¿Es tan saludable una copa de vino al día?

Desterrando ciertas creencias, un nuevo estudio elaborado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St Louis, sugiere que el consumo de una copa de vino diaria no tiene tantas consecuencias saludables. De hecho, el análisis reveló que consumir una o dos copas de vino -u otras bebidas alcohólicas- cuatro veces -o más- por semana, eleva el riesgo de muerte prematura en un 20 por ciento en comparación a hacerlo una vez menos. Es decir, que beberse el cuarto vaso supone un 20 por ciento más de riesgo que beberse el tercero. 

Tal como recoge el portal ‘Alcoholism: Clinical & experimental research’,   el incremento del riesgo se registró en todos los grupos de edad. Una de las autoras del mismo, la profesora asistente de Psiquiatría Sarah M. Hartz,  reconoció que “incluso los bebedores diarios más livianos se exponen a un mayor riesgo”. 

“El consumo de una o dos bebidas alrededor de cuatro días por semana parece proteger contra enfermedades cardiovasculares, pero consumirla todos los días suprime esos beneficios. Además, con respecto al riesgo de cáncer, el consumo de alcohol es perjudicial cualquiera que sea la cantidad”, añadió. 

Cabe resaltar que el estudio llevado a cabo por los especialistas en Washington se centró en bebedores leves, dividiéndolos en dos grandes grupos de personas. Participaron más de 340.000 personas de entre 18 y 85 años a través de encuestas y 93.653 personas de entre 40 y 60 años, tratados como pacientes. Reconocían consumir una copa de vino u otras sustancias con alcohol al día. 

Lo cierto es que el porcentaje del 20 por ciento es “pequeño” pero “significativo”. “Conforme las personas envejecen, su riesgo de muerte por cualquier causa también aumenta. Un incremento del 20 por ciento del riesgo a los 75 años se traduce en muchas más muertes de lo que es a los 25 años”, manifiesta, en relación a las bondades de consumir una copa de vino al día. ¿Lo mejor? Evitar el alcohol.