o no ser capaz de aguantar las ganas.
  • Infección del tracto urinario, por ejemplo, cistitis.

En el caso concreto de los hombres, además de por las razones anteriores, deben acudir si aparece:

  • Dolor o protuberancias en los testículos, para que el médico compruebe si se trata de un cáncer testicular.
  • Eyaculación precoz o eyaculaciones de poco volumen.
  • Disfunción eréctil.
  • Picor, enrojecimiento, ardor o aparición de verrugas en los genitales.
  • Problemas para concebir, ya que habrá que analizar si existe infertilidad.

En el caso de que no aparezcan síntomas de enfermedad, los hombres deben comenzar a acudir a revisiones urológicas a partir de los 50 años. Si hay antecedentes familiares de primer grado de cáncer de próstata, es recomendable acudir a este especialista a los 40.

Acudir a revisiones urológicas de forma periódica es muy importante, ya que se podrán prevenir ciertos problemas como la disfunción eréctil, la infertilidad, el aumento de tamaño y dolor en los testículos y las enfermedades de próstata. Asimismo, acudir al urólogo ayudará a detectar precozmente el cáncer, ciertas enfermedades de próstata (p.ej. la prostatitis, una infección bacteriana) y la hiperplasia benigna de próstata (es decir, el aumento no maligno del tamaño de este órgano que puede producir dificultades para orinar). La detección precoz de las enfermedades puede evitar que estas se agraven.

En la primera consulta de urología, el médico preguntará al paciente sobre su estilo de vida (dieta, consumo de alcohol y tabaco, actividad física), los fármacos que toma (por si afectan a la orina), el tipo de micciones y si existen problemas en las relaciones sexuales. Asimismo, observará los genitales, realizará una revisión física tocando abdomen, hará un tacto rectal y una ecografía de la vejiga. Además se suele medir el tamaño de la próstata, ya que es a partir de los 50 años cuando aparece en muchos hombres la hiperplasia benigna de próstata. Tras la consulta se suelen solicitar analíticas para comprobar los niveles hormonales y el marcador prostático PSA.

Si necesita una consulta de urología, en Clínica Regenia cuentan con una unidad especializada en la atención del paciente masculino, en la que tratan problemas como la enfermedad de Peyronie o la disfunción eréctil. Para esta última utilizan el plasma rico en plaquetas además del tratamiento de ondas de choque. Si tiene dudas sobre estos tratamientos o quiere asistir a una consulta de urología para una exploración, no dude en pedir cita y acudir a Clínica Regenia de Granada, ubicada en Avenida de la Constitución 20, o al centro de Jaén, en Plaza de la Constitución 12.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] que empiecen a revisar su próstata a partir de los 45 años. Asimismo, es importante acudir a una consulta de urología si se presentan síntomas anormales como cambios en la frecuencia de orinar o molestias. Cuanto […]

También te puede interesar

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x