Entrenar con pesas, una fuente de beneficios para la salud

Incluir entrenamientos con pesas en nuestro día a día tiene muchas más ventajas de las que podríamos imaginar. Lejos de lo que pueda pensarse de que las pesas están sólo reservadas a aquellas personas que únicamente buscan mejorar su estética corporal, los ejercicios que incorporan estos instrumentos también son perfectos para cuidar de nuestra salud.

Los entrenamientos que añaden ejercicios de fuerza, además de ser muy eficientes para quemar calorías, construyen músculo, fortalecen los huesos y aceleran el metabolismo entre muchas otras ventajas.

 

Ayuda a eliminar grasa de manera más eficaz

A menudo se asocia la pérdida de grasa únicamente con el entrenamiento de cardio. No obstante, los entrenamientos con pesas no sólo aumentan esta pérdida de grasa, sino que favorecen a que incluso después del entrenamiento nuestro cuerpo siga quemando calorías. Esto se debe a que cuando ejercitamos nuestra fuerza estamos haciendo que el metabolismo se acelere, y por tanto, se sigan quemando un mayor número de calorías durante las horas que siguen al entrenamiento.

Por otra parte, al incrementar la masa muscular de nuestro cuerpo provocamos que nuestro metabolismo basal aumente. Es decir, que mientras descansamos también estaremos quemando más calorías, ya que necesitaremos más energía para mantener el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Reduce el estrés

Las pesas no sólo hacen que nos sintamos mejor con nuestro cuerpo, también mejoran nuestro 'yo interior'. Los entrenamientos con pesas nos ayudan a reducir los niveles de estrés, por lo que son perfectos para liberar tensiones después de un duro día de trabajo o emociones fuertes.

Diversos estudios sugieren que este tipo de entrenamientos provocan unos niveles mayores de norepinefrina, uno de los neurotransmisores que moderan la respuesta del cerebro al estrés. Por otra parte, reducen los niveles de cortisol, las hormonas encargadas de regular la energía en situaciones estresantes, pero que en exceso causa efectos negativos en la salud.

Además, el entrenamiento con pesas estimula la liberación de serotonina, que a su vez aumenta los niveles de melatonina en el cuerpo, la hormona que interviene en la sincronización del ciclo natural del sueño y la vigila. Por tanto, las los individuos que incorporan ejercicios con pesas a sus entrenamientos mejoran la calidad de sueño.

Mayor resistencia y capacidad cardiovascular

Si queremos aumentar los beneficios de nuestro entrenamiento diario, el ejercicio combinado de fuerza y cardio parece ser la opción más acertada. Los entrenamientos mixtos permiten fortalecer los músculos y a la vez proporcionar beneficios cardiovasculares.

La mayor masa muscular que nos brindan las pesas no sólo es beneficiosa para aumentar nuestra fuerza, resistencia o velocidad. Al entrenar nuestros músculos, también los huesos se benefician. Según diversas investigaciones, el entrenamiento con pesas incrementa la densidad ósea y los niveles de osteocalcina, un indicador del crecimiento óseo, en un 19%.

Por otra parte, se reduce el riesgo de sufrir lesiones. Unas articulaciones, tendones y ligamentos fuertes son esenciales para prevenir el dolor de la osteoporosis y mejorar el rendimiento deportivo. Por todo esto, los entrenamientos de fuerza ayudan a los deportistas a rendir más en otros deportes al combinarlos con otros entrenamientos.

Para sumar un beneficio más del entrenamiento con pesas, no podíamos olvidar las ventajas que éste tiene para la salud del corazón.

Las rutinas de resistencia con pesas reducen la presión arterial, en algunos casos de manera tan efectiva como los medicamentos. Por ello, la Asociación Americana del Corazón recomienda a los adultos realizar entrenamientos de pesas al menos dos veces a la semana.




Más Músculo

MASmusculo

Calle Arabial 103.
Granada
Tel.: 958 27 98 88
www.masmusculo.com

Publicidad