Cómo recuperar la figura después del verano

Unos meses antes de comenzar el periodo estival, son muchas las personas que ponen en marcha lo que comúnmente conocemos como 'operación bikini' con el objetivo de perder esos kilos de más y lucir como nunca antes la ropa de baño. No obstante, esta “operación” la mayoría de veces consiste en dietas restrictivas y no precisamente muy saludables, al igual que las largas sesiones en el gimnasio que pueden acarrearnos alguna que otra lesión.

Llegado el verano y las vacaciones, dejamos de hacer ejercicio, cambiamos los hábitos alimenticios perdemos esa adherencia al deporte y simplemente nos dedicamos a descansar y a disfrutar de la familia y amigos sin importar nada más, y como no podía ser de otra forma, eso puede pasar factura en nuestra salud y figura con esos 2 o 3 kilos de más.

Lo importante para empezar a retomar el ejercicio con seguridad y sin riesgo de lesiones es hacerlo de forma gradual y sabiendo donde están tus limitaciones. No es recomendable empezar hacer ejercicio con el mismo nivel de intensidad con la que veníamos haciéndola antes de las vacaciones.

Para empezar, o volver a las andadas en el gimnasio tras un periodo sin hacer ejercicio, los expertos del centro deportivo YO10 en Granada recomiendan sesiones cortas de unos 30 o 60 minutos en las que le demos mayor importancia a preparar nuestro cuerpo a esfuerzos mayores en lugar de comenzar con las mismas intensidades que cuando nos fuimos de vacaciones.

En cuanto a los días de entrenamiento semanales, recomiendan empezar por 2 o 3 a la semana. De esta forma nuestro cuerpo tendrá tiempo para recuperarse entre las sesiones de entrenamiento. Por ejemplo, podríamos entrenar martes y jueves, o lunes, miércoles y viernes.

La constancia en el entrenamiento es fundamental para conseguir resultados. Es importante conseguir que practicar ejercicio se convierta en un hábito y que los entrenamientos semanales se conviertan en una parte más de nuestra vida.

Algo que no podemos pasar por alto es la importancia de mantener una buena hidratación. Es necesario beber agua durante la práctica del ejercicio para impedir la pérdida de sales minerales y evitar que se produzcan esos calambres musculares tan fastidiosos que pueden tener su origen en una deficiente hidratación.

Para conseguir buenos resultados, de forma más rápida, segura y eficaz, es importante ponerse en manos de profesionales que te ayudarán a planificar la vuelta de vacaciones y a cumplir unos objetivos realistas en el tiempo establecido.

En el centro YO10 encontrarás las herramientas necesarias para recuperar la figura además de un ambiente ideal que te facilitará la obtención de tus objetivos. Además, si prefieres las clases grupales, también podrás encontrar una gran diversidad de actividades dirigidas como body balance, body combat, pilates y core; así como una zona de aguas con piscina cubierta y spa de cinco estrellas.