Fajas técnicas o cinturones para gimnasio, ¿son realmente efectivos? 

Si acostumbras ir al gimnasio, o estás empezando en el mundo del entrenamiento con cargas, probablemente te preguntes para qué sirven los cinturones para gimnasio y si realmente cumplen con su función.

Este tipo de cinturones se utilizan en el levantamiento de pesas para aumentar la estabilidad de la zona media-baja de la columna, ya que aumentan la presión intraabdominal, lo que ofrece más apoyo en espalda baja. Es cuando se empiezan a introducir cargas más pesadas cuando se hace más necesario el uso de estos cinturones, dado que la estabilidad que nos proporcionan nuestros abdominales y lumbares podría no ser suficiente para pesos de mayor intensidad.

Por lo tanto, lo que aportan es la reducción del peligro de sufrir lesiones en la columna vertebral, ya que mejora el soporte de cargas compresivas en la misma, por este motivo el cinturón lumbar se ha convertido en un gran aliado de todos aquellos que entrenan con cargas y desean velar por la seguridad de su columna y su cuerpo en general.

No obstante, el uso del cinturón para gimnasio debe limitarse a ciertos ejercicios y ciertas acciones puntuales, ya que sino todo el trabajo de estabilización de la columna recaería en el cinturón y limitaríamos la función de los músculos.

Cómo sacarle el máximo partido al cinturón de fuerza

La clave para aprovechar todas las ventajas de estos cinturones sin entorpecer el desarrollo de los músculos ni hacer que se convierta en un elemento contraproducente está en no abusar de ellos. Si en vez de usarlo en los momentos oportunos, hacemos un sobre-uso del cinturón, podríamos provocar el debilitamiento de los músculos abdominales y lumbares, aumentando al mismo tiempo el riesgo de lesión cuando no lo utilicemos.

Algunos de los ejercicios que pueden requerir utilizar cinturón lumbar son el press de banca, el remo inclinado o al cuello, el peso muerto rumano, sentadillas traseras o frontales y el press de hombro, entre otros.

La gran mayoría de cinturones para gimnasio están diseñados con un formato que se adapta a ambos sexos por igual. Estas fajas técnicas, que pueden encontrarse en tiendas especializadas como MasMúsculo suelen estar fabricados en neopreno o en piel y están diseñadas para respetar el contorno de las caderas y las costillas y lograr una comodidad mayor al ejercitarse. Además, algunos modelos incluso cuentan con un ensanche en la parte frontal para permitir un apoyo extra de la zona abdominal. Las hebillas son de acero inoxidable para lograr así una mayor durabilidad y son ajustables para lograr adaptarlos a cada cuerpo. Si la talla del cinturón es la correcta, el sistema de hebilla permite poner el cinturón tan apretado como sea posible. Vienen de las tallas XS al XXL y la mayoría son lavables, siempre que lo hagamos a mano y dejemos secar al aire. Puedes encontrarlos aquí

El ejercicio de musculación es el más indicado para liberar la hormona de crecimiento y la testosterona, permitiendo a quienes practican estos ejercicios lograr más fuerza, resistencia y un modelado perfecto. Cuanto más practicas, mejor se prepara el cuerpo para el entrenamiento, de ahí que entrenar y levantar peso con el mínimo riesgo te permita fortalecerte cada día más y mejor.

El cinturón adecuado, utilizado también en los ejercicios adecuados, te ayudará a mantener la alineación de la espalda, lo que puede ser muy beneficioso si se ha tenido una lesión reciente y puede ayudar a prevenir lesiones causadas por la elevación de peso. Por otra parte, los cinturones pueden darte más confianza para levantar más peso, incluso puede darte más confianza para entrenar más duro durante más tiempo. Estos complementos para el gimnasio no sólo te pueden ayudar al levantamiento de peso en estos ambientes, sino que también pueden ayudarte en otros momentos en el que necesites levantar grandes pesos, como por ejemplo al mover muebles en el hogar.