Veto definitivo al humo en bares y restaurantes a partir del 2 de enero

tabaco

Adiós definitivo al humo en bares, restaurantes y todos los espacios públicos y de ocio cerrados. También en las puertas de hospitales, colegios, universidades y parques infantiles. Fumar en estos lugares será ilegal a partir de las cero horas del próximo dos de enero. Ese domingo entrará en vigor la modificación de Ley Antitabaco aprobada por el Congreso este martes.

No habrá excepciones con zonas de fumadores en bingos, casinos y salas de juego como las de los aeropuertos, como pidió el PP en las enmiendas que planteó en el Senado reclamando cubículos para fumadores.

Sí se aprobó que las tiendas de conveniencia de las gasolineras puedan vender tabaco, lo que supondrá más puntos de venta de esta droga legal con una norma endurecida que pasa por ser una de las más restrictivas de Europa.

Para los infractores, la nueva norma -"necesaria e histórica" dijo la Ministra de Sanidad, Leire Pajín- contempla multas desde 30 euros para infracciones leves asiladas, de 10.000 euros para las graves y de hasta hasta los 600.000 para las muy graves y continuadas. Pajín aseguró a los hosteleros que "no se quedarán sin clientes". Al contrario, vaticina la ministra crecimientos en el sector como los registrados en Reino Unido o Italia tras prohibir fumar en bares y restaurantes.

Tras la tregua de nochevieja al humo, quedará prohibido fumar en todos los locales de hostelería, ocio y uso público cerrados. Tampoco se podrá fumar los espacios al aire libre o cubiertos comprendidos en los recintos de centros sanitarios y educativos. En el ámbito de la hostelería se permitirá fumar en terrazas, entendiendo por zona al aire libre, "todo espacio no cubierto o espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos".

No se podrá fumar en los recintos de los parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, "espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamientos destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores". Quedan a salvo de la prohibición los clubes privados de fumadores, entidades con personalidad jurídica, sin ánimo de lucro y que no tengan entre sus actividades u objeto social la comercialización o compraventa de bienes o productos consumibles. No se permitirá la entrada a menores de edad a estos clubes.

En los hoteles se podrá reservar hasta un 30% de habitaciones para fumadores, pero éstas deberán ser siempre las mismas y estar separadas del resto.

En cárceles, psiquiátricos y centros de mayores o discapacitados se permitirá fumar en las zonas exteriores señalizadas o en salas habilitadas y con ventilación independiente. También se permite fumar en los espacios al aire libre de los centros universitarios y de los exclusivamente dedicados a la formación de adultos, siempre que no sean accesos inmediatos a los edificios o aceras circundantes.

No habrá exenciones fiscales para los hosteleros que realizaron obras en cumplimiento de la anterior Ley, que entró en vigor en 2006, y que era otra de las reclamaciones del PP que se han tumbado. Sí se autoriza la venta de tabaco mediante expendedoras automáticas en las tiendas de conveniencia de las gasolineras. También la de de cigarrillos naturales sueltos, tal como se reclamaba desde las Islas Canarias.

Sin publicidad

En todos los medios de comunicación, incluidos los que operan en internet, se prohíben los programas o imágenes en los que presentadores, colaboradores o invitados aparezcan fumando, mencionen o muestren, directa o indirectamente, marcas, nombres comerciales, logotipos u otros signos identificativos o asociados a productos del tabaco.

Cada dos años, y en los próximos cuatro, Sanidad deberá remitir al Parlamento un informe de evaluación del impacto de la reforma en la salud pública. Se adoptarán medidas para la protección de la salud y la educación de los menores, para evitar el inicio del consumo y ayudarles en el abandono de la dependencia, introducirán contenidos contra al tabaquismo en los planes formativos del profesorado. El Consejo Interterritorial de Salud deberá valorar los tratamientos de deshabituación tabáquica y su posible inclusión en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud .

Pajín recordó en el Congreso que cada año mueren 50.000 personas España a causa de enfermedades asociadas al tabaco, cifra muy superior a la de fallecidos en las carreteras o por el consumo de drogas ilegales. También que 1.200 de estas muertes son de fumadores pasivos y que la ausencia total de humo en los espacios públicos tendrá efectos muy beneficiosos en la salud pública.