Beneficios para la salud de montar en bicicleta

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los adultos de 18 a 64 años que dediquen semanalmente al menos 150 minutos a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos a una actividad física aeróbica vigorosa.

Cumplir con estas recomendaciones a veces es complicado porque no hay tiempo para hacer deporte. Una forma fácil de introducir la actividad física en la vida cotidiana es montar en bicicleta, ya que ésta sirve como medio de transporte. Además es una actividad muy beneficiosa para la salud, pues activa numerosos músculos del cuerpo y mejora el sistema cardiovascular.

Beneficios para la salud de montar en bicicleta

Montar en bicicleta tiene numerosos beneficios para la salud física y mental. Para disfrutar de ellos es importe practicar esta actividad de forma frecuente, pedaleando al menos media hora dos veces por semana.

Mejora el sistema cardiovascular

Al montar en bicicleta la presión sanguínea decrece, el ritmo cardiaco aumenta y el corazón bombea sangre con más fuerza para que el oxígeno llegue a todo el organismo, flexibilizando indirectamente los vasos sanguíneos. Esto fortalece el sistema circulatorio y el corazón y reduce las posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas e infartos.

Ayuda a controlar el peso

Montar en bicicleta quema calorías en forma de grasas, lo que ayuda a disminuir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Fortalece los músculos de las piernas y las rodillas

La musculatura que más se trabaja al pedalear son los cuádriceps e isquiotibiales, que se tonifican rápidamente. También se fortalecen los gemelos y el glúteo mayor. No obstante, para que se fortalezcan es importante ser constante en el ejercicio ya que, si no, aparecerán agujetas.

Además, el fortalecimiento de la musculatura aumenta la sujeción y estabilidad de las rodillas. Esta actividad no provoca impacto en las mismas, puesto que la mayor parte del peso recae en el sillín. Al contrario, el movimiento del pedaleo favorece que los nutrientes lleguen a los cartílagos, de manera que las articulaciones están más protegidas y son más resistentes. No obstante, es necesario que el manillar y el sillín estén bien ajustados. Si no, no sólo no habrá beneficio para las articulaciones, sino que pueden aparecer lesiones en cervicales y espalda.

Reduce el dolor de espalda

Un estilo de vida sedentario provoca que se pierda masa muscular y flexibilidad y que aparezcan dolores de espalda. Al montar en bicicleta, la postura inclinada del cuerpo hacia el manillar hace que los músculos de la zona lumbar se tensen y refuercen para estabilizar el tronco, protegiendo a la columna vertebral de vibraciones y golpes. Esto reduce los dolores de espalda y las posibilidades de que aparezcan hernias.

Mejora el sistema inmunológico

Al montar en bicicleta se movilizan los fagocitos, células que atacan a las bacterias infecciosas. Esto disminuye las posibilidades de enfermar.

Oxigena el cerebro

Esta actividad mejora la capacidad aeróbica y pulmonar, obligando a los pulmones a realizar de forma más eficiente el intercambio de gases. Además, aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, permitiendo que las neuronas trabajen mejor.

Combate el estrés y mejora el estado de ánimo

Montar en bicicleta facilita la creación de ciertas hormonas como las endorfinas, la serotonina y la dopamina, que ayudan a combatir el estrés, a subir la autoestima y a mejorar el estado emocional. Esto puede incluso reducir el riesgo de padecer trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión.

Ayuda a dormir mejor

Al montar en bicicleta se facilita la producción de la serotonina, hormona que facilita el sueño. Además, muchas veces la falta de sueño se debe a un exceso de sedentarismo y poco movimiento. Por ello pedalear puede ser un interesante remedio contra el insomnio. No obstante, es importante no hacer ejercicio justo antes de dormir, sino dejar dos o tres horas al cuerpo para relajarse y bajar la temperatura corporal.

Recomendaciones para montar en bicicleta

A la hora de montar en bicicleta es muy importante hidratarse correctamente. Se recomienda llevar siempre una botella de agua e ir bebiendo regularmente. Además, si el recorrido es largo, se debe llevar algo de comer. Hay que tener cuidado y no intentar hacer demasiados kilómetros si no se tiene preparación física. Los aficionados al ciclismo deben comenzar con recorridos cortos y no muy intensos, manteniendo un ritmo suave. Posteriormente podrán ir alargando los recorridos e introduciendo cambios de ritmo y rutas con desniveles.

5 2 votos
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x