Cómo aumentar los niveles de testosterona y mejorar nuestra salud

Cuando se fija la meta de ganar volumen muscular existen muchos aspectos a tener en cuenta para alcanzarla, tales como seguir una dieta adecuada al contenido calórico requerido, realizar un entrenamiento exigente para conseguir nuestro objetivo y descansar al menos 8 o 9 horas cada noche. A estos hábitos puede sumarse el consumo de suplementos como la proteína y la creatina ya que nos ayudarán a obtener resultados más notables en menor tiempo. Además de todo esto, existe algo más que podría ayudarnos a ganar masa muscular: la testosterona.

 

Cuando hablamos de testosterona hacemos referencia a una hormona que en el caso de los mamíferos es producida principalmente en los testículos del macho y en los ovarios de las hembras (en una escala mucho menor), aunque también se produce por las glándulas suprarrenales en cantidades inferiores. Se trata de la principal hormona sexual masculina y un esteroide anabólico. Este andrógeno tiene su mayor pico de producción durante la adolescencia y la edad adulta, después la producción tiende a descender, alcanzando en algunos casos niveles muy bajos.

La testosterona es una de las hormonas más necesaria para crear masa muscular y dar dureza a los huesos, también es responsable de los rasgos sexuales en los hombres. Por ello, cuando existe un déficit de ésta, ya sea por que se padecen problemas de testosterona o porque con el tiempo el cuerpo no genera la misma que antaño, al individuo le resultará mucho más complicada la misión de ganar masa muscular, al igual que tendrá unos niveles de energía inferiores y afectará al estado de ánimo e incluso también a la libido.

Consejos para incrementar los niveles de testosterona

El estrés produce estrógenos, la hormona antagonista a la testosterona, por lo que cuanto más alejemos de nosotros este estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento superior al normal, mejor será nuestro nivel de testosterona.

Debido a que esta hormona se produce en los testículos, si éstos no están a la temperatura adecuada, unos 36 grados, no se producirá la cantidad adecuada de testosterona. Para evitar esto es aconsejable no llevar ropa interior apretada, ya que incrementa la temperatura de la zona.

Realizar ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas o el ejercicio de alta intensidad también será una gran ayuda para incrementar los niveles de testosterona. De igual modo lo hará dormir bien, debido a que la mayor parte de esta hormona se produce mientras dormimos.

Como siempre, lo que comemos también tiene mucho que decir respecto a nuestra salud,y en este caso al incremento de testosterona. La grasa presente en la dieta hará que el cuerpo del hombre produzca la testosterona necesaria para funcionar de manera óptima. Este tipo de grasa es la que encontramos en algunos alimentos como el aceite de oliva, el aceite de aguacate, de coco, de palma o de pescado. Algunas hierbas medicinales como el sorgo y la zarparrilla también serán beneficiosas para aumentar los niveles de este andrógeno. Por otra parte, los suplementos alimenticios como los que contienen vitaminas A, B, E, C y zinc serán, sin duda, una ayuda monumental para recibir las dosis suficientes de las vitaminas necesarias para aumentar la producción de testosterona. Todos estos suplementos pueden encontrarse en tiendas especializadas como MASMusculo.

El zinc tiene el poder de regular los niveles de hormonas, reduce la actividad de los receptores estrógenos y la inhibición de la enzima aromatasa, icnrementa la producción del tiroides y aumenta los niveles de la hormona Dihidrotestosterona (DTH), un andrógeno que equilibra los niveles de estrógenos y que se produce a partir de la testosterona por acción de la enzima '5 Alfa Reductasa'.