Los beneficios del entrenamiento en grupo

Uno de los objetivos fundamentales de los profesionales del sector es afrontar el reto de tornar en colectivas modalidades deportivas que en su concepto se definen como individuales, es por ello que se antoja esencial aprovechar las virtudes que el entrenamiento en grupo nos brinda especialmente a nivel anímico y social.

La constancia, el esfuerzo y la fuerza de voluntad son valores que acostumbramos a depositar en nuestra vida profesional y familiar, y no es raro que dichas virtudes se queden en la taquilla antes de salir a entrenar, y es en este momento cuando las actividades dirigidas o grupales emplean una suerte de alquimia que permiten alcanzar metas similares a las de las tediosas “rutinas individuales”.

 La formula del éxito del entrenamiento en grupo descansa en dos pilares maestros, la socialización y la motivación, siendo la primera el gancho principal para adquirir la constancia tan precisa en objetivos deportivos en medio largo plazo, qué duda cabe que el humano es un ser social diseñado para interactuar con los iguales. Estudios científicos han demostrado que el ser humano multiplica su rendimiento en presencia de otras personas, motivo por el cual el trabajo físico en el gimnasio aumenta su eficacia gracias a las clases colectivas. Las clases y programas de entrenamiento diarios del gimnasio se vuelven más divertidos, ya que la complicidad entre compañeros va aumentando. Sin duda, resulta más habitual dejar de hacer deporte un día, cuando nadie te espera, que cuando tus compañeros van a preguntarte después sobre las causas de esa ausencia. El estímulo y el positivismo  generados impulsan dinamismo y refuerzan la fuerza de voluntad para mejorar de esta manera el logro de los objetivos deportivos.

Y es justo en ese momento donde acudir al entrenamiento ya se ha consolidado en la rutina diaria del homo sapiens cuando entra en liza la ecuación R= M + C, esto es, resultado es igual a motivación mas competición, la consecución de cualquier objetivo lleva aparejada dicha formula. El porcentaje de éxito será mas elevado cuanta mas ilusión depositemos en el trayecto, que al tiempo será directamente proporcional al grado de competición sana consigo mismo y con el compañero de entreno.

Los beneficios expuestos no son exclusivos de las sesiones de actividades dirigidas, actualmente está perfectamente integrado en el trabajo de sala Fitness la organización en grupo para entrenar en dicha disciplina, bien sea de forma espontánea, especialmente cuando se trabajan grupos musculares con ejercicios que requieren ayuda, alternancia que garantizan periodos de recuperación y presencia del compañero que insta a elevar el nivel de auto exigencia; O bien sea de forma organizada. No en vano es cada vez mas frecuente una variada oferta de dinamizaciones y circuitos en sala fitness que responden a la ingente solicitud de agruparse en el entrenamiento diario.

Podemos concluir que las clases colectivas y el entrenamiento en grupo son especialmente recomendables para las personas cuyas reservas de voluntad y compromiso andan bajo agotadas en otras lides del devenir diario, quienes gracias a la compañía obtienen el estímulo necesario para que la práctica deportiva no se asuma como obligación sino como premio. La interacción social y el plus de convivencia que el deporte en grupo nos brinda, permite que se puedan disfrutar de dichas bondades sin que tenga que mediar un balón o un número preciso de personas.

No se puede obviar que el entrenamiento colectivo lleva aparejado una evolución más eficaz y saludable desde el punto de vista técnico, toda vez que las correcciones del instructor, la ayuda del compañero y la capacidad de imitación se traducen en una mejor ejecución.

En definitiva, la condición de ser social del humano, convierte al gimnasio en foro ideal para fomentar esa necesidad de relación, el entrenamiento en grupo ofrece en un mismo pack mejora física, anímica y social, enfatiza el positivismo que se contagia en la comparación con el resto y pluraliza una actividad que en su génesis se concibió para un solo individuo.


YO10

YO10
Sport & Spa Club

Camino de Ronda 97
18003 - Granada
Teléfono: 958 25 48 08
www.yodiez.com

Publicidad