¿Roncas mientras duermes? Además de molesto, roncar perjudica el sueño ¡Hay que remediarlo!

Los ronquidos, como todos los demás sonidos, son causados por vibraciones que hacen que se formen ondas de sonido. Por ejemplo, cuando hablamos, nuestras cuerdas vocales vibran para formar nuestra voz o cuando nuestro estómago “gruñe”, éste y nuestros intestinos vibran cuando el aire y la comida se mueven a través de ellos.

¿Qué significa roncar?

Mientras estamos dormidos, el flujo de aire puede hacer que los tejidos del paladar y la garganta vibren, dando lugar a ronquidos. Esencialmente, roncar es un sonido que resulta del flujo de aire turbulento que hace que los tejidos vibren mientras estamos durmiendo.

 

¿Es común roncar?

Para empezar, cualquier persona puede roncar. Con frecuencia, las personas que no roncan normalmente, empiezan a roncar después de una enfermedad viral, o tras beber alcohol o tomar algunos medicamentos.

Las personas que roncan pueden tener cualquier morfología. Con frecuencia pensamos en un hombre grueso como roncador. Sin embargo, cualquier tipo de persona puede roncar igual de fuerte. Y además, a medida que la gente envejece y aumenta de peso, el ronquido empeorará.

¿Qué causa los ronquidos?

Mientras respiramos, el aire entra y sale en un flujo constante entre nuestra nariz o boca y nuestros pulmones. Cuando hacemos ejercicio, el aire se mueve más rápido y produce algunos sonidos mientras respiramos, esto sucede porque el aire entra y sale de la nariz y la boca más rápidamente y esto da como resultado una mayor turbulencia en el flujo de aire y una cierta vibración de los tejidos en la nariz y la boca.

Cuando estamos dormidos, el área posterior de la garganta a veces se estrecha, los músculos se relajan, e incluso se cierran temporalmente. La misma cantidad de aire que pasa a través de esta abertura más pequeña con mayor rapidez puede hacer que los tejidos que rodean la abertura vibren, lo que a su vez puede causar los sonidos de los ronquidos.

Hay diferentes razones para este estrechamiento: puede ser en la nariz, la boca o la garganta. Los ronquidos palatinos a menudo empeoran cuando un individuo respira por la boca o tiene obstrucción nasal.

Posturas para dormir y los ronquidos

Cuando estamos dormidos, estamos en posición horizontal, entonces la gravedad actúa sobre todos los tejidos del cuerpo. Por lo tanto, cuando nos acostamos boca arriba, la gravedad tira del paladar, las amígdalas y la lengua hacia atrás. Esto a menudo estrecha la vía aérea lo suficiente como para causar turbulencia en el flujo de aire, la vibración del tejido y los ronquidos.

Con frecuencia, si se le recuerda suavemente al roncador (por ejemplo, con un suave empujón del codo hacia las costillas o un cosquilleo) que ruede sobre su costado, los ronquidos disminuyen.

Roncar como síntoma de apnea obstructiva del sueño

Identificar el origen del ronquido, es importante para descubrir si es una señal de advertencia sobre la existencia de la apnea obstructiva del sueño. En España, el 22% de los hombres y el 17% de las mujeres sufren apnea del sueño

Podemos parar de roncar y olvidarnos de los ronquidos para siempre, de varias formas. Hablar con un médico si percibimos el riesgo de padecer apnea del sueño es una de ellas o animar a nuestro “compañero de cama” a que lo comparta con un especialista, es lo más adecuado.

Roncar

Además de ser una molestia para nuestro compañero de cama o compañero de habitación, los ronquidos fuertes y frecuentes son un síntoma común de la apnea del sueño. Si bien no todos los que roncan tienen esta enfermedad del sueño, roncar es una señal de advertencia que debe tomarse en serio.

Asfixia o jadeo durante el sueño

Cuando el ronquido se combina con asfixia, jadeo o pausas de respiración silenciosa durante el sueño, es un otro indicador de la apnea del sueño.

Fatiga o somnolencia diurna

La apnea del sueño puede hacernos despertar por la mañana sintiéndonos cansados, incluso después de una noche de “sueño sin interrupciones”.

Obesidad

Se considera que un adulto con un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más, es obeso. El riesgo de apnea del sueño aumenta con la cantidad de exceso de peso y grasa corporal.

Tensión alta

Entre el 30 y el 40 por ciento de los adultos con presión arterial alta, también tienen apnea del sueño.

 


LoMonaco

LoMonaco

Calle Asima s/n Polígono Industrial Asegra
18210 Peligros - Granada Tlf.: 902 46 11 46
www.grupolomonaco.com

Publicidad