Los deportes más cardiosaludables

cardiosaludablesUn deporte es saludable si contribuye de alguna manera y con un mínimo riesgo al bienestar físico, psíquico y social de aquel que lo practica. Las cualidades que debe poseer son las siguientes: Carecer de efectos indeseables y tener una relación riesgo - beneficio mínima. Mejorar los componentes de la forma física relacionados con la salud. Es decir, incrementar la capacidad cardiorrespiratoria, la fuerza muscular, la flexibilidad articular y la composición corporal. Los deportes más saludables son aquellos que implican el movimiento de grandes grupos musculares, de forma rítmica y repetitiva, y por períodos prolongados de tiempo. Son ejercicios dinámicos, isotónicos y aeróbicos.

 

Cantidad y calidad

Se aconseja la realización de ejercicio aeróbico entre tres y cinco veces por semana en sesiones no inferiores a 30 minutos, controlando la frecuencia cardiaca con el fin de que ésta se mantenga dentro de niveles de intensidad moderada. La Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón recomiendan los siguientes deportes como más cardiosaludables:

Caminar/Senderismo

Es un ejercicio de intensidad ligera - moderada. Mejora la respuesta del corazón al esfuerzo porque aumenta el tamaño de las cavidades del corazón y, por tanto, la cantidad de sangre en cada latido, aumentando el transporte de oxígeno y sustancias nutritivas. Incrementa también el tamaño de los vasos sanguíneos, haciendo que el flujo de sangre sea mayor y mejora el retorno venoso. Puede realizarse en cualquier momento del año y sobre cualquier terreno, siendo la actividad más recomendable para todas las edades, porque se desarrolla en un entorno placentero y no se necesitan grandes condiciones físicas para practicarlo (si el sendero es de mínima dificultad).

Natación

La natación es uno de los deportes más cardiosaludables, debido a que en su ejecución se mueven grandes masas de músculos de todo el cuerpo y suben con menos brusquedad la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Mejora la expansión torácica y aumenta la capacidad aeróbica. Es importante desarrollar una buena técnica para que el coste energético no sea elevado.

Montar en bicicleta

Es uno de los ejercicios isotónicos o dinámicos que practicado con regularidad y a una intensidad adecuada, moviliza los músculos de las
piernas, caderas y glúteos (al subir cuestas y pendientes también trabajan los de la parte superior del cuerpo). Sobre el sillín se mejora la capacidad pulmonar, la función cardiovascular y del aparato locomotor.

Golf

Es un deporte de baja intensidad, dinámico y al mismo tiempo estático, y que además se practica al aire libre. Los efectos de caminar sobre el campo, a buen ritmo, que forman parte de la práctica de este deporte, proporcionan beneficios para la salud. Para intentar evitar las frecuentes patologías lumbares que sufren los jugadores de golf como consecuencia de las altas velocidades de rotación que debe soportar la columna vertebral cuando se realiza el swing, es muy importante realizar ejercicios de calentamiento antes de entrar al campo y practicar ejercicios gimnásticos moderados para fortalecer el tronco.