¿Sabes qué es el omega3? ¿Te preocupa la salud de tu corazón? Si es así, sigue leyendo

 

Los ácidos grasos omega 3 sirven para reducir el colesterol pero también para reducir los triglicéridos, de ahí su importancia a nivel de salud. Estudios recientes ponen de manifiesto que más del 60% de los españoles realiza una ingesta de Omega 3 menor de la recomendada, especialmente en las edades tempranas, justo cuando es más importante desarrollar una estrategia de prevención. Asimismo, para la población general adulta, los organismos expertos, como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) o la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomiendan 250 mg/día de Omega 3 (EPA+DHA).

Estos ácidos grasos (EPA y DHA) no se pueden sintetizar en las cantidades necesarias, y por eso necesitamos aportarlos a través de la dieta (fundamentalmente a través del pescado azul y de alimentos enriquecidos como la leche).

En la actualidad, más de 11 millones de españoles están preocupados por el colesterol y han empezado a modificar sus hábitos e incorporar nutrientes cardioprotectores  como el Omega 3. Una de las formas más sencillas de tomarlos es pasando de una leche entera a una leche semidesnatada o desnatada enriquecida con ácidos grasos Omega 3, ácido oleico y otros micronutrientes. Este tipo de productos contribuyen a asegurar las ingestas diarias recomendadas de Omega 3, dadas las escasas fuentes alimentarias de estos nutrientes.

Con un pequeño gesto se puede conseguir un gran resultado: sólo cambiando el vaso de leche habitual por uno de Omega 3, se consigue el 50% de la cantidad diaria recomendada de Omega 3.

Fuente de salud

Las ventajas de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 de cadena larga EPA y DHA desempeñan un papel importante en el crecimiento y el desarrollo del cerebro y en la regulación de la presión sanguínea, la función renal, la coagulación sanguínea y las reacciones inflamatoria e inmunitaria. También tienen un efecto positivo sobre la longevidad, debido a que son beneficiosos para la salud cardiovascular y ayudan a prevenir muertes prematuras por ictus o infartos.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha respaldado las alegaciones de propiedades saludables que pueden añadir los productos enriquecidos con omega3.

Por tanto, se ha demostrado que estos ácidos grasos son una de las claves para luchar contra las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en España, con una tasa de 252 fallecidos por cien mil habitantes.

Afortunadamente, la dieta mediterránea es nuestra mejor aliada para la salud ya que existen numerosas fuentes alimentarias de estos ácidos grasos y los expertos reiteran que una dieta sana y variada es capaz de cubrir los requerimientos diarios en todas las edades.

El informe ‘La leche como vehículo de salud. Ácidos grasos poliinsaturados omega 3, promovido por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Fundación Iberoamerciana de Nutrición (Finut)’ señala la utilidad de los alimentos enriquecidos, entre los que "la leche es el más conocido y consumido. Un vaso de leche enriquecida en omega 3 proporciona aproximadamente 125 mg de EPA+DHA, lo que representa en torno al 50% de la cantidad diaria recomendada, si se toma el rango mínimo de las recomendaciones anteriormente citadas (250 mg/día)".

Por tanto, si te preocupa tu salud y estás concienciado sobre la importancia de cuidar el colesterol y tu corazón, los ácidos omega 3 deben formar parte de tu alimentación.