El injerto capilar: cuánto dura y cuál es su coste

La calvicie, las entradas en el cabello o un pelo ralo y poco abundante son situaciones que se dan frecuentemente entre los hombres. La solución más popular para atajar este tipo de problemas es el injerto capilar, que consiste en implantar cabello del propio afectado en las zonas donde no hay para volver a lucir un aspecto más atractivo y rejuvenecido.

A la hora de plantearse un injerto capilar surgen muchas dudas, como son la duración de este tratamiento y le coste del mismo. Muchos usuarios se hacen este tipo de preguntas antes de decidir si merece la pena o no realizarse este tratamiento. Así que vamos a responder a estas preguntas para aclarar todas tus dudas.

¿Cuánto dura un injerto capilar? ¿Cuánto cuesta?

Para responder a la pregunta de cuánto dura un injerto capilar es fundamental fijarse en el comportamiento del pelo trasplantado. El envejecimiento y la caída capilar del trasplante se producirán a la misma velocidad que la zona de donde se ha extraído el cabello. Un injerto capilar está diseñado para que dure toda la vida, aunque existen casos en los que no se cumple este objetivo. Muchas clínicas del sector ofrecen como mucho 10 años de garantía.

En cuanto al coste de un injerto capilar, el precio es variable dependiendo de si lo hacemos en España o lo hacemos en otros países como Turquía. En nuestro país se ha reducido el precio medio del injerto capilar en los últimos años a medida que se ha ido haciendo más popular. En la actualidad, el coste medio en España ronda los 2.900 euros.

Pero el injerto capilar no es la única solución que existe para tratar problemas con el cabello y, además, no siempre es la solución correcta. Existen numerosos tipos de alopecia y no todas se pueden solucionar con un injerto capilar. Este es el principal motivo por el que fracasan muchos injertos y que no se tiene en cuenta en países como Turquía, donde se injerta a cualquier cliente que lo pague independientemente de si es lo que le conviene o si no le va a funcionar. 

Lo primero de todo es identificar el tipo de alopecia que tiene cada persona para, posteriormente, adecuar el mejor tratamiento posible para solucionar el problema. En España, centros como el Instituto Médico Dermatológico ofrecen una amplia variedad de soluciones capilares, pero siempre estudiando al detalle cada caso para ofrecer a cada paciente el tratamiento que mejores resultados le va a dar.

En IMD siguen una metodología sanitaria

En el Instituto Médico Dermatológico siguen una metodología sanitaria para aplicar a cada paciente el tratamiento de recuperación capilar que necesita. Para ello el tratamiento consta de 4 pasos fundamentales, como son:

  1. Diagnóstico

Lo primero es tener un diagnóstico de un especialista con experiencia que analice el pelo y el tipo de alopecia que tiene cada paciente. Gracias a este diagnóstico profesional se va a descubrir cuál es el problema capilar que hay que solucionar.

  1. Tratamiento

Tras el diagnóstico se elige el tratamiento a aplicar a cada paciente. Se define un tratamiento específico para el paciente en tiempo y forma para potenciar los resultados según sus propias circunstancias.

  1. Aplicación personalizada y seguimiento

Se lleva a cabo una aplicación personalizada teniendo en cuenta factores que influyen en el cabello como son el tipo de cabello (graso, seco...), el sexo, la edad del paciente, los posibles desencadenantes de la alopecia o si el estrés ha podido influir en la caída del cabello. De esta forma se realiza una aplicación personalizada, seguida de un seguimiento paulatino para comprobar los efectos del tratamiento.

  1. Mantenimiento de los resultados

Tras finalizar el tratamiento y conseguir los resultados esperados, el paciente recibe un mantenimiento de la mejora conseguida. Además, se realizan tareas de prevención para evitar que vuelva a aparecer el problema tratado.

En centros como el IMD cualquier persona puede solicitar una primera cita gratuita para recibir el diagnóstico que le ayude a conocer el origen de su problema capilar y recibir recomendaciones expertas en materia de tratamientos que pueden poner fin al problema capilar del paciente.

Por suerte existen multitud de tipos de tratamiento, incluyendo el injerto capilar, para solucionar la gran mayoría de problemas de alopecia que sufren mayoritariamente los hombres, pero también las mujeres.