Últimas Noticias

¿Cómo volver a madrugar? Trucos para empezar el día con buen pie
Categoría: Lo Monaco

¿Cómo volver a madrugar? Trucos para empezar el día con buen pie

Madrugar es algo que realizamos casi todos los días de una manera mecánica y por supuesto sin ninguna gana. Pero, aunque te parezca mentira, hay trucos que pueden hacer que sientas que madrugar no es una obligación, sino una oportunidad de empezar un gran día.

El levantarte temprano, no solo te ayuda a aprovechar mejor el día lo que te hace tener mejor estado de ánimo y aumenta tu autoestima, también reporta beneficios para nuestro sistema inmune y hace que nos encontremos en sintonía con nuestro organismo.

Hábitos que te ayudan a madrugar

Ver el mundo con otros ojos al despertarnos no es misión imposible, lo primero es crear unos buenos hábitos de sueño, que nos permitan dormir bien y sentirnos descansados por la mañana.

Intenta dormir 8 horas: ¡es lo más recomendable!

Haber descansado las horas suficientes por la noche hará que madrugar te cueste menos, porque ir a la cama a una hora prudente, ayuda a estar de buen humor cuando nos levantamos temprano. Recuerda dormir al menos 6 horas, aunque lo más recomendable es dormir 8 horas.

En este punto es fundamental que nuestro equipo de descanso sea de buena calidad, un colchón con una firmeza media, un canapé abatible o somier sin irregularidades, que permita el buena apoyo del colchón y usar una almohada adecuada ¡No habrá insomnio que se te resista!

Crea una rutina

La creación de una rutina tanto a la hora de irnos a dormir como a la hora de despertar por las mañanas nos facilitará la tarea de levantarnos cuando nuestro querido despertador suene por la mañana.

Nuestros consejos para madrugar sin mucho esfuerzo

Levantarse por las mañanas de buen humor parece ser esas cosas que solo pasan en las películas, pero no, sigue estos sencillos consejos que te proponemos para que sea posible:

  • Si eres de los que les cuesta pensar cuando madrugas, facilítate el trabajo dejando todo lo que necesites preparado y a mano por la noche. Cuanto menos te estreses por la mañana mejor.

  • No saltes de la cama cuando suene el despertador, tomate unos minutos para abrir los ojos relajadamente, pero ¡cuidado! nunca atrases el despertador.

  • Exponte a la luz del nuevo día y di hola al mundo, es la manera más natural de que nuestro cuerpo se dé cuenta de que ha llegado la hora de empezar.

  • Realiza estiramientos leves para despertar el cuerpo, nada excesivo, es un momento de relax y de ir activando mente y cuerpo progresivamente.

  • No te olvides de desayunar, ya que esta acción activa nuestro cuerpo y además no hay nada más motivador que pensar en ese desayuno que tanto nos gusta esperándonos al salir de la cama.

El último consejo es, pensar en positivo, quizá sea el más importante de todos, ya que imaginarnos todo lo bueno que nos depara el día y lo bien que nos va a salir todo hace que despertarnos con una sonrisa sea pan comido.

 

 

El cáncer de pene, un caso aparte

El cáncer se ha convertido en una de las principales enfermedades de la sociedad actual. Afecta a tantos órganos como tiene el ser humano y, aún con los avances de la ciencia médica, se sigue cobrando miles de vidas anuales. Los más usuales son el de mama, páncreas, cólon o pulmón. Pero también afecta a otras partes que hasta la fecha, no tienen apenas incidencia. El cáncer de pene es uno de esos casos raros, por así decirlo, un caso aparte.

Estos tumores en el pene apenas suponen un 1% de todos los cánceres en hombres, principalmente en el mundo occidental, aumentando este porcentaje hasta en diez veces (10%) en continentes como Asia. Cada año se diagnostican en torno a los 30.000 casos según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La baja influencia, puede que sea una de las razones por las que todavía no se conocen las causas de su incidencia de forma exacta.

Hasta la fecha, uno de los componentes de los que se tiene constancia que puede potenciar la tumoración en el pene es la aparición del esmegma, sustancia que se ubica bajo el prepucio del miembro. Su proliferación puede aumentar por la falta de higiene y se ha demostrado que su influencia es mucho mayor en los hombres incircuncisos. Aún así, son conocimientos sobre un problema que por muy poca incidencia que tenga, deben de ser solucionados por la ciencia médica para el bien de aquellos que por desgracia, lo padecen.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer peniano o cáncer escamocelular del pene, puede indicarse mediante la aparición de unos determinados síntomas. La úlcera indolora en el aparato reproductor o ciertas lesiones genitales-ampollas, pústula o nódulo (protuberancia dura)-, son algunas de los principales efectos que el tumor potencia en esta parte sensible del cuerpo humano masculino.

Éstas últimas, pueden deberse a diferentes causas pero las que más preocupan son aquellas provinentes de las Enfermedades de Transmisión Sexual(ETS). Además, la proliferación del tumor también puede venir provocada por verrugas que tienen un componente genético.

Tipos de tratamiento

Según la Cleveland Clinic Fundation, especializada en temas oncológicos, existen diferentes vías con las que paliar el avance del tumor, no la erradicación total. La quimioterapia, radioterapia y la cirujía, son las principales. Igualmente la bleomicina, el metrotrexato y cisplatino (antibióticos), suelen utilizarse para este tipo de tumor.

Con frecuencia, para los tumores más severos es necesario realizar una extirpación total del pene (penectomía total), con la creación de una abertura nueva en el área inguinal con el fin de permitir que la orina salga del cuerpo. Procedimiento que se denomina uretrostomía. Por tanto, un buen diagnóstico a tiempo así como una exhaustiva higiene del pene, reducen considerablemente la aparación del tumor. De hecho, según datos recogidos en Medline Plus (EEUU), primer portal de temas de salud internacional, con una buena prevención y detención del problema, la supervivencia llega al 65% con un tratamiento a cinco años.

 El pasado 25 de agosto un grupo de investigadores del Instituto Catalán de Oncología descubrieron que un virus provocador del cáncer de cuello de útero es también responsable del 50% de los casos de tumores en el pene. Esto viene a dilucidar que las actuales vacunas para combatir el Virus del Papiloma Humano (VPH), sirven para combatir el cáncer en el aparato reproductor masculino igualmente. Puede que sea uno de los avances que permita vislumbrar el camino por el que camina la posible paliación del mismo.