La zumba, un entrenamiento de lo más saludable

Las clases colectivas de zumba suponen un entrenamiento muy útil para quienes quieren mantenerse en forma. Y es que ya sabrás que el ejercicio físico es clave para mantener un estado físico y mental en condiciones, lo que no es incompatible con seguir asistiendo a tus sesiones de entrenamiento en el gimnasio, ya que al realizarse en el mismo lugar, la zumba es complementaria a otros ejercicios físicos que se realizan en el gimnasio, como, por ejemplo, los de musculación.

Además de una dieta completa (con presencia de todos los nutrientes), hacer zumba te servirá para que tu plan de vida saludable siga su curso.

 

¿Qué es la zumba?

A grandes rasgos, una especie de aerobic con características especiales. La zumba consiste en llevar a cabo una clase similar a las del aerobic tradicional, pero en la cual se usan, como base para los movimientos que se realizan, los ritmos musicales latinos, tales como los procedentes de merengue, salsa, cumbia, reggaetón y samba.

Su denominación, por otra parte, proviene de la acción de zumbar, la cual se relaciona con esta práctica, debido a que los movimientos corporales que realizarás en una de sus clases colectivas producen vibraciones que suenan como los zumbidos.

Cómo son las clases

Una sesión de zumba se desarrolla a lo largo de una hora, en la cual se alternan movimientos al son de canciones de los estilos latinoamericanos que te hemos citado. Sus estribillos, por ejemplo, se utilizan para coordinar los distintos movimientos. No siempre, por otra parte, se utiliza una coreografía, ya que la manera de realizar los pasos puede prescindir de ella.

El porqué del éxito de la zumba

Hay una explicación del éxito de la zumba íntimamente ligada con los beneficios sociales y mentales de practicarla, pero también viene regido por los relacionados con la mejoría del estado físico.

La zumba te permite llegar a quemar en una sola sesión entre 50 y 300 calorías, tonificare los músculos, incrementar la tolerancia ante la tendencia a acumular ácido láctico y desarrollo de la flexibilidad corporal.

No obstante, practicar zumba no solo te ayuda a estar en forma, sino que también te proporciona otras ventajas. Unas ventajas que, además, tienen mucho que ver con la organización de clases colectivas, lo que te debe animar a plantearte apuntarte a las que te ofrecen en un gimnasio como Virgin Active Granada.

Algo más que deporte

Las clases colectivas son muy propicias para la socialización de la persona, ya que entras en contacto con gente que también comparte contigo determinados intereses comunes, tales como hacer ejercicio físico y moverse en ambientes saludables.

De esta manera, entras en un círculo vicioso, ya que hacer amistades con quienes coincides en las clases puede animarte también a quedar con estas personas fuera de ellas. Y, dentro de este círculo vicioso, también tienes que valorar que la buena sintonía que puedes alcanzar con tus compañeros de clase supondrá un incentivo para que, en esos días en los que parece que cuesta más salir de casa, no dudes en asistir y encares la clase con ganas.

Al contrario de tomarse estas clases como una obligación, podemos convertirlas en ocasiones perfectas para liberar las tensiones que has ido acumulando, por ejemplo, durante tu jornada laboral. Acudir a las clases de zumba te servirá, por tanto, para combatir el estrés y salir de ellas con energías renovadas.

De hecho, los expertos consideran que esta práctica favorece el buen humor y un incremento de la autoestima, que no dejan de ser resultados habituales de las actividades relacionadas con una socialización positiva.

 

Por todo esto, apostar por las clases colectivas de zumba supondrá una notable mejoría de tu estado de salud, puesto que realizarás ejercicios que potenciarán los diferentes grupos musculares y, además, te divertirás con su práctica.