Nuevo medicamento para un tipo de cáncer de pulmón

Los pacientes diagnosticados en España con un cáncer de pulmón con traslocación del gen ALK disponen de un nuevo tratamiento oral y personalizado, que permite atacar la diana del tumor y con ello reducir su tamaño y retrasar la progresión de la enfermedad. Esta nueva terapia, basada en el fármaco Crizotinib, desarrollado por Pfizer, es un inhibidor del gen ALK y actúa de forma selectiva en las células tumorales interfiriendo en su crecimiento y la supervivencia.

El fármaco actúa concretamente en los pacientes con ALK positivo y a la nueva terapia oral podrán acceder los enfermos que ya hayan recibido una línea de tratamiento para su enfermedad. El 5 % de los tumores de cáncer de pulmón de célula no pequeña, los que representan el 85 % del total de los de pulmón y que están en su etapa inicial, son ALK positivos. La nueva terapia ha sido presentada hoy en un seminario sobre esta patología por los doctores Javier de Castro, del servicio de oncología médica del Hospital La Paz; Fernando López Ríos, del servicio de anatomía patológica, del Centro Integral Oncológico Clara Campal, y Cecilia Guzmán, jefe médico de la Unidad de Oncología de Pfizer.

Los avances científicos de los últimos años han llevado a la identificación de la translocación del gen ALK como una nueva diana terapéutica para el tratamiento del cáncer. Al identificar las alteraciones en el gen, la medicina personalizada, según los doctores, puede ofrecer terapias muy efectivas con menos efectos secundarias, lo que beneficia al pacientes y, como han señalado los oncólogos, al sistema sanitario, porque se puede contener el gasto.

Todos han coincidido en la importancia de los avances en medicina personalizada, ya que permiten aumentar las expectativas de los pacientes, cuando hace unos años, tal y como ha recalcado De Castro, la única opción de tratamiento para ellos era la quimioterapia. El nuevo tratamiento llega a partir de los avances que se han producido en la investigación de los diferentes marcadores en cáncer de pulmón y las vías metabólicas en los que están implicados.

Por ello, dadas las esperanzas que se abren con lo que se conoce como medicina personalizada o de precisión y a pesar de estar dirigida a un pequeño grupo de pacientes, los especialistas piden a las agencias reguladoras del medicamento que agilicen su burocracia para aprobar estos fármacos. "Las agencias reguladoras tienen que ir a otra burocracia; no puede ser que un fármaco tarde un año en ser evaluado por la agencia reguladora o tarde un año mas en aprobarse en Europa con respecto a otros países de nuestro entorno", ha denunciado De Castro.

Los expertos han subrayado la importancia de dirigir los tratamientos para cada uno de los pacientes porque en 2002 los que padecían este subtipo de cáncer se morían a los diez meses, pero ahora están libres de progresión mas allá de este tiempo y pueden incluso estar vivos al cabo de los dos o tres años de la enfermedad, según De Castro. El cáncer de pulmón es uno de los cánceres con mayor incidencia en el ser humano, ya que es responsable de los mayores índices de mortalidad oncológica.

Es la primera causa de mortalidad en el mundo por cáncer en el hombre y la tercera en la mujer, pero se espera que en el futuro pase a ser la primera para ellas en el mundo occidental debido al tabaquismo. En 2013, en España se diagnosticaron 18.162 nuevos casos y recaídas en estado avanzado.