Viajes exóticos con niños, mucho ojo

VACUNA_EXOTICA_RETLa Agencia Española de Infectología Pediátrica ha recomendado vacunarse entre 4 o 6 semanas antes de emprender un viaje a un país situado en Africa, sudeste de Asia, Centroamérica y Sudamérica, debido a que algunas vacunas precisan varias dosis o requieren que transcurra un tiempo para una correcta inmunización. Para ello, es importante estar al día en las vacunas del calendario vacunal infantil y, además, conocer aquellas que se requieren para un determinado país, tipo de viaje y edad ya que algunas no pueden administrarse a niños muy pequeños.

En este sentido, la Agencia ha destacado la importancia que tiene prevenir el paludismo, que es una enfermedad muy grave, en ocasiones mortal, que se contagia con la picadura del mosquito 'anopheles'. Para prevenir esta patología deben tomarse determinados medicamentos que tratan de impedir el desarrollo de esta enfermedad. No obstante, el fármaco dependerá de la zona visitada, de la época del viaje y, en el caso de los niños, de su peso o edad.

Por otra parte, la Agencia Española de Infectología Pediátrica ha recomendado, para evitar las picaduras de los mosquitos, utilizar prendas de manga larga de algodón y de colores claros, repelente de mosquitos que se debe de aplicar encima del protector solar y de la ropa, y mosquiteras para dormir. Asimismo, para evitar que se produzca una diarrea, ha aconsejado beber siempre agua embotellada o hervida durante al menos 3 minutos desde que se inicia la ebullición, pelar la fruta y las verduras, no abusar de las ensaladas, el pescado, la carne cruda o los derivados lácteos no pausterizafos, e ingerir muchos líquidos como soluciones de rehidratación oral.

Además, la Agencia ha destacado la importancia de no bañarse en lagos y ríos, ni andar descalzos en sus alrededores, utilizar un calzado cerrado y sentarse siempre en el suelo sobre una toalla. En este sentido, ha recordado la necesidad de planchar la ropa una vez que se haya lavado para evitar infección por larvas de moscas. "Es muy conveniente preparar un pequeño botiquín con antitérmicos y analgésicos, material para el tratamiento de pequeñas heridas como gasas, tiritas y antisépticos locales, protectores gástricos y antihistamínicos", ha recalcado la Agencia para zanjar recordando que, en el caso de que a la vuelta del viaje se tuviese fiebre o diarrea persistente, se acuda a un centro de salud especializado en medicina tropical.