¿Cuál es la mejor hora para tener relaciones sexuales?

¿Desde que amanece apetece? El deseo sexual varia según la hora del día en la que nos encontremos, según diferentes estudios que se han llevado a cabo en los últimos años, aunque no se ha llegado a ninguna conclusión sobre cuál es el mejor momento del día para tener relaciones sexuales, y es que cada reloj biológico experimenta sus variaciones.

Tener sexo por la mañana, despertarse con amor

¿Os habéis levantado cariñosos? Parece ser que es la hora preferida para mantener relaciones sexuales para una gran parte de la población, según la encuesta de una conocida marca de suplementos nutricionales, que se llevó a cabo en 2017. Esto puede tener una explicación científica, porque después de una larga noche de sueño nos encontramos llenos de energía, además ¿qué mejor manera de despertar?

Tras mantener relaciones sexuales, hay barra libre de endorfinas en nuestro cerebro y seguro que afrontamos el día con optimismo y buen humor.

Mantener relaciones a la hora de la siesta

Los más afortunados, pueden disfrutar quizás de un rato de intimidad después de comer ¿es sexo más siesta una combinación perfecta? La siesta de por si, ya es beneficiosa, no nos cansamos de repetirlo: 20 minutos de siesta mejoran la capacidad de concentración y el rendimiento, nos ayudan a reponer fuerzas, disminuye el estrés y mejora el estado de ánimo, entre otras. También es beneficiosa para el corazón, ya que disminuye la presión arterial. 

Esto unido a una buena sesión de sexo (antes o después de la siesta) refuerza nuestros vínculos con la persona amada y nos hace sentirnos eufóricos ¡vamos a por la segunda mitad del día!

Sexo a la hora de ir a la cama a dormir

Quizás hacer el amor de noche, es el horario preferido por muchas parejas porque es cuando tienen tiempo para un momento de relax e intimidad, aunque en ocasiones estamos tan cansados que cuesta arrancar.

Como punto positivo, mantener relaciones sexuales por la noche, ayuda a conciliar el sueño, no obstante, este efecto “somnífero” parece ser más eficaz en hombres. Según el profesor Juan Carlos Sierra, titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada, ellos tras el orgasmo experimentan una “fase refractaria”, normalmente se quedan dormidos.

Sin embargo, las mujeres biológicamente no tienen este período de reposo, aunque dado el cansancio que provoca la relación sexual, no es de extrañar que entraran en un profundo y placentero sueño.

Esta sensación de sueño, es a conscuencia de la descarga de dos hormonas facilitadoras del sueño: la oxitocina y la serotonina. Además, la liberación de prolactina durante el orgasmo, nos hace sentirnos saciados lo que también facilita el sueño.

Sea cual sea el horario elegido, os invitamos a que disfrutéis de las ventajas de un colchón de calidad que se adapte a vosotros, silencioso, confortable... y que finalmente os aporte el descanso que os merecéis.


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad