¿Qué tener en cuenta para hacerse un injerto capilar?

Antes de optar por el injerto capilar se deben tener en cuenta algunos aspectos como la seguridad y reputación de la clínica en la que nos lo vayan a realizar

A día de hoy una de las mayores preocupaciones a nivel estético de los hombres está relacionada con la pérdida del cabello y los problemas asociados en la alopecia. Algo que afecta a una gran cantidad de personas y a las que cada vez más buscan darle solución a través del injerto capilar. Sin embargo, antes de operarse hay que tener en cuenta una serie de consideraciones. 

La primera de ella suele consistir en buscar los servicios de mayor calidad en España. En el top 3 de ABC ponen a nuestra disposición las que consideran como mejores clínicas del país para este tipo de intervenciones. Además de elegir la mejor clínica, hay otros aspectos fundamentales como el precio de la operación, la reputación del médico o el lugar al que tengamos que acudir. 

De este modo, el primer punto que deberíamos tener en cuenta debe estar relacionado con la calidad del servicio. Nadie quiere invertir su dinero en algo que no le va a ofrecer los resultados que esperaba o que, peor aún, podría poner en riesgo su salud. En este sentido, deberíamos buscar una clínica que cuente con los mejores profesionales y una buena reputación. Buscar las mejores de Madrid o las 3 mejores de Barcelona podría ser una buena forma de lograrlo. 

Si damos con una buena clínica de injerto capilar, nos brindarán toda la información que necesitemos sobre el proceso. En este sentido, lo normal es que se nos realice un estudio personalizado por expertos para valorar el estado de nuestro cabello. De este modo podrán determinar los resultados que se conseguirán y el tipo de alopecia que padecemos. También se nos informará sobre el tiempo de baja tras la operación, que suele rondar una semana. 

Una vez hayamos dado con la mejor opción en base a nuestras necesidades, todo será muy rápido y podremos comenzar a vernos mejor a nosotros mismos. Con estos tratamientos no existe posibilidad de rechazo ya que será nuestro propio pelo el que se nos injerte. Además, es algo que nos ofrece una gran cantidad de ventajas: 

  • Mejor aspecto a nivel estético y mayor autoestima. 
  • La recuperación es bastante rápida. 
  • No deja cicatrices. 
  • El cabello trasplantado es permanente. 
  • Es un proceso sencillo que se realiza con anestesia local.