IBS de Granada ha desarrollado un nuevo método de aislamiento y un medio condicionado de cultivo de células madre cancerígenas

El cáncer es un proceso patológico que hace que las células proliferen de manera descontrolada pudiendo afectar a distintos órganos cuando se produce la metástasis.

Recientemente diversos estudios han modificado el punto de vista tradicional del origen de la enfermedad al identificar subpoblaciones de células dentro de los tumores que impulsan el crecimiento del cáncer, denominadas como células madre cancerígenas. Estas células se caracterizan por su capacidad de permanecer con muy baja actividad durante largos periodos de tiempo, pudiendo llegar a autorrenovarse, y garantizar el crecimiento y heterogeneidad del tumor, su resistencia a la quimio- y radio-terapia y el desarrollo de metástasis.

Las células madre cancerígenas desarrollan un papel vital dentro del desarrollo y proliferación del tumor. Es imprescindible conocer su presencia y evolución tras los tratamientos oncológicos, además de localizar tratamientos farmacológicos específicos que las ataquen. El problema al que se enfrenta este desarrollo clínico es que la presencia de células madre cancerígenas presentes en el paciente es muy escasa y su crecimiento y mantenimiento en cultivo para su estudio, sin que pierdan sus propiedades, es muy limitado (4-5 días).

Gracias al apoyo de FIPSE, la Fundación para la Innovación y la Prospectiva de la Salud en España, el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (www.ibsgranada.es) ha desarrollado un nuevo método de aislamiento y un medio condicionado de cultivo de células madre cancerígenas que facilita de forma más efectiva el trabajo con estas subpoblaciones tan importantes para la oncología.

FIPSE apoya el desarrollo para la futura extensión al Sistema de Salud del método propuesto y desarrollado por los Doctores María Ángel García y Juan Antonio Marchal, que facilitará llevar a cabo ensayos de diagnóstico y terapéuticos que permitan localizar terapias selectivas para la eliminación de estas subpoblaciones tan agresivas como son las células madre cancerígenas.

El sector de la biotecnología de diagnóstico y la farmacología ha mostrado un interés creciente por el campo de las células madre cancerígenas, y es por ello que ha tenido un importante impulso en los últimos tiempos. Gracias a este innovador proyecto se podrá avanzar un paso más hacia el control y tratamiento de la enfermedad.