El fenómeno 'text neck': ¿cómo prevenir el 'cuello de texto'?

Los teléfonos móviles, las tablets y los ordenadores se han apoderado de nuestras vidas, nos llevamos todo el día pegados a una pantalla. Evidentemente, existen numerosos beneficios derivados de la tecnología, y entre otros, los smartphones y las tablets son grandes aliados cuando tenemos un rato de ocio. Relajarnos al terminar el día y ver el último capítulo de nuestra serie preferida, o curiosear qué se cuece en Twitter, son pequeños placeres cotidianos de los que seguro te reconoces adicto.

En definitiva, los ordenadores y dispositivos móviles han cambiado nuestras vidas, sin embargo, si echásemos la vista atrás, cualquier avance tiene efectos secundarios. Si estás leyendo esto en este momento, probablemente miras la pantalla de tu smartphone con el cuello doblado o la manera en la que te sientas delante la pantalla de tu PC, no es la adecuada.

Cuando estas se convierten en tu postura natural durante mucho tiempo, puede ocasionar varios problemas físicos. Uno de estos problemas se conoce como “cuello de texto” o “text neck”.

¿Qué es el fenómeno “text neck”?

Si trabajamos muchas horas delante de la pantalla de nuestro ordenador o pasamos la mayor parte del día mirando la pantalla del teléfono móvil, seguramente, empezaremos a notar cierta rigidez en el cuello que se denomina médicamente "cuello de texto" o “text neck”.

Muchos de los problemas cervicales de hoy día, están relacionados con el “text neck” aunque la mayoría no somos conscientes de ello. Esto puede ocurrir mientras estamos viendo vídeos en nuestro teléfono o escribiendo con el whatsapp en la cama: la postura de cabeza inclinada, da lugar a una rigidez en el cuello.

¿Por qué ocurre el “cuello de texto”?

Una cabeza humana pesa de media unos 4-4.5 kg aproximadamente, en comparación, el cuello es mucho más ligero y delgado. Mientras la cabeza permanezca en la postura correcta, su peso permanece equilibrado, sin embargo, la presión se vuelve desigual cuando la cabeza está inclinada, lo que genera varios problemas, como el cuello de texto.

Para saber cómo es el efecto de la presión de la cabeza sobre el cuello, deberíamos coger una bola de 4 kg y fijarla de alguna manera en un palo, siempre que esta pelota esté recta, al palo le resulta fácil equilibrar el peso. En el momento que la pelota se inclina, el palo empezará a doblarse y, dependiendo del material, se romperá por la presión ejercida del peso de la pelota.

Prevenir el cuello de texto

Evidentemente, nuestro cuello no se va a romper por la inercia de la cabeza inclinada, pero vamos a notar rigidez muscular y dolor. Si nos damos cuenta de que tenemos un problema crónico de rigidez en el cuello, debemos tomar medidas para solucionarlo, y, dado que va a ser imposible prescindir de la tecnología, los mismos dispositivos móviles pueden usarse para prevenirlo.

Estirar el cuello es uno de los mejores ejercicios para combatir este problema bien mientras trabajamos, o bien mientras usamos nuestro teléfono móvil. Un apunte: para hacer que estos estiramientos se hagan de manera regular, podríamos añadir un recordatorio en nuestro móvil, una alarma a intervalos de tiempo, para avisarnos de que ha llegado la hora de estirar.

En casos no tan severos, estos consejos de estiramiento pueden mantener el cuello del texto bajo control. Sin embargo, si los síntomas persisten, se debe realizar una evaluación médica para descartar otras causas subyacentes.


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad