Geles energéticos en carreras de media distancia, ¿son realmente útiles?

Los geles energéticos son un suplemento energético utilizado por los deportistas en pruebas de fondo con el objetivo de conseguir un aporte de energía extra y aumentar así su rendimiento. Como formato, los encontramos en tiendas especializadas en pequeños sobres con una apertura fácil de abrir diseñada para poder tomarlos de una forma más sencilla mientras se practican algunos deportes como correr o montar en bici.

A nivel técnico, estos geles con textura acuosa están originalmente formados por agua y carbohidratos, aunque a día de hoy encontramos una amplia variedad de geles enriquecidos con distintos minerales, aminoácidos, cafeína o vitaminas que incrementan así sus beneficios para los deportistas. No obstante, su base siguen siendo los hidratos de carbono, ya que son nuestra principal fuente de energía inmediata, aunque dado que no aportan energía de forma prolongada, necesitan ser recargados conforme se va realizando el ejercicio físico.
Cuando se practican deportes de larga duración, cuyos ejercicios duren más de una hora, conviene aportar hidratos de carbono al organismo para mantener el rendimiento deportivo, y aportar energía y sales minerales, especialmente sodio. Dependiendo de la intensidad del ejercicio, se recomienda consumir entre 30 y 90 gramos de hidratos de carbono al organismo, por lo tanto, se aconseja tomar un sobre de gel energético cada 30 o 45 minutos acompañados de unos 250 ml de agua, aunque esto también dependerá de la intensidad con la que practiquemos los ejercicios.

Pero, ¿qué ocurre con las carreras de media distancia?, ¿siguen siendo útiles en estos casos los geles energéticos?

Lo recomendable es acudir a este tipo de geles durante las pruebas o entrenamientos que se prolongan a una hora de duración. Sin embargo, la cantidad dependerá de la intensidad del ejercicio. Si el nivel de la carrera, o cualquier otro ejercicio, es elevado, se podrá consumir cada 30 minutos; si el nivel de intensidad es medio, cada 45 minutos y si por el contrario es bajo, más o menos uno por cada hora de actividad.

No obstante, en las carreras de media distancia, de 5 a 15 kilómetros, muchos deportistas afirman hacerle efecto y notar ese aporte de energía que a veces necesitan tras consumir geles energéticos, por lo que su uso tampoco se descarta en este tipo de pruebas.

También es posible tomar uno antes de la salida, pero siempre con el cuidado de que no sea mucho antes de salir, ya que en tal caso podría producirse una hipoglucemia cuyo efecto sería el contrario al deseado, es decir, que en vez de darnos energía nos la reduzca.
Como recomendación, no debe probarse nunca ningún producto de este tipo el día de la carrera, ya que la suplementación también es algo que debe entrenarse poco a poco. Por ello es importante conocer nuestros ritmos y planificar qué y cuándo nos lo vamos a tomar. Un mal uso de la suplementación puede echar a perder nuestro entrenamiento o carrera que tanto nos ha costado preparar, de ahí que sea tan importante dejarse asesorar por expertos como los que podemos encontrar en las tiendas especializadas Masmusculo, o en su página online, donde resuelven cualquier tipo de duda relacionada con los suplementos alimenticios.

Encuentra aquí una gran variedad de geles energéticos