¿Para qué sirve la cola de caballo? Beneficios y propiedades

La cola de caballo es una planta cuyo uso medicinal lleva utilizándose desde la época romana y griega por sus múltiples beneficios para la salud. Hace miles de años se utilizaba como tratamiento para curar heridas, debido a sus propiedades cicatrizantes, por lo que se consideraba un buen remedio también para evitar la anemia. Además, trataba casos de úlceras, piedras del riñón e inflamación.

Actualmente, el uso de la cola de caballo destaca especialmente por su capacidad de ayudar a eliminar el exceso de líquidos, tratándose por tanto de un complemento ideal en dietas de adelgazamiento en las que la persona se siente hinchada. Dada su alta presencia de silicio, también contribuye al cuidado del tejido óseo, aumentando el almacenamiento de calcio para su posterior uso en la reparación de huesos, uñas y cabello, potenciando el crecimiento de éstos y mejorando su textura. También evita canas, calvicie y caspa.

Propiedades de la cola de caballo para la salud

Gracias a su contenido en potasio, flavonoides y sapónidos, esta planta medicinal es posiblemente la más conocida para ayudarnos a eliminar la retención de líquidos de nuestro organismo; llegando incluso con su consumo a aumentar en un 30% nuestra cantidad de orina. Además de eliminar el exceso de líquidos, se recomienda también en caso de gota, cálculos renales, reumatitis e infecciones urinarias.

Al eliminar líquido de nuestro organismo, la cola de caballo también ayuda a adelgazar. No obstante, debe tenerse en cuenta que consumiendo esta planta lo que eliminamos es el exceso de líquidos, pero no de grasa.

Además de tener la capacidad de eliminar líquidos, esta planta también elimina toxinas, por lo que combinadas con otras platas medicinales como el diente de león o la ortiga, nos ayudará a depurar nuestro organismo y eliminar elementos tóxicos.

La cola de caballo es también ideal para prevenir el debilitamiento de los huesos, por su alto contenido en minerales variados. Es recomendable, por tanto, en casos de osteoporosis, caries o para mejorar lesiones óseas. Además, ayuda en épocas de cansancio, estrés, fatiga o anemia.

Tal y como comentábamos, la cola de caballo funciona como un potente regenerador celular, contribuyendo a la cicatrización de heridas y marcas en la piel como las estrías. Dadas sus propiedades astringentes controla y cura hemorragias, por lo que se recomienda su uso en hemorragias nasales, úlceras cutáneas o menstruaciones de flujo muy abundante.

Por otro parte, la cola de caballo también es conocida como una de las mejores plantas para la circulación. Tiene un gran poder para evitar el endurecimiento de las paredes arteriales, debido a la acumulación de lípidos.

Y para todos aquellos que realizan entrenamientos fuertes o hacen ejercicio a menudo, también tenemos buenas noticias, ya que la cola de caballo es una planta realmente útil para mejorar la flexibilidad de los tendones.

¿Cómo tomar la cola de caballo?

Una de las maneras más habituales de consumir la cola de caballo es en enfusión. Para ello, herviremos agua y añadiremos la planta en bolsitas o sobres, dejándola actuar y reposar unos cinco minutos. En el caso de querer tratar una dolencia en concreto, o utilizarse como complemento diurético, se recomienda beber tres vasos diarios durante un mes y medio, y dejar de tomarlas posteriormente durante algunas semanas. Este proceso puede ir repitiéndose a lo largo del año.

Otros formatos en los que podemos encontrar cola de caballo son las cápsulas, las tabletas e incluso en forma de spray. Las ventajas de estos productos, que podemos encontrar en tiendas especializas como Masmúsculo, ya sea en su tienda online o en sus tiendas físicas, es que potencian sus propiedades frente al formato en sobres, a la vez que disimulan su sabor.