Cómo cuidar la boca con brackets

Para alinear los dientes y llevar a cabo otras correcciones en la boca es común recurrir a los brackets, unos pequeños soportes fijos que se pegan a los dientes y que se unen mediante un alambre. Llevar brackets puede resultar un poco molesto y además exige un cuidado especial de toda la boca para evitar infecciones. Estos son algunos consejos que hay que tener en cuenta durante el tratamiento.

Cómo cuidar la boca durante el tratamiento con brackets

Para mantener una buena higiene bucodental y cuidar los brackets es recomendable seguir estas indicaciones:

  • Optar por alimentos suaves y blandos durante los primeros días para minimizar las molestias que pueden aparecer el masticar: sopa, crema de verdura, tortillas, pan de molde, pasta… En el caso de las carnes, se pueden consumir en forma de salchichas, albóndigas o hamburguesas para que resulte más sencillo tomarlas. Además no conviene cortar ni desgarrar los alimentos con los dientes, sino que es mejor cortarlos en trozos pequeños.
  • Cepillar los dientes de forma correcta: un cepillado a fondo evita que se acumulen bacterias entre los brackets y previene infecciones y sangrados. Es esencial limpiarse los dientes a diario después de cada comida. Para ello primero hay que retirar cualquier elemento de la ortodoncia que no sea fijo, como fundas o elásticos. A continuación no sólo hay que cepillar suavemente la dentadura (por la parte exterior e interior), sino también los brackets, prestando especial atención a la zona que hay alrededor de ellos y bajo los alambres. El cepillado se puede realizar con un cepillo normal de filamentos suaves, si bien algunos ortodoncistas recomiendan usar también un cepillo interdental que elimine los restos de comida acumulados en zonas inaccesibles para el cepillo normal.
  • Usar el hilo dental una vez al día para retirar los restos de comida que queden entre los dientes y las encías. Al final del cepillado también debe usarse un enjuage bucal.
  • Tener un kit dental con el cepillo y útiles básicos de ortodoncia (pasta, cera…) para poder lavarse los dientes cada vez que se come fuera de casa.
  • Aplicar cera de ortodoncia en los brackets para evitar roces y la aparición de llagas.
  • Evitar de forma genérica estos alimentos:
    • Chicles, caramelos y golosinas ya que, al ser pegajosos, se enredan en los brackets y pueden crear caries. Lo mismo ocurre con los alimentos con un alto contenido en azúcar.
    • Alimentos crujientes (frutos secos, palomitas, galletas…): los pequeños trozos en los que se rompen al masticar pueden quedar incrustados entre los brackets.
    • Carnes fibrosas como la ternera: tienden a quedarse atrapadas entre los brackets.
    • Bocadillos o manzanas comidas a mordiscos.
  • Colocar adecuadamente las gomas en el caso de que vayan incluidas en el tratamiento. El ortodoncista deberá explicar dónde y cómo van colocadas.
  • Utilizar un protector dental en caso de practicar deportes de contacto, ya que se pueden romper los brackets y alambres.
  • No introducir objetos extraños en la boca como lápices o palillos de madera, ya que morderlos puede resultar perjudicial para dientes y brackets.
  • Acudir a las revisiones periódicas marcadas por el ortodoncista para sustituir las ligaduras y alambres.

El dolor con brackets

Si bien la colocación de los brackets no es dolorosa, sí es normal sentir molestias o dolor en la boca durante los primeros días del tratamiento y tras las revisiones. El dolor puede estar provocado por los movimientos que realizan los brackets en los dientes o por las rozaduras de los mismos en la boca, que provocan llagas en los labios, mejillas y lengua.

En el caso de que el dolor esté provocado por el movimiento de los dientes, desaparecerá solo en unos días pero, si resulta demasiado molesto, el dentista puede recetar medicación analgésica.

En el caso de que aparezcan llagas, no es recomendable tomar alimentos picantes ni ácidos como piña, vinagre o tomate, ya que retrasan la curación de las heridas, manteniendo el dolor más tiempo. Por el contrario, tomar alimentos fríos o helados puede ayudar a aliviar las molestias. También se puede recurrir a locutorios, pomadas o geles calmantes.

Si cree que necesita un tratamiento de ortodoncia puede recurrir a Clínica Parra Vázquez, centro que cuenta con una unidad de odontología dedicada a las ortodoncias. Sus profesionales aplicarán diferentes tratamientos en función de la corrección que sea necesaria. Puede encontrar su consulta en Avenida Olmos nº 45, 18500, Guadix, Granada.

0 0 voto
Puntuación
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 COMENTARIOS
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

0
Nos encantaría saber qué opinas. Por favor, déjanos tu comentario.x
()
x