Diferencia entre suplementos para veganos y suplementos normales

Estamos acostumbrados a ver suplementos compuestos de proteínas de origen animal. No obstante, no podemos olvidarnos de los cada vez más populares y necesarios suplementos para veganos.

Tendemos a creer que unicamente los productos derivados de animales son capaces de hacernos mejorar nuestra forma física y ganar músculo, sin embargo, y dado el gran número de personas veganas que existen actualmente, hay muchos productos en el mercado destinados a este público que no consume proteína animal pero que a su vez necesitan complementar los nutrientes que adquieren con su alimentación.

Ingerir proteínas es esencial para el ser humano, ya que estas se encargan de formar y reparar tejidos, así como adicionalmente facilitan muchas funciones del organismo como el transporte del oxígeno, el aporte alternativo de energía o el sostén del sistema inmunológico, entre muchos otros.

Por el contrario, la falta de estas proteínas puede ocasionar anemia, pérdida de masa muscular, problemas cardiovasculares o problemas en el crecimiento. Y aunque si una dieta vegana es equilibrada no tiene porque acarrear las consecuencias del déficit de proteínas y nutrientes, lo cierto es que las proteínas vegetales son de bajo nivel biológico, es decir, no contienen todos los aminoácidos esenciales como las de origen animal.

Encontramos dos tipos de aminoácidos; Los aminoácidos esenciales que son aquellos que el organismo no puede generar a raíz de otras sustancias, y los aminoácidos no esenciales, que sí pueden ser sintetizados por el organismo.

Las personas compartimos más del 90% de nuestro código genético con prácticamente todas las especies animales que se pueden encontrar en la naturaleza, por ello los productos derivados de estas contienen todos los aminoácidos que necesitamos en las proporciones ideales. Así mismo, las proteínas contenidas, por ejemplo, en la carne, en la leche o en los huevos, se denominan como ‘completas’. Sin embargo, en las proteínas de origen vegetal no sucede esto. Y es que, en líneas generales, todos ellos carecen de algún aminoácido esencial, por lo que se denominan ‘incompletas’. No obstante, no es imposible que los veganos obtengan las proteínas que su organismo necesita para funcionar correctamente.

Algunos estudios han demostrado que alimentos vegetales como la quinoa, el amaranto, las semillas de cáñamo, la soja, la espirulina y el trigo sarraceno contienen proteínas completas, es decir, con todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no puede sintetizar por sí mismo. Aunque también es cierto que estos alimentos son la excepción que confirma la regla, ya que lo normal es que los veganos tengan que combinar alimentos vegetales o recurrir a complementos alimenticios para obtener las proteínas completas. De hecho, es aconsejable que los veganos que hagan deporte con regularidad y quieran conseguir unos resultados físicos más positivos, consuman suplementos nutricionales elaborados con proteínas.

Como puedes descubrir en la página web de la tienda especializada, MasMusculo, o en sus tiendas físicas en Granada, actualmente existe una amplia variedad de suplementos y proteínas para veganos libres de proteínas de origen animal.

Cantidad necesaria de proteínas

Según la OMS, el número de proteínas que necesitan las personas que excluyen todo alimento de origen animal, es la misma que la de aquellos que sí los toman, lo que viene siendo unos 0'8 gramos por kilogramo de peso magro (es decir, eliminando el porcentaje de grasa corporal). En el caso de los más deportistas, la cantidad crece hasta situarse en los 1'3-1'8 gr por kg en quienes practiquen actividades de resistencia, y entre 1'8 y 2'5 gr por kg en culturistas y quienes se esfuerzan más en deportes de fuerza o hipertrofia muscular. Ya que los alimentos vegetales tienen menos cantidades de proteínas, y de peor calidad que los animales, se requiere tomar más alimentos o aumentar la ingesta de suplementos especiales para veganos.