Aseguran que una terapia aplicable de forma directa sobre el ojo es más efectiva para tratar una de las principales causas de ceguera

La administración de corticosteroides en el ojo de forma directa es incluso más efectiva que esas inyecciones adyacentes. Así lo asegura un ensayo clínico que ha analizado el edema macular en pacientes con uveítis no infecciosa, tal como recogió la revista ‘Ophthalmology’. Cabe recordar que la uveítis es una colección de afecciones inflamatorias que atacan a los tejidos internos del ojo y es, en Estados Unidos, una de las principales causas de ceguera. 

Tal como recoge el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos (NIH), la profesora Jennifer E. Thorne, autora principal del estudio, ese edema macular “es una complicación ocular estructural significativa de la uveítis, que origina la pérdida de la agudeza visual”. “Es importante tratar esta condición de forma efectiva para recuperar la agudeza central y prevenir el daño retinal”, sostiene. 

Por su parte, el profesor de Oftalmología Douglas A. Jabs, los datos del estudio de tres tratamientos de corticosteroides de uso común “muestran una eficacia superior para la triamcinolona intravítrea y el implante de dexametasona intravítrea”. Esto sugiere al especialista que “el abordaje del edema macular uveítico debe realizarse por vía intravítrea”. 

“Este ensayo incluyó a personas que ya se medicaban para reducir la PIO y aquellos con historial previo de glaucoma o cirugía de glaucoma”, reconoció Thorne, quien confirmó que las elevaciones de la PIO fueron moderadas y controlable con medicamentos durante los seis meses de estudio. 

Los especialistas aseguran que los datos extraídos permitirán mejorar el manejo de los pacientes con uveítis y demostrarán la importancia de los ensayos de eficacia comparativa.