Charla sobre Nutrición en el Colegio de Farmacéuticos

La ingesta de energía a través de los alimentos y bebidas y el gasto energético son dos conceptos que deben analizarse de forma integrada en lugar de separada. Este es el eje central de la charla “Adecuación de la Ingesta y el Gasto de Energético, una visión desde la Nutrición Comunitaria”, celebrada en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, y organizada por Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN).

 

A este respecto, el profesor Javier Aranceta, ponente en esta jornada y presidente del comité científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), aconsejó mantener una alimentación “de calidad” que tenga en cuenta aspectos como la adecuación (incluir los nutrientes necesarios y en las cantidades adecuadas para cubrir las necesidades de cada individuo, evitando tanto el déficit como el exceso); la variedad (incluir alimentos de todos los grupos y a su vez variedad dentro de los mismos grupos); la moderación y el equilibrio general (proporción adecuada de la energía proveniente de cada uno de los macronutrientes, proteínas, grasas e hidratos de carbono).

"En lo que se refiere a la ingesta de alimentos, simplemente se trata de que en nuestra alimentación diaria sigamos las recomendaciones de aporte de frutas, verduras, cereales integrales o pescado, y a la vez moderemos el consumo de alimentos con elevado contenido en grasas, sal o azúcar añadido", ha señalado el profesor Aranceta.

Junto a ello, el profesor ha comentado que "es necesario insistir en la importancia de equilibrar la ingesta de energía y el gasto energético a través del control o reducción de la cantidad de alimentos que ingerimos y el aumento de la actividad física gratificante, así como que la sociedad en general interiorice estos conceptos para mejorar su adherencia”.

El profesor Aranceta ha recordado que la adecuación entre las calorías ingeridas y las gastadas contribuye a mantener o alcanzar una mejor composición corporal, e insiste en la importancia de no actuar de manera aislada sobre la alimentación a la hora de prevenir o luchar contra el sobrepeso y la obesidad, si no potenciar en paralelo el gasto energético a través de la actividad física regular.

“En los casos en los que la restricción energética sea necesaria, debemos asegurar en cualquier caso la ingesta adecuada de los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, evitando ingestas insuficientes de micronutrientes, y recordando siempre que la alimentación, además de ser salud también debe ser placer y convivialidad", explicó el profesor Aranceta.

Esfuerzo multidisciplinar

Según el profesor Aranceta, las pautas para prevenir el sobrepeso y la obesidad son más efectivas que las necesarias para reducir el peso. "Necesitamos prevenir el proceso que lleva al sobrepeso y a la obesidad, lo que implica hacer hincapié en los puntos que pueden desequilibrar nuestro organismo, como el sedentarismo, la gestión individual del equilibrio emocional y el bajo consumo de frutas, verduras y hortalizas", ha concluido el profesor Aranceta.

En este sentido, D. José Castillo Alarcón, Vocal de Alimentación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, ha comentado que “cada vez más, las farmacias son un aula abierta de salud en las que el profesional farmacéutico contribuye a informar de forma práctica y personalizada, sobre hábitos de vida saludables”.