Los beneficios de la hidroterapia

La hidroterapia es el uso del agua (en cualquiera de sus formas: caliente, vapor, frío o hielo) para aliviar el malestar y promover el bienestar físico.

Ninguna otra sustancia en la tierra puede igualar las propiedades y poderes curativos del agua. Esto ha hecho que generación tras generación, se le haya considerado como una medicina natural que puede ayudar a aliviar el cuerpo. La hidroterapia utiliza el poder vivificante del agua para proporcionar alivio para casi todo tipo de dolores y molestias. Se trata de una forma natural y orgánica de alivio del dolor que puede trabajar de dos formas; por ingravidez o a través de terapia del calor.

La flotabilidad del agua reduce el peso corporal en un 90%, disminuyendo la presión sobre las articulaciones doloridas, músculos y huesos. De acuerdo con la Arthritis Foundation, “La hidroterapia es un método de uso de agua para ayudar a la artritis por el calor calmante y la flotabilidad del agua que hace que sea un ambiente seguro, ideal para aliviar el dolor de la artritis.”

En cuanto a la terapia del calor, el baño en agua caliente relaja y tranquiliza el cuerpo, retardando los órganos internos. Además, el calor dilata los vasos sanguíneos y aumenta la circulación en el cuerpo, permitiendo así que las enzimas y las endorfinas (analgésicos naturales del cuerpo) puedan trabajar de forma más rápida y eficaz. También estimula la sudoración y, por tanto, se incrementa la eliminación de toxinas.

Entre los beneficios físicos más conocidos de la hidroterapia destaca la relajación muscular y la disminución de los espasmos musculares. En caso de músculos doloridos, dolor de espalda y dolor de las articulaciones, el masaje de agua caliente de la hidroterapia se convierte en una gran solución. Se recomienda especialmente a aquellos que sufren lesiones deportivas. La Arthritis Foundation también recomienda la hidroterapia como un medio para ayudar a las personas con articulaciones rígidas a recuperar la movilidad y aliviar el malestar.

Por otra parte, la hidroterapia también reduce el insomnio y el estrés. La Fundación Nacional del Sueño recomienda tomar un baño caliente horas antes de acostarse para mejorar la calidad del sueño. A diferencia del uso de pastillas para dormir, la hidroterapia es una ayuda efectiva de sueño natural que ayuda al cuerpo a relajarse y descansar, dando lugar a un sueño más profundo.

El sistema circulatorio es otro de los beneficiados por esta terapia. La acción del calor acompañada de un masaje con chorros ayuda al flujo sanguíneo a circular con más facilidad, aliviando las cefaleas tensionales y el estrés. Los expertos recomiendan especialmente los baños de contraste de sauna con pileta de agua helada.

Mejora del sistema respiratorio. El calor húmedo asociado a la hidroterapia es a menudo beneficioso para aquellos que sufren enfermedades respiratorias como la bronquitis, congestión y asma.

Respecto al sistema digestivo e inmunológico, la hidroterapia mejora los resultados de la digestión. Los desechos y otras toxinas se eliminan más fácilmente, y la linfa se mueve más eficientemente a través del cuerpo, provocando un fortalecimiento del sistema inmunitario.

Además, la hidroterapia está generalmente indicada (previa autorización del facultativo que corresponda) para tratar patologías como dolor crónico de espalda, de ciática, inestabilidad lumbar, whiplash, dolor de cuello, tendinopatías, esguinces, roturas musculares, fracturas, artritis, artritis reumatoide, fibromialgia, espondilitis anquilosante, parkinson, accidente cerebrovascular y parálisis cerebral.

 

YO10 Sport & Spa Club ofrece en sus instalaciones del centro de la ciudad (Camino de Ronda, 97, antigua estación de autobuses) una zona de aguas que, además de contar con una piscina de nado climatizada, dispone del spa urbano más completo de Granada con zona de hidroterapia, sauna, baño turco, circuito de duchas ciclónicas y pileta de agua helada.