Demuestran que la acción de dos anticuerpos puede acabar con el VIH en determinados casos

Los resultados de un estudio publicado en las revistas ‘Nature’ y ‘Nature Medicine’, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Rockefeller, en Nueva York, han logrado determinar que la acción de dos anticuerpos monoclonales puede acabar con el VIH – Sida- y reducir la carga de virus a falta de terapia antirretroviral (TAR). Se trata de dos ensayos clínicos en el que se recalca que las personas infectadas por VIH requieren tratamiento con antirretrovirales de por vida para acabar con el virus. La interrupción podría reactivarlos. 

Estos vienen a reafirmar otras investigaciones en las que se indican que los anticuerpos monoclonales anti VIH, producidos por un solo clon de linfocitos B, células del sistema inmunológico, podrían ser una solución. 

La experta española Pilar Mendoza, investigadora en el laboratorio de Michel C. Nussenzweig, de la universidad citada con anterioridad, y primera autora del estudio, asegura que “una administración pasiva de anticuerpos neutralizantes de amplio espectro – los conocidos bNABs- son una alternativa potencial a la terapia antirretroviral, ya que neutralizan al virus, activan el sistema inmune y tienen vidas medias mucho más largas”. 

Tal como recoge la agencia ‘Sinc’, el estudio es el primero que se publica con una combinación de dos bNAbs en humanos y los resultados suponen una mejora grande con respecto a los ensayos de un solo anticuerpo. 

A pesar de ello, la española destaca un “inconveniente” en estas terapias combinadas. Y es que son aplicables “únicamente a las personas infectadas con variantes virales que sean sensibles a esas combinaciones”. Aproximadamente un 48 por ciento. 

“El principal reto es identificar de manera efectiva a esas personas que se beneficiarían del tratamiento. Es muy difícil analizar el repertorio viral de una persona cuando está sometida a antirretrovirales, y por tanto, no existen virus detectables en la sangre”, destaca.