¡Mi bebé tiene plagiocefalia!

Cbebe

CbebeHay varios tipos de deformidades craneales frecuentes, la plagiocefalia  es uno de ellos. Si usted observa que la cabecita de su bebé no es “redondita”, asimétrica, es muy probable que su bebé tenga una deformidad craneal.  Aunque a veces  la causa es previa al nacimiento, otras por un parto traumático (fórceps, ventosas,…), o por prematuridad, lo más frecuente es por un exceso de apoyo de la cabecita del bebé siempre en una misma zona.

Tipos de deformidades craneales

Plagiocefalia: cuando la deformidad la observamos en uno de los lados, sea derecho o izquierdo.

Braquicefalia: cuando toda la parte posterior la vemos aplanada.

Escafocefalia: cuando la cabecita la vemos más estrecha.

¿Tenemos que preocuparnos?

¡No! Pero sí tenemos que OCUPARNOS. La plagiocefalia no tiene, por sí misma, consecuencias graves si es tratada a tiempo. Evidentemente, cuanto antes mejor.

¿Qué podemos hacer como papás?

¡Observar!. ¿Cómo duerme?, ¿Es siempre en la misma posición, siempre del mismo lado?. Durante el día, ¿cuál es su postura habitual, es capaz de cambiarla solito?. En las tomas: ¿tiene preferencia por alguno de los lados?

Generalmente, los bebés con plagiocefalia, tienden a mirar siempre hacia el mismo lado, a ser tranquilos, a no ser capaces de cambiar de posición ellos solos y, si lo hacen, es siempre hacia el mismo lado y tirando mucho de la cabecita hacia atrás. Tampoco les suele gustar estar boca abajo, se agobian y lloran.

Así que, por pura lógica y con mucho amor, vamos a intentar que esto que les cuesta, o no les gusta, vaya siendo tolerable para ellos (al igual que hacemos cuando introducimos nuevos alimentos).  No es cuestión de fuerza ni de imposición. Es más bien un entrenamiento, una adaptación lenta y progresiva a las posturas que no les gustan.

Nuestro objetivo va a ser buscar la simetría y facilitar que  todo su potencial se desarrolle y lo haga en armonía. Por supuesto, antes que nada, consultar siempre con su pediatra, que si lo considera necesario le remitirá a un médico rehabilitador que, a su vez, si así lo estima, lo derivará al fisioterapeuta.

Recomendaciones para todos los bebés

Intentar acostumbrar al bebé a dormir en las diferentes posturas, tanto boca arriba como de ambos lados. Evitar tenerlos demasiado tiempo en los “modernos artilugios” que hacen que disminuya la relación a través del contacto con nuestro bebé. También les limita la capacidad  de orientación espacial y les impide hacer cambios de posición en el espacio por sí solos y, por tanto, disminuye su capacidad de relación con el entorno y la magia de descubrir el mundo que les rodea.

Volvamos al suelo. Juguemos en el suelo con nuestros bebés, somos los adultos los que nos tenemos que adaptar a su capacidad de movimiento. Otra sencilla manera de estimular a nuestros bebés es a través del agua, en los cada vez más extendidos cursos de natación para bebés.

 

0 0 voto
¡Vótame!
Suscríbete
Avisos de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber lo que piensas. ¡Comenta!x
()
x