Últimas Noticias

¿Cómo volver a madrugar? Trucos para empezar el día con buen pie
Categoría: Lo Monaco

¿Cómo volver a madrugar? Trucos para empezar el día con buen pie

Madrugar es algo que realizamos casi todos los días de una manera mecánica y por supuesto sin ninguna gana. Pero, aunque te parezca mentira, hay trucos que pueden hacer que sientas que madrugar no es una obligación, sino una oportunidad de empezar un gran día.

El levantarte temprano, no solo te ayuda a aprovechar mejor el día lo que te hace tener mejor estado de ánimo y aumenta tu autoestima, también reporta beneficios para nuestro sistema inmune y hace que nos encontremos en sintonía con nuestro organismo.

Hábitos que te ayudan a madrugar

Ver el mundo con otros ojos al despertarnos no es misión imposible, lo primero es crear unos buenos hábitos de sueño, que nos permitan dormir bien y sentirnos descansados por la mañana.

Intenta dormir 8 horas: ¡es lo más recomendable!

Haber descansado las horas suficientes por la noche hará que madrugar te cueste menos, porque ir a la cama a una hora prudente, ayuda a estar de buen humor cuando nos levantamos temprano. Recuerda dormir al menos 6 horas, aunque lo más recomendable es dormir 8 horas.

En este punto es fundamental que nuestro equipo de descanso sea de buena calidad, un colchón con una firmeza media, un canapé abatible o somier sin irregularidades, que permita el buena apoyo del colchón y usar una almohada adecuada ¡No habrá insomnio que se te resista!

Crea una rutina

La creación de una rutina tanto a la hora de irnos a dormir como a la hora de despertar por las mañanas nos facilitará la tarea de levantarnos cuando nuestro querido despertador suene por la mañana.

Nuestros consejos para madrugar sin mucho esfuerzo

Levantarse por las mañanas de buen humor parece ser esas cosas que solo pasan en las películas, pero no, sigue estos sencillos consejos que te proponemos para que sea posible:

  • Si eres de los que les cuesta pensar cuando madrugas, facilítate el trabajo dejando todo lo que necesites preparado y a mano por la noche. Cuanto menos te estreses por la mañana mejor.

  • No saltes de la cama cuando suene el despertador, tomate unos minutos para abrir los ojos relajadamente, pero ¡cuidado! nunca atrases el despertador.

  • Exponte a la luz del nuevo día y di hola al mundo, es la manera más natural de que nuestro cuerpo se dé cuenta de que ha llegado la hora de empezar.

  • Realiza estiramientos leves para despertar el cuerpo, nada excesivo, es un momento de relax y de ir activando mente y cuerpo progresivamente.

  • No te olvides de desayunar, ya que esta acción activa nuestro cuerpo y además no hay nada más motivador que pensar en ese desayuno que tanto nos gusta esperándonos al salir de la cama.

El último consejo es, pensar en positivo, quizá sea el más importante de todos, ya que imaginarnos todo lo bueno que nos depara el día y lo bien que nos va a salir todo hace que despertarnos con una sonrisa sea pan comido.

 

 

Nuevos tratameintos contra el colesterol

Problemas cardiacos, ateroesclerosis, hipertensión arterial, son algunos de los desencadenantes que puede producir una alta concentración de colesterol. Hasta la fecha no se sabía muy bien la incidencia de los factores de riesgo así como de los tratamientos para su paliación más rápida. Pero parece que las cosas van cambiando.

Investigadores de la Universidad de Heidelberg en Alemania y el Laboratorio Europeo de Biología Molecular han identificado 20 genes que participan en el proceso de regulación del colesterol. El descubrimiento, que se publica en la revista 'Cell Metabolism', podría conducir a nuevos tratamientos para las enfermedades asociadas al colesterol.

Según explica Heiko Runk, de la Universidad Clínica de Heidelberg y responsable del trabajo, "este descubrimiento podría abrir nuevas vías para el diseño de terapias dirigidas por ejemplo a buscar moléculas pequeñas con impacto sobre estos genes".

Los niveles elevados de colesterol en el flujo sanguíneo son un importante factor de riesgo para la aterosclerosis y la enfermedad cardiaca coronaria, una de las principales causas de mortalidad en los países desarrollados.

A pesar de ello, el colesterol es un importante componente celular ya que el 90% se encuentra dentro de las células, donde es inofensivo. Los niveles de colesterol en sangre son en parte regulados por la absorción del colesterol que realizan las células desde el flujo sanguíneo.

Los investigadores dejaron sin colesterol a células humanas aisladas y después examinaron el genoma para descubrir genes que reaccionaran a los cambios en los niveles de colesterol mediante la alteración de su expresión. Este método identificó cientos de genes que podrían participar en la regulación del colesterol.

Para comprobar qué genes estaban realmente participando en este proceso, los científicos utilizaron una técnica llamada ARN de interferencia que desactivó a cada uno de estos genes candidatos. Con un microscopio observaron luego el efecto de la desactivación de estos genes sobre la captación de colesterol y la cantidad total de colesterol dentro de las células.

Asociación con el metabolismo

De los 20 genes que los investigadores identificaron por su participación en la regulación del colesterol, 12 eran ya conocidos. El resto se conocían por su asociación con el metabolismo de los lípidos, como la descomposición de la grasa, incluyendo dos genes que cuando mutaban podían causar enfermedad cardiaca pero que sólo ahora se descubría que participaban en la movilización del colesterol a las células.

Los científicos intentan ahora descubrir exactamente cómo los nuevos genes regulan los niveles de colesterol dentro de las células así como examinar a pacientes para descubrir si estos genes, o las alteraciones en ellos, constituyen factores de riesgo e investigar si podrían convertirse en dianas farmacológicas.

El descubrimiento podría ayudar a combatir no sólo la enfermedad cardiaca sino también otros trastornos ya que uno de los genes identificados parece influir en la conducta de NPC1, una proteína implicada en la enfermedad neurodegenerativa de Niemann-Pick.