Objetivo: retomar los hábitos saludables en enero

Enero es el mes de los cambios por excelencia. Después de los excesos propios de la Navidad y de tener un poco descuidada nuestra rutina de ejercicio y dieta sana, toca para muchos retomar los hábitos saludables o empezar a ponerlos en práctica como propósito del nuevo año.

Según los expertos, nuestro cuerpo tarda 21 días en crear un nuevo hábito, por lo que para llevar a cabo este cambio o retomar la rutina se necesita ilusión y fuerza de voluntad. Para esto puede resultar de ayuda marcarse una meta y visualizar unos objetivos claros y realistas a largo plazo por los que luchar cada día, ya que así mantendremos a nuestro cerebro motivado y contribuiremos a no rendirnos a mitad de camino. 

El primer paso es no sentirse culpable por haberse tomado un descanso en la rutina de ejercicio, el cuerpo también necesita unas pequeñas vacaciones para desconectarse del trabajo. Hay que tener en cuenta que cada día se nos presentan nuevas oportunidades para empezar de nuevo y retomar el ejercicio que tiempo atrás decidimos comenzar a practicar.

Otro aspecto esencial es la alimentación. En este punto cabe destacar la importancia de eliminar de la dieta los alimentos procesados y refinados, el azúcar y el alcohol en exceso. Y pasar a consumir alimentos saludables y de energía moderada como la verdura, los cereales integrales, semillas, frutas de la estación y frutos secos, sin olvidar beber una media de dos litros de agua al día, debido a que todo esto aportará a nuestro organismo las raíces necesarias para el cambio. Cada vez se comercializan más productos que nos permiten seguir los estándares propios de una vida sana, por ejemplo, en MasMusculo podemos encontrar una gran variedad de alimentos y suplementos que nos aportarán todos los nutrientes necesarios para retomar los hábitos saludables, así como todo el material requerido para empezar o continuar la práctica de ejercicio físico. 

Y es que, echar un vistazo a nuestro armario y equiparlo de zapatillas y ropa adecuada para volver a practicar nuestro deporte o actividad favorita también repercute en las ganas que tengamos de realizar los 20 minutos diarios de ejercicio físico recomendados. Es importante, a la hora de retomar la rutina de ejercicio, comenzar de forma progresiva, aumentando poco a poco la intensidad de la misma, sin exigirle a nuestro cuerpo más de lo que no está preparado para dar. Él será quien poco a poco vaya pidiéndote aumentar la intensidad.

Y, finalmente, implicar de forma directa a familiares y amigos en el proceso de adaptación saludable también favorecerá a la consecución de los objetivos marcados. Si la familia comparte tus mismos hábitos saludables y tus amigos están al tanto de tus objetivos, resultará mucho más fácil asentar la nueva rutina y continuarla en el tiempo.